Rosh Hashana

Desde el Yavne, un resumen no del año sino de una misión

Con Moshe y Tamar Nissan, que acaban de pasar de Uruguay a Costa Rica

La comunidad judía de Costa Rica da la bienvenida a los Nissan, llegados de Uruguay

 

Esta vez, los representantes de Yavne en nuestra serie de entrevistas con los rabinos de la colectividad por Rosh Hashaná, nos hablan de hecho cuando ya terminaro su misión y partieron de Uruguay.  Su resumen es profundo e intenso, los ha dejado plenos y lo irradian también en esta conversación. Las preguntas fueron dirigidas  a ambos, Tamar y Moshé Nissan, pero Moshé nos cuenta que Tamar prefirió responder en forma muy reducida a algunas de ellas y que él ahonde y escriba más extenso en nombre de los dos.

 

P: Tamar y Moshe, ustedes ya han terminado vuestra misión en Uruguay.  ¿Cómo se resumen estos años? Yo recuerdo cuando llegaron porque ya te entrevisté a ti Moshe en su momento.

R: Es difícil resumir porque corre uno el riesgo de minimizar. Preferimos decirte que para nosotros fue un reto increíble donde entregamos todo. Nos  vamos satisfechos de haber dejado todo en la cancha. Fueron tiempos difíciles en especial los de la pandemia . Para nosotros fue  una introducción al trabajo comunitario donde no solo importa transmitir Judaísmo sino cómo se lo hace. Aprendimos a tomar en cuenta aspectos que solo en la práctica se conocen, como invitar a la gente a re-entender conceptos que pensaban que eran anticuados o que les habían parecido irrelevantes y que la vida nos sigue recordando que después de todo avance, toda sofistificacion, seguimos siendo Humanos, con fortalezas pero también con debilidades, con diferencias pero también con afinidades. Después  de todo Hashem tiene sus maneras de hacernos entender que todo al final del día es simple, que  no somos tan distintos el uno del otro, todos somos iguales en nuestra diferencia. Hoy  más bien nos gustaría que nos preguntaran qué pensamos que deben fomentar futuros shlijim (enviados) al Uruguay, y la respuesta es sin duda crear un futuro juntos, unir y formar grupos de jóvenes líderes que tengan como objetivo en común preservar la existencia Judía en todas sus Ramas, en su Práctica, en su identidad y su convergencia Espiritual.

P: Con un trabajo por un lado y una familia que criar por otro, cuando está claro que todo se mezcla ¿se separa el resumen comunitario del resumen familiar, de lo personal, o ineludiblemente todo va junto?

R: Hay momentos de familia y momentos de comunidad, pero constantemente uno impacta al otro. Es parte de la rutina. A veces uno no entiende que solo si se encuentra el equilibrio adecuado entre cuidar de la familia y dar hacia afuera para influenciar, sólo  si se logra ese equilibrio perfecto, es que uno podría realmente cumplir la misión, algo debe estar claro, uno no debe de sacrificar a la familia por aparentar que influencia afuera. Al  contrario,  uno debe formar a cada miembro de la familia como un agente de cambio, y jamás dejaremos alguien del equipo atrás. Todos  somos equipo con el mismo objetivo: crear una transformación para bien en Am Israel, el pueblo de Israel.

P: Aunque comunidad y familia se nutran mutuamente ¿es complicado estar al servicio de la comunidad cuando uno también tiene varios hijos chicos?

R: No es nada fácil hacer shlijut, o sea venir en una misión educativa durante unos años. Se está disponible 24/7, uno se ve  impactado por todo tipo de retos comunitarios, psicológicos y algunas veces hasta médicos, como fue el tremendo reto que nos tocó pasar al final de nuestra estadía, ya que nuestra querida Hanna pasó 12 días en CTI.

P: Uy, qué difícil…entiendo que me entero cuando el susto ya pasó. Mucha salud, es lo central.

R: Muchas gracias. Fue un gran reto por el cual tuvimos que centrarnos en un 100% en la familia. Y ahí vimos muestras de cariño de toda la comunidad que literalmente curaron nuestra alma, cansada por la angustia de enfrentar nuestra fragilidad. La muestra de cariño de nuestros amigos nos hizo entender por qué sigue siendo tan importante fomentar la existencia e importancia de una vida comunitaria y crear siempre entornos así que puedan abrazar a sus miembros. Una vez más, en medio de la dificultad nos sentimos tan agradecidos y dichosos de poder haber sido miembros de esta pequeña y enorme comunidad judía que se encuentra en lo que antes era para nosotros el  final del mundo, un lugar donde no se deja a nadie atrás. Fue ahí donde se curaron todoas nuestros cansancios y las heridas mal cerradas, lo cual nos permitió regresar al objetivo verdadero que cuaquier sheliaj (enviado) debe tener: esto se hace no para llenar eventos, ni para sacarse la foto, esto se hace por el nombre de Hashem, de Am israel y la esperanza ardiente de mantener encendida la flama judía donde sea que estemos.

Con amigos, compartiendo momentos y una cena, en Purim

 

P: ¿Fue un desafío especial trabajar en una escuela en la que está claro que no todos los alumnos son religiosos?

R: ¡Qué  buena pregunta Ana! Te diríamos que  al contrario,  fue una oportunidad increíble para romper prejuicios y paradigmas de judaísmo. Hashem nos pide vivir una vida real , no de laboratorio, ahí donde

la vida es real y está llena de retos ahí es donde vive el verdadero Practicante. Quisiéramos ahondar un poco en eso: una de las misiones que tenemos como generación es precisamente esto, dejar de ver un mundo separado entre blancos y negros, ashkenazís y sefaradíes, religiosos y seculares, ya que estas  divisiones no nos hacen bien y nublan nuestra verdadera misión que es elevar lo material hacia el propósito existencial de cada ente . Esto  es la espiritualidad y no pienso que sea exclusivo de un sector, todos

deberíamos ejercerla a diario.Una persona que llega a un lugar y comienza a juzgar al otro por si es o no “Religioso, empezó mal y fracasó en su misión de enseñar el sentido y propósito judios de existir. Lo que sí es dificil es cambiar los prejuicios de la gente sobre lo que piensan que es Judaísmo, te diría que esto no es exclusivo de gente llamada “NO RELIGIOSA”. Lo  peor de todo es que lo más difícil es cambiar el paradigma de gente que creció en marcos “Judíos” donde parece que les hicieron creer que saben lo que es SER Judío. Entonces sí  se vuelve dificil como cualquier discusión con alguien que piensa que lo sabe todo y es perfecto y no debe de cambiar y que cualquier persona que le venga a mostrar una manera distinta de ver la realidad es un fanático.

P: Muy interesante.

R: En ese sentido yo  no pienso que pasé tres años en un lugar complejo por el nivel de práctica religiosa de sus miembros. Eso no fue ningún problema.

 

Uruguay, ayer y hoy

P: ¿Qué era Uruguay para ustedes cuando llegaron y qué es hoy?

R: Uruguay para nosotros antes de llegar era un país lejos de Israel donde se tomaba mate,el país con la bandera del solcito. Hoy es un lugar que vio nacer a nuestros dos queridos hijos, en el que conocimos amigos que se convirtieron en hermanos, donde reímos y lloramos. Es el lugar en el que nos tocó enfrentar la pandemia, volvernos hinchas de Peñarol y donde Hashem nos dio la oportunidad de poder demostrar que nos importa lo que le sucede a nuestro prójimo. Tambié es un lugar de clima bipolar, con cinco millones de vacas, donde se consigue sólo picada de res kosher. Uruguay es un lugar maravilloso donde pasamos tres años inolvidables que nos transformaron a nivel individual, familiar y existencial. Quisiera que todos los lectores que nos lean sepan que a pesar del hecho que siempre hay gente que se queja, Uruguay es un gran país, con una comunidad judía muy singular.  

Con amigos, en ocasión de un cumpleaños de Moshe
Y con amigas, en un cumpleaños de Tamar

 

P: Hermosísimo… ¿Qué alcanzaron a ver y conocer fuera de Yavne y de la colectividad? ¿Pueden opinar sobre lo que es vivir un tiempo en Uruguay?

R: Nuestra vida en realidad además de ser muy monótona: casa-yavne, yavne-casa y de ir al supermercado y a la feria, llevar a los chicos al Doctor, los domingos a la Rambla,  también nos permitió recorrer bastante el país . Conocimos muy pero muy bien el país. Una de las cosas que más hicimos siempre que teníamos tiempo era recorrer la Rambla y el parque Rodó.

P: ¿Qué recomendarían a otros que tienen la posibilidad de ir por unos años a Uruguay? ¿Vale la pena la vivencia?

R: Diríamos que depende mucho del contexto personal y familiar de cada Sheliaj, no existe una respuesta general a esta pregunta. Pero cabe señalar que Yavne era conocido ya en Isreal por ser un buen lugar para empezar una Shlijut, no es un secreto que se trata de una comunidad especial.

 

Las fiestas y los resúmenes

P: ¿Hay una clara división de trabajo? No sé quién de ustedes entra en la cocina para que esté todo listo en la noche de Rosh Hashaná…

R: Ambos estamos en la cocina…La división es fácil: Tamar: ensaladas y arroz, Moshe: Carne, pollo pescado. Una mesa de shabat donde no se cantó y no se habló de Torá, es una mesa en la que faltó algo, así que ambos nos lo recordamos mutuamente.

 

P: ¿Tienen claro cuáles fueron los principales logros en vuestra comunidad en el año que termina?

R: La creación de Nashi: el centro femenino de Yavne con la realización de muchísimas actividades entre ellas muchas intercomunitarias,  cientos de shiurim (clases) para mujeres y Jóvenes. Se creó  una plataforma donde se habla de temas polémicos, se analiza la actualidad con especialistas invitados, se tiene la oportunidad de escuchar a personalidades como el Gran Rabino Sacca, Petinati, Expertos en temas realcionados con violencia, aborto, emprendimiento y muchos temas más. Todo bajo el concepto de crear un foro de discusion con los más preparados en cada tema.

En momentos de pandemia: la creación de Hot Topics, y shiurim alternativos. Pudimos acompañar a decenas de familias en alegrías y pérdidas. Para mí, Moshé, fue un éxito muy especial haber logrado, a mi entender, romper un prejuicio. Es que me llevo en el corazón la formación de un grupo de debate sobre Judaísmo y actualidad “ Polémica y café” donde pudimos encarar temas espirituales y de verdadera relevancia de una forma diferente, amigable y entretenida.

En una de las numerosas actividades realizadas
En una actividad en la comunidad

 

P:  Suena realmente excelente. ¿Y los desafíos pendientes?

R: Además de los desafíos que existen en todas las comunidades, como ser formar una identidad judía, crear un orgullo judío,  unir a los distintos polos del espectro judio y crear un ambiente donde no sea solo importante la política sino también la gente, pienso que el desafío más importante que enfrenta el Judío Uruguayo hoy es el reto de crear una nueva generación de Líderes con los objetivos bien claros y no solo confiar en marcos como la tnuá (movimiento juvenil)  y la escuela. Hoy en día ser sionista es dedicarse a fomentar la supervivencia Judía en todo lugar en el que estemos. El reto es el mismo que en todo el globo, sobrevivir, impactar, inspirar, y todos somos socios en esto, no sólo los “trabajadores comunitarios”.

P: Hermoso. Muchas gracias a ambos y Shaná Tová.

R: Gracias a ti por el interés y Shaná Tová Umetuká.

 

Ana Jerozolimski
(27 Septiembre 2022 , 02:36)

Ultimas Noticias Ver más

 Parashá Vaietze
Mundo Judío

Parashá Vaietze

01 Diciembre 2022


Por Eli Levy

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas
Tecnologías & Salud

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas

01 Diciembre 2022


Fuente: https://nocamels.com Por Ariel Grossman

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

01 Diciembre 2022


La Educación Judía Según Labán - Trayendo a Casa al Distanciado - El Gato - Los Nombres Judíos  

Esta página fue generada en 0.1268339 segundos (18034)
2022-12-01T20:06:58-03:00