Noticias

Paseo familiar en una reserva natural en Israel, terminó en tragedia

 

Un derrumbe de rocas en la reserva natural de Ein Gedi, cerca del Mar Muerto, causó la muerte de un niño israelí de 8 años y dejó a otras 6 personas heridas, entre ellas 2 niños de 8 y 4 años.

Temprano a la mañana de este jueves, cerca de las 9 de la mañana, llegó a la Policía israelí la preocupante noticia sobre el desprendimiento de rocas de la montaña en el lugar conocido como Najal David, un punto que junto al aledaño Najal Arugot son muy concurridos por paseantes israelíes.  Durante un rato no estaba claro cuál era la envergadura de lo sucedido y hasta se dijo en primera instancia que había gente atrapada bajo las rocas , además de circular la versión de 15 heridos, uno de ellos grave.

Los servicios de emergencia partieron de inmediato al lugar: Magen David Adom, la unidad de rescate 669 de las Fuerzas de Defensa de Israel y los bomberos, además de la propia Policía, que ordenó cerrar la zona hasta que se haga una investigación geológica de lo ocurrido.

 

Soldados de la unidad de rescate en camino al lugar (Foto: Dover Tzahal)

 

 

Cabe señalar que si bien los derrumbes de rocas son un fenómeno conocido, los sitios en los que son probables, están cubiertos de redes metálicas que “sostienen” la montaña. Pero es poco común que algo así ocurra en un lugar muy controlado y supervisado como una reserva natural.

Poco después se aclaró el duro panorama. Dos familias, con varios niños, estaban paseando en el lugar cuando súbitamente las rocas comenzaron a caer sobre sus cabezas. El pequeño Yehuda Halevi de 8 años, de la localidda Hemdat en el Valle del Jordán, murió al momento por un fuerte golpe de una roca.

La topografía complicó los trabajos de rescate. Según contó el paramético Lior Shasha de Magen David Adom, dado que la zona es complea “aunque llegamos con rapidez, tuvimos que dejar las ambulancias en el estacionamiento y bajar a pie al lugar, con todo el equipo médico”.

Evacuando a los heridos (Foto; Magen David Adom)

 

Uno de los niños heridos, Lavi Bar-David, también de 8 años, contó al canal N12 desde su cama en el hospital pediátrico Safra en el Centro médico Sheba-Tel Hashomer que “cuando llegamos a la cascada, de repente comenzaron a caer piedras sobre nosotros. Yo recibí un golpe en la cabeza y también mis hermanas”. Pero Lavi no perdió los estribos y vendó a su hermana con su camisa. “Sé que eso es lo que se hace cuando hay que detener un sangrado y como no teníamos ningún otro elemento, eso es lo que hice”, explicó.

Lavi Bar David y su padre Yonatan, en Sheba (Foto: captura de pantalla de video difundido por el centro médico Sheba)

 

En un video filmado por el departamento de prensa de Sheba y difundido a los medios, el padre de Lavi, Yonatan, comentó sentirse culpable por no haber alcanzado a alejar a los niños del lugar. “Todo pasó en un segundo, de repente, sin ninguna advertencia. Las rocas pegaron en el suelo, había una gran nube de polvo y en un primer momento no se podía ver nada”, relató.  Agregó que “tomé a mi hija menor, herida en la cabeza y las piernas, y corrí con ella a la entrada de la reserva natural, junto a otros 5 niños. Reconozco que estaba en shock”.

Ana Jerozolimski
(24 Agosto 2023 , 11:38)

Ultimas Noticias Ver más

Shani Goren, entre la libertad y la preocupación
Entrevistas

Shani Goren, entre la libertad y la preocupación

16 Junio 2024


La joven israelo-uruguaya que volvió de Gaza, pero aún no logra volver a la normalidad

Esta página fue generada en 0.0914161 segundos (8789)
2024-06-17T13:54:33-03:00