Noticias

¿Cuál ha sido la posición de los países de Iberoamérica sobre la declaración de la IHRA (2021)?

Fuente: 300 preguntas en 300 palabras sobre el antisemitismo de Gabriel Ben-Tasgal

Para revisar quién adhirió a esta definición, vamos a repasarla. Siempre es bueno volver a leerla.

¿Qué es la definición de trabajo de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA)?

La Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA por sus siglas en inglés) reúne a Gobiernos y expertos a fin de reforzar, impulsar y promover la educación, la memoria y la investigación en todo el mundo sobre el Holocausto, así como de mantener los compromisos de la Declaración de Estocolmo de 2000.
 
El 26 de mayo de 2016, los 31 países miembros de la IHRA adoptaron la definición práctica, jurídicamente no vinculante, de «antisemitismo»:

«El antisemitismo es una cierta percepción de los judíos que puede expresarse como el odio a los judíos. Las manifestaciones físicas y retóricas del antisemitismo se dirigen a las personas judías o no judías y/o a sus bienes, a las instituciones de las comunidades judías y a sus lugares de culto».

Para orientar a la IHRA en su trabajo, los siguientes ejemplos pueden resultar ilustrativos:
 
Las manifestaciones pueden incluir ataques contra el Estado de Israel, concebido como una colectividad judía. Sin embargo, las críticas contra Israel, similares a las dirigidas contra cualquier otro país no pueden considerarse antisemitismo. A menudo, el antisemitismo acusa a los judíos de conspirar contra la humanidad y, a veces, se utiliza para culparles de que «las cosas vayan mal». Se expresa a través del lenguaje, de publicaciones, de forma visual y de las acciones, y utiliza estereotipos siniestros y rasgos negativos del carácter.
 
Ejemplos contemporáneos de antisemitismo se observan, en la vida pública, en los medios de comunicación, en las escuelas, en el lugar de trabajo y en la esfera religiosa y, teniendo en cuenta el contexto general, podrían consistir en:

pedir, apoyar o justificar muertes o daños contra los judíos, en nombre de una ideología radical o de una visión extremista de la religión,
formular acusaciones falsas, deshumanizadas, perversas o estereotipadas sobre los judíos, como tales, o sobre el poder de los judíos como colectivo, por ejemplo, aunque no de forma exclusiva, el mito sobre la conspiración judía mundial o el control judío de los medios de comunicación, la economía, el Gobierno u otras instituciones de la sociedad,
acusar a los judíos como el pueblo responsable de un perjuicio, real o imaginario, cometido por una persona o grupo judío, o incluso de los actos cometidos por personas que no sean judías,
negar el hecho, el ámbito, los mecanismos (por ejemplo, las cámaras de gas) o la intencionalidad del genocidio del pueblo judío en la Alemania nacionalsocialista y sus partidarios y cómplices durante la Segunda Guerra Mundial (el Holocausto),
culpar a los judíos como pueblo o a Israel, como Estado, de inventar o exagerar el Holocausto,
acusar a los ciudadanos judíos de ser más leales a Israel, o a las supuestas prioridades de los judíos en todo el mundo, que a los intereses de sus propios países,
denegar a los judíos su derecho a la autodeterminación, por ejemplo, alegando que la existencia de un Estado de Israel es un empeño racista,
aplicar un doble rasero al pedir a Israel un comportamiento no esperado ni exigido a ningún otro país democrático,
usar los símbolos y las imágenes asociados con el antisemitismo clásico (por ejemplo, las calumnias como el asesinato de Jesús por los judíos o los rituales sangrientos) para caracterizar a Israel o a los israelíes,
establecer comparaciones entre la política actual de Israel y la de los nazis,
considerar a los judíos responsables de las actuaciones del Estado de Israel.
Los actos antisemitas son considerados delitos en el momento de su tipificación (por ejemplo, la negación del Holocausto o la distribución de material antisemita en algunos países).

Los actos delictivos son considerados antisemitas cuando los objetivos de los ataques, ya sean personas o propiedades –como edificios, escuelas, lugares de culto y cementerios–, son seleccionados porque son, o se perciben como, judíos o relacionados con judíos.

La discriminación antisemita es la denegación a los judíos de oportunidades o servicios disponibles para otros, y es ilegal en muchos países.

¿Cuál ha sido la posición de los países de Iberoamérica sobre la declaración de la IHRA (2021)?

La afiliación de un estado a la IHRA requiere un compromiso educativo y también monetario (los países abonan una filiación anual de USD 30.000). Establecer un Día Conmemorativo del Holocausto es una medida sencilla, pero se requiere de más medios desarrollar un programa educativo serio sobre el Holocausto. Además, no todos los países cuentan con la capacidad económica para organizar dos congresos anuales si deciden asumir la presidencia.

Hasta el momento los países de Iberoamérica afiliados a la IHRA son Argentina (afiliada en 2002), Portugal (2019), España (2008) y los países observadores El Salvador y Uruguay. En 2021, han pedido incorporarse Brasil y Colombia.

Es posible comprender que países con una franca política antiisraeli como Venezuela o Bolivia (2021) no adoptarán una definición de antisemitismo como la de IHRA cuando desde las autoridades nacio nales se fomenta la demonización de Israel. Otros países, como Chi le, cuentan con una bancada de parlamentarios de origen palestino que no apoyará una medida que cercene ciertas prácticas judeófobas que impulsan desde sus asientos.

Vale la pena destacar a Argentina, que ha adoptado vía la Resolu ción 114/2020 la definición práctica de IHRA. Allí vemos que mu chas provincias e instituciones de la sociedad civil se han adherido a tal hoja de principios educativos. En este sentido, es justo resaltar papel diplomático del Centro Wiesenthal para lograr la comprensión y adopción de la definición.

Uruguay adoptó nacionalmente la definición de IHRA (2020), lo mismo hizo Guatemala (2021). La Organización de Estados Ameri canos (OEA) adoptó la definición en el año 2019. Un renovado foco de esperanza lo registramos en la Asamblea de Madrid, el parlamento local, que adoptó la definición de trabajo de IHRA. Este parlamento también exigió que a nivel nacional España adoptara una legislación para denegar las ayudas públicas a las entidades que promueven el antisemitismo.

Ultimas Noticias Ver más

Recordando el papel de Guatemala en la creación de Israel, junto al de Uruguay
Entrevistas

Recordando el papel de Guatemala en la creación de Israel, junto al de Uruguay

29 Noviembre 2022


Con Carla García Granados, nieta del Embajador de Guatemala en la ONU Jorge García Granados

El Embajador Fabregat con un grupo de jóvenes, de fondo las banderas de Israel y Uruguay entrelazadas
Entrevistas

A los 75 años de la votación de Partición en la ONU,recordemos el legado del Embajador de Uruguay Rodríguez Fabregat

29 Noviembre 2022


Daniel Rodríguez Oteiza: “Mi padre estuvo convencido hasta su último día de lo justo de esta causa”.

Esta página fue generada en 0.8329990 segundos (9916)
2022-11-29T12:47:10-03:00