Israel

Una nota sobre la fiesta democrática en Israel, antes de saber los resultados

 

En el momento de escribir estas líneas, falta menos de una hora para la publicación, en todos los canales de televisión de Israel, de los resultados de boca de urna. Los espera ansiosos la enorme mayoría de la ciudadanía israelí, aunque indiferentes siempre hay.

 

Pero en estas líneas, ni intento adelantarme a los resultados-no tengo cómo-ni pretendo analizar qué resultado sería mejor. Claro está que para eso se vota, para que el pueblo se pronuncie.

Lo que quiero en esta nota es compartir algunos elementos del mosaico israelí, recabando imágenes que yo misma tomé, que recibí de otros o circularon en las redes. Muestran parte de la normalidad israelí, de la grandeza de este país aún en medio de conflictos y tensiones que existen sin duda, no son invento, pero que no opacan lo singular de la única democracia en Oriente Medio.

 

Comienzo por la votación de Ionatan Elkhoury, orgulloso israelí nacido en Libano, que llegó al Estado judío de niño junto a su familia, porque su padre, oficial en el Ejército del Sur del Líbano aliado de Israel, patriota libanés, tuvo que dejar su país al retirarse Israel de esa zona en mayo del 2000. Quedarse habría significado morir asesinado por los terroristas pro iraníes de Hizbala.

Ionatan da conferencias en Israel y el exterior en defensa de Israel, explicando su realidad y sus desafíos.

Así escribió en Facebook, donde publicó la foto que luego nos autorizó compartir aquí.

“Me enorgullece y alegra estar rodeado de amigos, conocidos y gente a la que sigo, que votan por todo el espectro político. A pesar de la radicalización de la que somos testigos, que sinceramente me inspira temor, siento alegría una y otra vez por la fiesta de democracia. Nos deseo que volvamos a votar recién dentro de 4 años”.

Propaganda electoral de varios partidos, en Modiin

 

 

Otro ciudadano israelí de origen árabe es la famosa figura de las redes Yoseph Haddad, cristiano israelí, insistente defensor de Israel convencido que está tan orgulloso de su condición de israelí como de su origen árabe, y que la apuesta debe ser a vivir juntos,no a buscar qué nos separa.

 

Le preguntamos si tiene fotos interesantes de escenas que haya visto durante el día.

 

 

Casi de más está decir, que todo ciudadano israelí mayor de 18 años tiene derecho a voto. Hay quienes lo hacen desde hace décadas. Shulamit, de 94 años, no se pierde ninguna votación. Hasta los 120.

Tomado de la cuenta oficial de  Twitter de Hadshot 13

 

Vota todo aquel que entiende que con ello incide en su propia vida.

Especialmente significativo es que enseñen a los niños el valor de la democracia.

 

Erez Friedmann ayudó a su papá Itay, en la urna del kibutz Rujama.

.

 

Su hermano  Yair no se quedó atrás….¿será la papeleta de su mamá?

 

 

Los abuelos uruguayo-israelíes  Ruben Friedmann y Estela Waiserbas del  kibutz Ein Hashlosha, orgullosos, con razón.

 

También lo estaba Daniel Saban, diplomático ya retirado que trabajó en la Embajada de Israel en Montevideo hace varias décadas y fue luego Embajador en Ecuador, Costa Rica, República Dominicana y embajador concurrente en varios países más de la región, entre ellos Nicaragua.

Ya temprano a la mañana nos mandó la foto de su nieto Malahi ayudando a sus padres a votar en el kibutz Ein Tzurim.

 

Durante todo el día, cuando se iban publicando los reportes desde la Comisión Electoral central, cada dos horas, sobre la cantidad de gente que había votado, estaba claro que el porcentaje de participación esta vez superó el de todas las elecciones anteriores desde 1999.

Todos podían acceder.

Twitter Hadashot 13

 

 

También quienes osan calificar a Israel de país racista y discriminador, como el jefe del partido Hadash, el diputado Ayman Odeh, que llegó a votar con sus hijos.

Foto: Twitter del diputado Ayman Odeh

 

Los medios de comunicación intentaron incentivar a la población a salir a votar.  No importa por quién, voten, decía este martes la tapa del Yediot Ahronot.

Pero evidentemente, ese fue el mensaje central de la Comisión Electoral Central de la Kneset, por varias vías, con carteles en las calles que incluían imágenes de distintos perfiles de israelíes, seculares, religiosos judíos, mujeres musulmanas con hijab y de distintos colores.

 

Sea cual sea vuestra preferencia, lo principal es que voten, ese fue el mensaje del Estado.

 

La Comisión Electoral Central incentivó también con algunos avisos originales, como el que presentó al actor y cómico Or-El Tzabari que aparece como preparándose para grabar en un estudio, cuenta 1, 11, 2 una y otra vez, para formar la fecha 1.11.22, día de las elecciones en Israel.

 

 

Pues bien, la fiesta de democracia es un hecho.

Pero esperemos que volvamos a festejar recién dentro de cuatro años y no en pocos meses.

Ana Jerozolimski
(01 Noviembre 2022 , 16:21)

Ultimas Noticias Ver más

 Israel no para. Una delegación médica de Tzahal parte a Turquía .
Israel

Israel no para. Una delegación médica de Tzahal parte a Turquía .

07 Febrero 2023


Instalará un hospital de campaña para atender damnificados. Fotos: Dover Tzahal

Esta página fue generada en 0.1403611 segundos (1100)
2023-02-08T01:04:56-03:00