En comunidad

Cineforo en el Hogar Israelita

Por Miguel Korytnicki

Miguel Korytnicki, autor de esta nota, en el jardín del Hogar

 

 

Bajo la denominación de CINESHAMA (que combina los términos “cine” y “neshama” – alma) se presentó en el Hogar Israelita de Montevideo un original y equilibrado ciclo compuesto por una variada selección de películas “judías” de diversas épocas, orígenes y géneros, siendo el pionero con este formato en la región y uno de primeros en el mundo. Más allá de epopeyas bíblicas o películas israelíes contemporáneas o de abordar aspectos inherentes a lo religioso y al Holocausto, o incluso de contar con la presencia de personajes, actores o directores judíos, el “judaísmo” de estas producciones – ya sea sutil, exagerado o difícil de definir - se sustenta en la búsqueda de la identidad y el sentido de pertenencia.

 

Desde su creación, el cine ha sido un mecanismo de cohesión cultural para conocer el misterio de la vida humana. El narrador de historias cinematográficas lleva al espectador a una experiencia duradera y puede llegar a producir un gran impacto en la sociedad misma.

 
Las películas nos afectan poderosamente, porque el efecto combinado de imágenes, música, diálogos, iluminación, sonido y efectos especiales puede provocar sentimientos profundos y ayudarnos a reflexionar - entre tantas otras cosas - sobre nuestras vidas.

 
Ya sea que percibamos el cine como un camino o un vehículo, al combinar técnicas de coaching fílmico enfocadas en el espectador con el desarrollo de la película, podemos ayudar a ver el pasado, el presente y el futuro bajo una nueva luz.  Hay muchas formas de aprovechar el poder de las películas para curar, crecer, y cambiar. Una experiencia cinematográfica positiva puede dejar a una persona mayor de mejor humor y más apta para entablar contacto social con los demás.


La implementación de este cineforo en el Hogar Israelita a finales del pasado año 2021 se instituyó como una propuesta de actividad cultural, educativa y social que tiene como finalidad principal acercar el mundo de las representaciones visuales a las personas mayores allí residentes con un abordaje personalizado. Constituye una herramienta básica para convertir la experiencia personal de reflexión sobre una película en una actividad colectiva. 

Reunirse fuera de una sala de cine para ver un film por el simple placer de disfrutarlo y comentarlo luego puede ser una actividad aparentemente muy sencilla, y al mismo tiempo muy enriquecedora.

 

La comedia sigue siendo probablemente la característica definitoria más destacada de las películas judías, y ha podido unir exitosamente lo religioso y lo secular, por lo que se ha recurrido reiteradamente a este tipo de género en el ciclo de CINESHAMA.

 

Prescindiendo de películas crueles o violentas, de ciencia ficción y de dramas excesivamente profundos, se incluyó una selección de propuestas de los demás géneros populares cinematográficos, con guiones que hacen foco en el pasaje del tiempo, aspiraciones, coraje y determinación, sueños e intuición, esperanza e inspiración, sentimientos, retiro de actividades, autoestima, justicia social, o espiritualidad y religión – entre otras.

 

A instancias de los participantes, se mantuvo un cuidadoso equilibrio entre películas clásicas – que constituyen su cultura cinematográfica, muchas veces añorada - y otras de reciente producción. Históricamente, el cine ha retratado a menudo a los ancianos como olvidadizos, cansados y fastidiosos, pero más recientemente ha habido un giro interesante. En lugar de estereotipar a las personas mayores, ahora se las representa cada vez más como divertidas, conocedoras, experientes, aventureras y dinámicas, por lo que hay una activa presencia de estos protagonistas en varias de las producciones a exhibirse.

 

La propuesta inicial se sustenta en la celebración de sesiones periódicas con una frecuencia de un encuentro por mes, y bajo el siguiente formato:

Introducción a la película con su ubicación en el tiempo en que transcurre, el año en que fue filmada, la mención de su director, protagonistas, premios obtenidos – si los hubiera – y algún otro comentario accesorio. 
Exhibición de informativos, sinopsis de películas contemporáneas a la propuesta, pautas comerciales de la época y clips musicales afines que permitan una más rápida inserción en el período histórico a recrear – aunque estos recursos no sean utilizados en todas las sesiones.
Anuncio de la película que se exhibirá en la siguiente sesión. En varias oportunidades, serán los asistentes quienes elegirán la misma de entre 2 opciones, por mayoría simple.
Proyección del film – en general sin interrupciones.
Generación de un espacio de debate y exposición de ideas que propicien una ágil discusión respecto al tema tratado en la película, con una serie de preguntas y observaciones sobre la misma. En el mismo se promueve y facilita la intervención de los asistentes, propiciando que puedan expresar libremente sus opiniones y hablar sobre sus experiencias particulares. Eventualmente, se proponen también juegos sociales con una temática alusiva a la película compartida.
El proyecto CINESHAMA pretende que los asistentes puedan compartir sus propias opiniones o vivencias tras visionar las películas seleccionadas y aspira a ser una herramienta útil que permita desarrollar las potencialidades de la memoria, la expresividad, la colaboración, el trabajo en grupo, así como la capacidad de respuesta ante diversas situaciones y emociones.

 

Para nuestros mayores, estas películas que comparten son un estímulo para provocar respuestas emocionales, mejorar los estados de ánimo e inspirarse a actuar sobre pensamientos más positivos. Esto es particularmente importante, ya que la mayoría ha sufrido las transiciones en la vida, pueden tener una movilidad limitada y – no pocas veces – estar transitando por un período de depresión anímica.

 

Ya desde las primeras sesiones, los participantes analizaron – en diversa medida – el momento y el mantenimiento de su capacidad funcional y su interacción consigo mismos, con sus compañeros y personal en el Hogar, con la sociedad y con sus amigos. Muchos expresaron su sabiduría de vida para enfrentar esta etapa que transitan, debatieron sobre sus lazos familiares y comunitarios, así como también sobre la independencia, autonomía, dignidad y autodesarrollo.

 

Entonces...¿existe una película adecuada para cada uno de los residentes? La respuesta puede ser diferente para cada uno, al igual que las vivencias y experiencias pueden variar según la persona y la etapa de la vida que transita. 

 

Aún así, estamos convencidos que esta modalidad de compartir películas sobre temas que les son comunes, ya sea les produzcan risas, les dejen correr alguna lágrima o simplemente les pasen desapercibidas, los entretendrán e inspirarán.

 

Ultimas Noticias Ver más

 Parashá Vaietze
Mundo Judío

Parashá Vaietze

01 Diciembre 2022


Por Eli Levy

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas
Tecnologías & Salud

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas

01 Diciembre 2022


Fuente: https://nocamels.com Por Ariel Grossman

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

01 Diciembre 2022


La Educación Judía Según Labán - Trayendo a Casa al Distanciado - El Gato - Los Nombres Judíos  

Esta página fue generada en 0.0684781 segundos (19245)
2022-12-01T21:34:34-03:00