En comunidad

Un primer adiós a Julio Szafran, de bendita memoria

 

Nos parece increíble estar escribiendo estas líneas. Amanecimos, como siempre, poniéndonos al día con los mensajes, correos electrónicos y por cierto las noticias tanto de Israel como de Uruguay. Con estupor veo el mensaje de la NCI notificando sobre el fallecimiento de Julio Szafran (z”l). Quedamos consternados. No puede ser, nos dijimos. No Julio, no el Julio que yo conozco y por el cual tengo desde hace años un profundo aprecio y gran cariño. No, debe ser otro…no puede ser.

Lamentablemente, amigos comunes nos confirmaron la tan triste e inesperada noticia aún imposible de creer. ¿Julio? ¿Julio que irradiaba tantas ganas de vivir? ¿Que tenía aún tanto por dar, tanto para disfrutar de la familia que tanto amaba, su esposa Mariana, sus hijos y nietos? Imposible de digerir.

Mi vínculo con Julio comenzó años atrás por su papel central en Arevim y su compromiso por ver siempre cómo apoyar nuestro trabajo. Ello derivó por cierto en una relación personal que nos dio el placer de interactuar en muchas ocasiones, de compartir varias horas junto a él y Mariana en su casa, cafecito y varias delicias mediante. Y hace unos pocos años, una cena en su casa a la que tuvieron la hermosa iniciativa de invitar a amigos comunes.

Cada encuentro, sea personal o telefónico con Julio, confirmaba su plena inserción en los dos mundos que confluyen en los judíos uruguayos: la realidad nacional y la vida comunitaria judía, con todo lo que eso significa en términos de afectos, amores,intereses y pasión por defender. Estuvo siempre clara su gran conexión con B´nai B´rith, a la que se abocó durante décadas, así como su amor por Israel y su interés por todo lo relativo a la temática uruguaya en lo político y cultural.

A menudo nos sugería, siempre con delicadeza y sin presión de ningún tipo, entrevistas que podían resultar interesantes, temas para cubrir o ángulos en los que no habíamos pensado. Siempre desde un lugar de quien habla porque sabe y entiende las cosas a fondo, pero sin alardes de nada.

Con profundo pesar nos comunicamos tanto con Mariana como con su hijo Andrés para manifestar nuestro dolor por la terrible noticia de su fallecimiento. En medio de la pesadilla que está viviendo la familia, Andrés nos contó sobre una gran cantidad de mensajes que venía recibiendo en las últimas horas, de gente que le contaba cosas que él no sabía sobre apoyos  y ayudas que su padre había dado sin contar nada al respecto. No nos sorprendió.

Escribimos estas líneas y se nos hace un nudo en la garganta. Es que hay gente a la que no se puede asociar con la muerte . A Julio le tendría que haber quedado mucho por vivir, por disfrutar a su familia que tanto orgullo le inspiraba, a la comunidad de la que era parte con plena conciencia de la importancia del aporte que cada uno puede hacer.

Lo echaremos mucho de menos, con todo el corazón.

Vayan a  través de estas líneas nuestras profundas y sinceras condolencias a todos sus seres queridos. Y que en su tan hermoso recuerdo hallen consuelo. Bendita sea su memoria.

Ana Jerozolimski
(01 Mayo 2022 , 07:53)

Ultimas Noticias Ver más

 Israel: un país que resulta molesto
Israel

Israel: un país que resulta molesto

15 Mayo 2022


Por el periodista Robert Rocha

Esta página fue generada en 0.0564952 segundos (4780)
2022-05-16T05:27:54-03:00