Israel

Sobre la muerte de civiles palestinos en el ataque a Gaza

Los blancos del ataque militar israelí este martes de madrugada en tres puntos de la Franja de Gaza, eran los principales jefes terroristas de las Brigadas Al Quds, el brazo armado de la Yihad Islámica. Con ellos, lamentablemente, murieron 11 civiles, entre ellos 4 niños, varios de sus propias familias y otros que vivían los departamentos contiguos a los suyos.

Cada caso de estos es una tragedia. Moralmente, es un problema para Israel, y desde un punto de vista operativo, nada aporta a la lucha anti terrorista. No nos alegra ni por una fracción de segundo cuando muere un civil palestino no involucrado, menos que menos cuando se trata de niños.

Desconocemos los detalles de los pormenores que condujeron a la decisión de concretar el ataque, que ya había sido cancelado en dos oportunidades tanto por las condiciones del clima como por la presencia de civiles no involucrados junto a los terroristas. Por un lado, cabe suponer que estaba claro que a esa hora de la madrugada, sus famiias también dormían en el departamento. Por otro, no sería ésta la primera vez que alguna falla en la Inteligencia proporcionó datos inexactos. Sea como sea, en principio, también puede ser que la importancia de eliminar a estos terroristas era tal-no por lo que ya habían hecho sino por todo lo que estaban planeando- que se haya decidido lanzar el operativo aún con el riesgo de que mueran no involucrados. Lo desconocemos.  El hecho es que murieron civiles y que eso es trágico y lamentable.

Al mismo tiempo, es oportuno recordar que las organizaciones terroristas viven continuamente buscando cómo asesinar israelíes, buscan a los civiles como su blanco preferido, y qe la única razón por la que no mueren decenas en cada cohete disparado, es que Israel dedica enormes recursos a proteger a su población. 

Sin ir más lejos, uno de los tres jefes terroristas eliminados por Israel, fue el responsable, hace exactamente 19 años, del cruento atentado en la carretera Kisufim de Gush Katif, en el que fueron asesinadas Taly Hatuel, que estaba embarazada, y sus cuatro hijas Hila, Hadar, Roni y Merav. 

Cuando mueren civiles del lado palestino, Israel lo ve como una tragedia, aún si explica todo lo que nosotros estamos analizando ahora. Del otro lado, se sale a repartir caramelos y a festejar cada vez que muere un israelí, inclusive si es un niño.

Y no es este un comentario en el aire sino una realidad que se da desde siempres y se ha vivido reiteradamente en los últimos meses: dos hermanos de 5 y 7 años asesinados en una embestida a una para de ómnibus en Jerusalem, civiles asesinados junto a una sinagoga-entre ellos un niño de 14 años-, una madre y sus dos hijas …y tantos más. Civiles en su vida diaria asesinados sólo por ser israelíes y judíos. Y cada una de esas muertes desató celebraciones del lado palestino y elogios al “heroísmo” de los perpetradores por parte de la sociedad palestina.

Ninguna vida vale más que otra. Pero cada país tiene la obligación de proteger a sus ciudadanos. Israel es colocado en situaciones imposibles para proteger a los suyos. Cabe recordar que se retiró completamente de la Franja de Gaza en setiembre del 2005 y que desde entonces, en lugar de abrirse un camino hacia la paz, Gaza se ha convertido en base de disparo de cohetes hacia Israel. A pesar de ello, Israel permite y organiza la introducción de mercaderías a Gaza, suministra agua, electricidad y combustible y permite la salida de miles de trabajadores gazatíes a Israel. Ello tampoco aportó al fin del terrorismo, que busca continuamente cómo intensificarse para cobrar víctimas del lado israelí.

La Yihad Islámica estaba abriendo una nueva dimensión en este odio terrorista, en un plan concreto que estaba llevando a cabo uno de los tres eliminados. Estaba entrenando a la distancia a sus pares en Jenin, al norte de Cisjordania, para el lanzamiento de cohetes desde allí hacia el vecino territorio israelí, compartiendo la información y conocimientos relevantes para abrir ese nuevo frente. Lo reveló el jefe del Shin Bet, el Servicio General de Seguridad de Israel Ronen Bar en una rueda de prensa conjunta con Netanyahu, el ministro de Defensa y el jefe del ejército. La intención, convertir la ciudad de Afula en Sderot y todas las localidades vecinas en las comunidades civiles adyacentes a Gaza, que deben vivir pendientes de las alarmas que suenan indicando que hay cohetes en camino a Israel.

Por todo esto y mucho más, era imprescindible eliminar a estos terroristas. Israel lamenta que hayan muerto civiles junto con ellos. Fue al parecer un trágico precio en la lucha anti terrorista. La alternativa era quizás quedarse cruzado de brazos y no frenar al fin los designios de la Yihad Islámica, que la semana pasada, en un solo día dispararon más de 100 cohetes hacia Israel, cada uno de ellos con la intención de asesinar. Y que estaba planeando muchísimo más. 

Ana Jerozolimski
(10 Mayo 2023 , 00:52)

Ultimas Noticias Ver más

Irán se disparó en el pie
Noticias

Irán se disparó en el pie

17 Abril 2024


Por Junior Aguirre Gorgona (*)

Esta página fue generada en 0.0504851 segundos (8143)
2024-04-17T10:07:22-03:00