Noticias

Las tácticas del terrorismo palestino

Por Luciano Mondino

La Comunidad Internacional debe dejar de callar ante los crímenes y vejaciones dentro de los territorios palestinos. 

Es muy interesante que los medios palestinos en Occidente sigan escondiendo lo que ocurre dentro de sus territorios. Vamos a analizar una de las caras muy poco expuestas de la tan conocida causa árabe-palestina y las tácticas del terrorismo en estos territorios. 

No creo que exista una historia tan tergiversada como lo que hace al conflicto árabe israelí y su desprendimiento palestino-israelí. Generalmente una historia contada desde una visión sesgada y tendenciosa, pero que de a poco está cambiando. Sin embargo, el camino es muy largo. 

Cuando digo territorios palestinos me refiero a los que están bajo administración pura y exclusiva de las autoridades palestinas: la Franja de Gaza y Judea y Samaria (llamado también Cisjordania). Se calculan alrededor de unos 6000 km cuadrados de territorios bajo su mandato y que está muy lejos de ser unificado porque no hay forma de que entre ellos convivan, por lo que voy a focalizarme especialmente en la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en Cisjordania y Hamas, el terrorismo que gobierna Gaza.

Para resumir un poco, podemos decir que ese poder y control del territorio se reparte entre Hamas, la ANP, Fatah y sumemos también a la Yihad Islámica pero que anda por otro carril.  Desde los acuerdos de Oslo, firmados en los noventa, Israel y la ANP se han entendido bastante bien dentro de lo posible. 

Sin embargo, muchos de los líderes palestinos nunca han abandonado el discurso antisemita y negacionista del holocausto que solo van moderando a conveniencia. Por lo que, antes de los acuerdos de Oslo y después también con las intifadas, las autoridades palestinas vendían al mundo un mensaje deplorable: la violencia, el terror y la muerte (incluido el terrorismo) era parte de la resistencia a lo que ellos llamaban ocupación.

Por eso la causa palestina tiene desde sus orígenes un coqueteo muy grande con las guerrillas de izquierda con las cuales siguen confluyendo en causas que van desde Venezuela, Nicaragua y Cuba y que llegan hasta la Franja de Gaza o los campamentos saharauis. En simultáneo, en la historia también convivieron los distintos acuerdos de paz que Israel iba logrando en donde se desprendía de territorio a cambio de paz. Esto comenzó a ocurrir después de 1948 y llega hasta nuestros días con los Acuerdos de Abraham y otros acuerdos bilaterales como con Bahréin o el Líbano. 

A pesar de todo esto, el terrorismo palestino estuvo muy lejos de desaparecer y se ha construido también en base a la utilización de civiles. Vamos a ver algunos acontecimientos en Cisjordania durante los últimos días y para entrar un poco en contexto. 

El uso de las mezquitas como almacén de armas 

Una práctica muy común del terrorismo palestino es esperar las fiestas judías para, desde Al Aqsa que es el tercer lugar más sagrado del islam, atacar a piedrazos a los judíos que ingresan al Monte del Templo a orar. Esto fue lo que pasó luego de la última pascua judía.  Unos días antes estas festividades, las autoridades políticas y religiosas palestinas llaman a atrincherarse en la mezquita y desde allí atacar. Las fuerzas de defensa de Israel, en una lógica actitud defensiva, dispersan a estos grupos palestinos armados. 

¿Quién concurre a un centro sagrado armado?¿O quién podría pensar que los sitios sagrados tengan que ser almacenes bélicos? Especialmente a aquel lugar que para el islam es, como dije, el tercer sitio sagrado. Una locura. Por supuesto la reacción de los palestinos ante la defensa de Israel es siempre la misma: salir a denunciar la ocupación de Al Aqsa. Desde ahí empieza a operar todo un aceitado sistema de propaganda antisemita que le vende el buzón a todos los que no siguen estos temas. Solo por poner un caso: hasta la primera semana de octubre hubo 9 ataques terroristas en Judea y Samaria. Sí, 9 ataques.

Como opera cualquier fuerza antiterrorista del mundo, estos ataques tienen que llevar a la persecución, arresto y muchas veces la muerte de los terroristas que son buscados. Si hay algo absolutamente hostil para la fuerza israelí es buscar a los terroristas en los territorios palestinos. 

Mientras los judíos eran agredidos desde Al Aqsa, Mahmoud Abbas, líder de la ANP, brindaba el clásico discurso en la ONU donde afirmaba querer el diálogo directo con el pueblo judío y terminar con la violencia. Dentro de ese relato de la causa palestina hay un gran primer mito a derribar: nada de esto comienza por culpa de Israel. Hay un argumento muy fácil de entender y es que las fuerzas israelíes están enmarcadas en la institucionalidad que tiene un estado de derecho. 

Nunca puede ser igual una utilización legal de la fuerza a una utilización ilegal e ilegítima como la que pueden usar los palestinos o, en mucha mayor medida, Hamas sobre quien hablaremos después. La fuerza de un soldado tiene la legalidad y legitimidad que no tiene un terrorista.Los ataques desde la mezquita contra judíos ¿esperan que no sean respondidos? Israel hace lo que cualquier país del globo haría si su población es agredida. Pero por alguna razón, que queda a criterio del lector, a Israel le exigen lo que no le reclaman a otros en la región. 

Otro gran mito por destruir es el de los palestinos asesinados por las fuerzas israelíes.  Primero, corresponde aclarar que los excesos y las ilegalidades que pudieran ser cometidas por esas fuerzas son saldadas conforme a un estado de derecho. No son condecoradas. Digo esto porque es absolutamente opuesto a lo que ocurre en los territorios palestinos: cuando un palestino muere abatido en un ataque contra civiles israelíes, automáticamente se transforma en un mártir y su familia es recompensada. Pongamos algunos números. 

En el año 2018 y 2019, la ANP gastó más de 300 millones de dólares en resarcir a las familias de los mártires y de los presos en Israel. No siendo información pública, se sospecha que las cifras individuales aumentan si la persona muerta o condenada asesinó a un judío. Para esos años se estimaban salarios para 5000 familias de palestinos presos, fondos para 6.000 presos, subvenciones para otros 1500 liberados. Para la legislación palestina, los presos y terroristas muertos son parte del tejido de la comunidad árabe palestina. 

Estos ataques muy lejos, pero realmente muy lejos, están de ser condenados por las autoridades palestinas y las propias poblaciones árabes: uno de los últimos atentados en Jerusalén terminó con la vida de Noa Lazar, una mujer soldado israelí. Murió a causa de los disparos. 

A las pocas horas, también en Jenin, comenzaron las prácticas habituales: cuando un israelí muere, más si es militar y más si es judío, comienzan los fuegos artificiales y la repartija de dulces a los autos. Allí la muerte se celebra, algo que Abbas no cuenta en sus discursos de la ONU. 

La Franja de Gaza 

Vamos a ir ahora a la Franja de Gaza, el otro de los territorios palestinos que muestra la peor cara oculta de la causa. Desde el 2006, es Hamas quien gobierna el territorio después de haber triunfado en las elecciones con casi el 45% de apoyo seguido por Fatah.     

Si hay una particularidad en Gaza, es que es un territorio que recibe enorme cantidad de recursos económicos en concepto de ayuda humanitaria y en donde es más fácil ver desplegado los túneles que Hamas utiliza para atacar Israel antes que la infraestructura básica de cualquier ciudad.En Gaza puede no haber agua o luz, pero hay misiles. Y muchos. El uso de civiles para conflictos, por ejemplo, el que pueda tener lugar entre Israel y Hamas, siempre se va a enmarcar en el Derecho Internacional Humanitario que es el que actúa en zonas de conflicto. 

El DIH prohíbe expresamente el uso de civiles con fines bélicos y lo transforma en un crimen contra la humanidad si se utiliza de forma sistemática. Esto tiene que ver con los casos de escudos humanos, muy frecuentes en Gaza, o los llamados niños soldado. Vamos por lo primero: aprovechando que las Fuerzas Israelíes evitan atacar los objetivos donde hay civiles, Hamas convoca a los civiles palestinos a subirse a los tejados de las viviendas de algún terrorista para evitar el ataque israelí. 

Ante cada operación, las fuerzas israelíes informan los objetivos a atacar y procuran dar aviso para evitar el daño a civiles. Para evitar esto, el propio Ministerio del Interior de Gaza fomentaba que los palestinos “no atendieran el llamado de los israelíes y permanecieran en sus casas”. 

Así como la mezquita de Al Aqsa se utiliza como almacén de armas, las escuelas y jardines de palestina también son almacén de misiles. Esto lo confirmó una organización que está muy lejos de militar el sionismo: la UNWRA, la organización de la ONU para refugiados palestinos. 

Las estructuras civiles utilizadas para fines operativos del terrorismo solo garantizan más muertes de civiles, más violación a las normas internacionales y, lo que es más deplorable, más insumo para la campaña palestina: salir a acusar a Israel por el asesinato de civiles.

Al igual que el de la propia ONU, un reconocimiento al uso de civiles como escudo por parte de Hamas viene de Fatah y la ANP. A través de distintos sitios web en 2021, las autoridades palestinas criticaron la guerra inmoral por parte de Hamas con caricaturas. 

En las últimas horas hubo un nuevo caso que va a ayudar a graficar muy bien las tácticas del terrorismo palestino: comenzaron a llover los titulares de medios y en redes sociales anunciando que “Israel había matado a un médico palestino”. Vamos a ver qué hay atrás de eso. El médico era Abdullah Abu Teen al parecer asesinado por fuerzas israelíes mientras atendía a sus pacientes en Jenin. Sin leer más y solo guiarse, la imagen que da el titular es muy clara, pero Abu Teen no era un simple médico que estaba atendiendo y de repente encontró la muerte. 

Al mismo tiempo que en Occidente titulan enfocados únicamente a Israel, los grupos árabes celebran la conversión en mártir de Abu Teen por ser de Al Aqsa caído en combate. Para quien no conozca del tema, vamos a ver muy por arriba qué son estas brigadas. 

La brigada de los mártires de Al Aqsa es el brazo armado de Fatah, otro de los grupos palestinos. No hay estimaciones fiables sobre la cantidad de miembros, pero se habla de considerables cantidades dispersas entre Cisjordania y Gaza. Según la versión oficial, Abu Teen estaba armado y encapuchado al momento de ser abatido. Se encontraba frente al Hospital gubernamental de Jenin. Surgió con esta muerte otra de las características más recurrentes a la hora de describir la táctica del terrorismo palestino. 

El uso de ambulancias, como vimos también de escuelas y hogares, para fines terroristas es moneda corriente para Hamas. El objetivo es siempre el mismo: proteger bases terroristas y, en caso de no poder hacerlo, que Israel cargue con la muerte de civiles. 

El Hospital Wafa fue convertido en el 2014 en una verdadera base operativa de Hamas siendo base de misiles, almacén de armamentos y posición de francotiradores. Bajo esta táctica, las ambulancias son el medio perfecto para circular escondiendo personas o armas. Digo esconder porque son objetivos no alcanzados, a priori, por las fuerzas de Israel. Por eso las ambulancias circulan por todo Gaza cuando comienza un ataque a los israelíes…total, ¿quién podría diferenciar una ambulancia con armas o con un civil herido?

Una forma que tuvo Israel de minimizar el impacto de civiles (cuando en realidad les excedería por ser Hamas quien viola el DIH) es el traslado de suministros médicos por los pasos terrestres e incluso permitir que los casos de alta complejidad se traten en Israel. 

En el 2014, en medio de uno de los últimos ataques de Hamas, las fuerzas israelíes habilitaron hospitales y campañas en medio del cruce fronterizo de Erez, donde se pudo dar inmediata asistencia a los civiles heridos. Es una diferencia sustancial entre un país cuyas instituciones se rigen al estado de derecho y otros territorios donde no solo hace años no hay elecciones, sino que los propios civiles son rehenes de las vejaciones, el uso y la cara más oscura del terrorismo palestino. 

Este artículo no es otra forma de ver la política de Oriente Medio, sino que es una justa cuota de verdad frente a tanta falta de rigurosidad y tendenciosidad para describir cosas. Ojalá en algún momento la comunidad internacional le exija a las autoridades palestinas terminar con esto. Dicho de otra forma para que quede claro: Hamas no solo va contra los civiles en Israel sino también contra los civiles árabes. Un resonante silencio de este lado del mundo ante cada masacre en los territorios administrados por los palestinos. 

 

 

 

 

 

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0601900 segundos (8886)
2024-07-12T14:19:19-03:00