Ana Jerozolimski / Directora Semanario Hebreo JAI

Editorial

La verdadera posición de Al Fatah, tan distinta de lo que dicen en inglés


«No renunciaremos a un grano de tierra … desde el mar [Mediterráneo] hasta el río [Jordan]», afirman sus representantes

Es común en amplios sectores de la opinión pública mundial la percepción del estancamiento de los últimos años en el proceso de paz entre israelíes y palestinos como producto del hecho que el gobierno israelí se opone a la creación de un Estado palestino independiente mientras que la Autoridad Palestina acepta transar para llegar a la paz. Con esta nota no pretendemos alegar que el gobierno israelí sí quiere un Estado palestino independiente, ya que en la situación actual, la posición es absolutamente contraria a ello. Pero fue distinta y el propio Biniamin Netanyahu dejó la puerta abierta a esa solución años atrás. Ni que hablar, claro está, de gobiernos anteriores al suyo que apoyaron abiertamente la idea, a cambio de verdadera paz con Israel y fin de las reivindicaciones palestinas.

El problema es que del otro lado, no se toparon nunca con disposición a términos medios que permitan conducir a un acuerdo. Los palestinos jamás aceptaron las propuestas de acuerdo de parte de Israel, tampoco cuando incluyeron retirada del 95% de Cisjordania (el término geográfico referente al territorio al oeste del río Jordán, lo que ya en la Biblia aparece como Judea y Samaria). A pesar de ello, la imagen de muchos es que Al Fatah es moderado que quiere transar para llegar a la paz.

Lamentablemente, aparecen continuamente declaraciones que confirman que contrariamente a lo que afirman en inglés ante públicos extranjeros, Al Fatah, el grupo principal dentro de la OLP, se opone a aceptar siquiera la legitimidad del Estado de Israel.

En un informe escrito por Nan Jacques Zilberdik en  Palestinian Media Watch, son varios los preocupantes ejemplos.

 

Funcionarios de Fatah:

“No renunciaremos a un grano de tierra de la tierra de Palestina histórica

desde el Mar [Mediterráneo] hasta el Río [Jordan]”

«Estamos al comienzo de una confrontación en curso»,

Israel se irá como lo han hecho otros «invasores»

 

 

 

Dos funcionarios de Fatah han repetido recientemente la postura intransigente de la Autoridad Palestina y de Fatah:

1)    Que «Palestina» incluye todo el Estado de Israel, además de las áreas de la Autoridad Palestina y Gaza.

2)    Que los judíos / israelíes no son más que «invasores» temporales.

3)    Que no hay puede haber una solución de dos estados, aunque es lo que la Autoridad Palestina y Fatah alegan ante públicos extranjeros que es la que apoyan.

El portavoz de los medios y «coordinador de resistencia popular» de la rama Qalqilya de Fatah, Murad Shtewi, enfatizó que los palestinos ven el área entera desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo como «Palestina», y que no cederán ni una pulgada. También llamó a los palestinos a llevar a cabo «una revolución popular» contra Israel:

“Shtewi enfatizó que el pueblo palestino no renunciará a un grano de tierra de la tierra de Palestina histórica desde el Mar [Mediterráneo] al Río [Jordan] , a pesar de los intentos de la administración estadounidense de permitir que el estado de ocupación expanda el asentamiento y lo legitime. , y exigió que nuestra gente lleve a cabo una revolución popular contra la ocupación en todas partes”.

Fuente: [Diario oficial de la Autoridad Palestina Al-Hayat Al-Jadida , 30 de noviembre de 2019]

 

El jefe de la rama de Fatah en Jenin expresó de manera similar la opinión  que todo Israel se convertirá en “Palestina”. Esta es la cita completa de Ata Abu Rmeileh, jefe de Fatah en Jenin:  “Nuestro Dios nos ha honrado y nos ha colocado en esta tierra para enfrentarnos a los invasores y opresores. Los tártaros, los mongoles, los cruzados y los británicos se han ido, y estos [israelíes] se irán, se irán [también]. Estamos llevando a cabo Ribat  (x) en esta tierra. Nosotros en el Movimiento Fatah … hoy estamos en el comienzo de una confrontación en curso, y no nos conformamos con una manifestación o procesión”.

(x) Ribat es un conflicto religioso sobre tierra islámica

(Fuente: Televisión oficial de la Autoridad Palestina, programa Gigantes de Resistencia, transmitida el 28 de noviembre 2019).

Fatah publicó una tercera expresión de la negación de la Autoridad Palestina del derecho de Israel a existir y su afirmación de que toda la tierra entre «el mar y el río» es «Palestina»:

En la Página oficial de Facebook de Fatah, el 29 de noviembre de 2019, aniversario de la resolución 181 de la Asamblea General de la ONU a favor de la partición de la Palestina del Mandato Británico en un Estado judío y otro árabe, resolución rechazada por el mundo árabe, se publicó un artículo de Khalil  Nazzal, secretario de la sucursal de Fatah en Polonia. Cabe aclarar: la importancia aquí no radica en el puesto del autor de la nota, sino en el hecho que se presenta en la página oficial de Al Fatah, como reflejo de la postura de la organización central palestina.

“Nadie puede obligar a los palestinos a renunciar a las fronteras de su patria, su nombre, la forma de su mapa y la posición de los nombres de sus vecinos en la memoria, y aquí hay dos vecinos fuertes que han estado adyacentes a Palestina y protegiéndolos desde los albores de la historia: el mar [Mediterráneo] al oeste y el río [Jordan] al este – y nadie tiene derecho a describir la tierra que están protegiendo entre [el río y el mar] con otra descripción que no sea Palestina”.

Y continúa: “La patria es más grande que el estado, y si nuestra gente ha aceptado la idea de establecer un estado en parte de su patria, esto no significa que esté preparado para renunciar a su derecho histórico a la patria. Nuestro pueblo ya ha demostrado su derecho eterno a Palestina a través del consenso nacional sobre la adhesión al derecho de retorno, y es un derecho que destruye los cimientos del estado sionista tal como lo conocemos ahora . Por lo tanto, la insistencia de varias generaciones de aferrarse a las llaves de la casa y las escrituras de propiedad debe entenderse directamente como un rechazo absoluto de la resolución de partición y la adhesión a la patria como una entidad completa”.

O sea, nuevamente, casi 72 años después, rechazan la idea de la partición, de la que deriva la aceptación del Estado de Israel.

La enorme diferencia es que desde aquella resolución de 1947 rechazada por el mundo árabe, que optó por lanzarse a una guerra contra el entonces naciente Estado judío, se creó un hecho concreto en el terreno. Israel existe. Y es fuerte. Indudablemente, el gobierno israelí actual se opone a la creación de un Estado palestino independiente.  Pero alegar que por ello no hay paz, alegar que los palestinos quieren transar y los israelíes bloquean un acuerdo, equivale a desconocer la postura palestina que jamás aceptó comprometerse a términos medios, aún cuando de Jerusalem salían propuestas oficiales que incluían la creación de un Estado palestino.

Ana Jerozolimski
Directora Semanario Hebreo Jai
(10 de Diciembre de 2019)

Editoriales anteriores Ver mas

Esta página fue generada en 0.0429940 segundos (9527)
2020-08-11T23:52:51-03:00