Ana Jerozolimski / Directora Semanario Hebreo JAI

Editorial

Hipocresía en medio del Corona


La Autoridad Palestina publica crítica a Israel por cerrar una mezquita y a Hamas por no cerrar

En el terreno, en el mundo real, la Autoridad Palestina tiene claro que Israel ha impuesto restricciones serias a la ciudadanía israelí para limitar la propagación del virus Corona y que por otra parte, está prestando ayuda a los palestinos con ese mismo objetivo, mediante capacitaciones a personal médico palestino en Israel y la entrega de kits de examen y equipos protectores.Lo tiene claro ya que todo se coordina directamente con el Ministerio de Salud Pública palestino y el de Asuntos Civiles, con sede en Ramallah. Pero lamentablemente esto  no se refleja necesariamente en los informes en el propio órgano oficial de la Autoridad Palestina.

Un ejemplo claro de ello fue hecho público en un informe de la organización Palestinian Media Watch sobre lo que apareció el domingo 22 de marzo en el órgano oficial de la Autoridad Palestina, Al- Hayat al-Jadida.

En la primera plana del diario, la Autoridad Palestina publicó dos mensajes contradictorios.

En un artículo titulado “La ocupación impuso una multa al director de Waqf Islámico en Jerusalem con el pretexto de que había permitido plegarias en la Mezquita de Al-Aqsa”, el dario informaba sobre la condena a Israel por parte Abdul Azim Salhab, jefe del Consejo Directivo del Waqf,   debido a que había rehusado cerrar la mezquita de Al-Aqsa el viernes. Cabe recordar que miles de personas oran en el santuario islámico y la aglomeración es peligrosa. Por esa misma razón, fueron cerradas sinagogas. De hecho, el Waqf contradijo con su decisión de mantener abierta la mezquita, las instrucciones del propio Ministerio de Asuntos Religiosos en la Autoridad Palestina, que indicó a los fieles orar en sus casas y no acudir a las mezquitas.

El diario palestino informó que “las fuerzas de ocupación multaron con 5.000 shekel a Abdul Azim Salhab por no haber impedido que fieles oren en las mezquitas el viernes”. Y cita al funcionario del Waqf quien acusa a Israel de usar “estas multas y estas medidas con la excusa de la crisis del virus Corona para perjudicar a los fieles musulmanes cerrando la mezquita de Al Aqsa”. ”La mezquita permanecerá abierta a los fieles para que recen de manera óptima para proteger su salud y bienestar”, dijo el Director del Waqf, citado en el periódico palestino.

 

En la misma tapa del domingo 22 de marzo, Al- Hayat al-Jadida publica su editorial criticando a Hamas por rehusar cerrar las mezquitas.

”La organización de la Hermandad Musulmana reconoce únicamente los dictámenes religiosos de su propio partido y por lo tanto intentan actualmente violar los pasos adoptados por el gobierno indicando cuarentena por el Coronavirus, incluyendo un cierre temporario de las mezquitas, a fin de que el peligroso virus no se propague entre los fieles”, escribe el editorialista.

Advierte a Hamas que debe cerrar las mezquitas de inmediato, aclarando que “orar es seguridad, paz y piedad por el alma y el cuerpo de quien reza y ¿cómo puede ser así cuando hay chance que otros se infecten con una epidemia letal?”. Al –Hayat al-Jadida acusa a Hamas de “despreciar la vida humana” y subestimar el peligro de la propagación del virus.

En eso, claro, concordamos plenamente.

“Lo que están haciendo es un acto criminal, más severo que los crímenes de grupos terroristas y organizaciones que matan con armas, fuego y explosiones”. Dicho sea de paso, no podemos dejar de recordar que eso es precisamente lo que son: un grupo terrorista.

Pero nos resulta preocupante, además, la forma en la que un editorial sobre un tema importante y una lógica recriminación a Hamas por no cerrar las mezquitas, encuentra una forma retorcida de demonizar a Israel. Esta es al menos la forma en que interpretamos la siguiente frase: “Al violar la ley y las nuevas decisiones, se convierten en una de las herramientas y armas del enemigo”. ¿Quieren sugerir que al no ayudar a frenar el virus, sirven al propósito que atribuyen a Israel de querer matar palestinos? ¿O será paranoia nuestra interpretar así la palabra “enemigo”? Creemos que no.

Y esto es especialmente lamentable dada la ayuda concreta que Israel da en el terreno a los palestinos para lidiar con el Corona.

Cerremos esta nota expresando la esperanza que todos gocen de buena salud y que el Corona Virus cobre la menor cantidad posible de víctimas también entre los palestinos, sean de Cisjordania o de la Franja de Gaza.

Ana Jerozolimski
Directora Semanario Hebreo Jai
(24 de Marzo de 2020)

Editoriales anteriores Ver mas

Esta página fue generada en 0.0571768 segundos (10194)
2020-10-28T10:59:49-03:00