En comunidad

Vidas Uruguayas en Israel: el basquebolista Marcos Geller

Marcos Geller llegó a Israel hace solamente cerca de dos meses, pero ya está entrenando en un equipo profesional de basquebol, tal cual quería. Vive con el empuje hacia adelante y los buenos recuerdos de Uruguay.

 

P: Marcos, un gusto estar en contacto contigo. Pensaba incluir esta entrevista en la serie “Vidas Uruguayas en Israel”, pero me vino la duda si sólo tu papá es argentino que se instaló en Uruguay o si vos mismo naciste en Argentina. Te agradecería que me cuentes por favor un poco de tu biografía, dónde naciste, dónde has vivido.

R: Bueno, es mucho más sencillo. Yo nací en Paraná, Entre Ríos, Argentina. Ahí viví hasta mis 12 años. En el año 2012 tanto mi padre como mi madre (ambos argentinos, mi papa nació en Paraná y mi madre es rosarina) decidieron ir a probar vivir un año en Montevideo, y ese año se extendió a 10. El plan original era volver a Paraná despues de ese año en montevideo pero nos sentimos tan comodos que decidimos quedarnos. Pensándolo hoy en día, estoy muy contento de poder decir que Uruguay es mi país y mi casa, me formó mucho como persona, me dio un grupo de amigos increíble y me permitió dar mis primeros pasos en el profesionalismo en el basquet. Estoy feliz de poder decir que soy tanto argentino como uruguayo.

De jovencito, entrenó y juegó en Paraná

 

P: Linda descripción ¿Dónde estudiaste en Uruguay? ¿Ibas a alguna tnuá?

R: En uruguay hice todo el secundario en la Escuela Integral Hebreo Uruguaya. Y sí, iba a la Tnua (movimiento juvenil) Jazit cuando me lo permitía el básquet ya que muchos de los partidos los jugaba los sábados!

P: Entiendo que jugaste en Peñarol y Cordón. ¿Cómo fueron esos años? Sería bueno conocer esa experiencia que tuviste.

Jugando en Cordón

 

R: Yo inicié en el básquet desde muy chico, en el club Olimpia de Paraná. Cuando me mudé a Uruguay hice mi etapa de formativas en el club Bigua de Villa Biarritz, fue ahí donde hice mi debut profesional en el equipo de liga nacional con 17 años. Al año tuve una lesión que me dejó casi afuera de las canchas durante casi un año, me rompí los ligamentos cruzados y meniscos de una rodilla. Un tiempo después de volver a jugar, recibí de la mano de Edgardo Kogan, la oportunidad de ser parte de Peñarol tanto en el plantel de sub 23 como en el equipo de liga nacional. Nunca logré debutar en Peñarol por un problema Administrativo que no me permitía jugar, pero fue una gran experiencia donde aprendí muchísimo con gente que disfrutaba el básquet y pude hacer amigos con los cuales disfruté muchísimo dentro y fuera de la cancha. Al finalizar esa temporada con Peñarol, gracias a Diego Rivas quien era mi entrenador en Peñarol sub23 y asistente de Kogan en la liga, me llegó la oportunidad de ser parte de Cordón en el Metro pasado. Fue una experiencia que me dejó muy conforme con mi rendimiento a nivel de básquet y me gustó mucho ser parte de un grupo con gente que ya había tenido el placer de compartir en una cancha en mi primera etapa profesional en Bigua como son Mauricio Aguiar, Diego Álvarez o Emiliano Baston.

P: ¿Por qué decidiste venir a Israel? Entiendo que llegaste hace muy poco.

R: La decisión de venir a Israel la tomé cuando aún estaba jugando el Metro con Cordón. Lo que me hizo lanzarme a esta experiencia fue el haber sido cortado por Peñarol antes de la siguiente temporada. Yo tenía  firmado un contrato por esa temporada como la anterior pero hubo un cambio de técnico, se fue Edgardo Kogan y llegó Pablo Lopez, hubo muchos cambios en el equipo y antes de iniciar el campeonato me dijeron que necesitaban a alguien en la posición de base y que iban a utilizar la ficha S23 (ficha que yo utilizaba) para traerlo por lo cual yo no iba a poder jugar. Al suceder eso, decidí hacer un video de mis mejores partidos en el Metro con Cordón y mandárselo a un contacto que tenía aquí, el cual conseguí gracias a un amigo de la familia (David Sachsel). Igual antes de irme llegué a formar parte del plantel de Urunday universitario en esta última liga durante unos meses, disfruté y aprendí mucho ya que es un club increíble y daba gusto ir a entrenar con el ambiente familiar y de amistad que había en ese equipo.

 

P: Y ya estás jugando en Israel como parte de un equipo profesional ¿no?

R: Exacto. Ya cumplí mi primer mes en el país, siendo parte de Macabi Shoham (tercera israelí). Me pareció una muy buena opción para poder mostrarme mientras llevaba a cabo mi proceso de adaptación y buscar la oportunidad para la siguiente temporada jugar en la segunda o primera liga israelí.

En el gimnasio de su equipo, Macabi Shoham

 

P: ¿Es muy diferente la vivencia del jugador aquí y allá?

R: Para mí sí, ya que pasé de estar en mi zona de confort como lo es mi país (Uruguay) a estar en un lugar completamente solo y valiéndome por mi mismo. Pero a la vez romper ese confort fue uno de los motivos principales a venirme aquí, irme de esa zona era lo que me iba a permitir explotar aún más mis cualidades tanto personalmente como en lo que al deporte se refiere.

P: ¿Y el público? Las hinchadas reflejan a menudo mucho de la idiosincracia nacional ¿no?

R: Recién llevo jugados 4 partidos en esta liga, pero pude notar que las personas que vienen a nuestros encuentros son más familias y niños que siguen al equipo. Aún no pude experimentar algún partido multitudinario como jugador o como espectador.

 

P:¿Estás solo en Israel o tenés familia?

R: Aqui en la ciudad donde vivo que es Shoham estoy solo pero no muy lejos en Kokhav Yair tengo tíos y primos que han sido muy importantes en todo este proceso. Me han ayudado muchísimo y me han hecho sentir increíblemente bienvenido, han hecho muchísimo más fácil todo.

P: ¿Cómo va evolucionando tu proceso de integración? 

R: Se va encaminado de a poco, como dije recién voy un mes en el país, estoy disfrutando cada día y viviéndolo con tranquilidad enfocando en el deporte. Se que de a poco iré haciendo amigos y formando un núcleo de personas alrededor mío.

 P: ¿Hay algo de Uruguay que exportarías a Israel, en cuanto a la forma de ser de la sociedad?

R: Quizás un poco de la calidez que tiene el uruguayo, aunque los israelíes que me he cruzado siempre han sido muy amables y atentos conmigo. Uno siempre extraña la gente que es del país de uno, con su forma de ser. Quizás eso.

Con sus compañeros de equipo en Cordón

 

P: ¿Algo que quieras agregar?

R: Quizás un abrazo a mis amigos en Uruguay que están muy pendientes de esta nueva experiencia que estoy viviendo y claramente a mi familia que siempre está apoyándome. Espero seguir creciendo aquí en Israel en todos los aspectos.  

P: Que así sea Marcos. Te deseo mucho éxito.

R: Muchas gracias Ana.

Ana Jerozolimski
(06 Febrero 2022 , 07:40)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.2168460 segundos (18214)
2022-08-07T17:06:36-03:00