Ana Jerozolimski / Directora Semanario Hebreo JAI

Editorial

Iom HaShoa 2020: recuerdo directo y profundo, conmemoración virtual


Pasan los años y la necesidad de recordar no se diluye. Al contrario. Se hace cada vez más clara. Porque se lo debemos a las víctimas, porque se lo debemos a los sobrevivientes pero también porque se lo debemos a nuestros hijos y nietos, para que sean conscientes de lo ocurrido y estén siempre atentos. Para que sepan a qué conduce la discriminación, a qué horrores es capaz de llegar el ser humano que odia. Y a nosotros mismos, que vivimos en un mundo en el que el antisemitismo sigue vivo, levanta cabeza y confirma una y otra vez que no murió en Auschwitz.

 

En el mundo todo habrá también este lunes 20 de abril ceremonias recordatorias honrando Iom HaShoa, el Día del Holocausto. En realidad, debemos llamarle correctamente: Iom HaShoa VehaGvura, el Día del Holocausto y el Heroísmo, ese  heroísmo que  tiene en la rebelión del ghetto de Varsovia su máximo símbolo, pero que se manifestaba en el día a día, en el esfuerzo  para mantenerse con vida, para cuidar a los seres queridos cuando era posible, para no perder la dignidad.

 

El mundo judío todo se hará presente este año en esta fecha tan solemne, como todos los años. Por razones obvias, el marco será totalmente diferente. Ya no actos multitudinarios, sino reuniones virtuales. Cada colectividad elige cómo maniobrar al respecto.

 

Yo espero ansiosa el video que publicará la Kehilá, Comunidad Israelita del Uruguay, cuyos actos de Iom HaShoá son siempre, desde hace más de 20 años, absolutamente maravillosos, combinando emotividad, contenido y un despliegue artístico admirable.

 

Así informó al respecto la Kehilá días atrás:

“Este año, y ante la declaración por parte del Gobierno de la emergencia sanitaria por el Covid19, entre cuyas medidas se encuentran “la suspensión de todos los espectáculos públicos y la recomendación de evitar reuniones multitudinarias, eventos y fiestas tradicionales…”, el Equipo Coordinador del Acto resolvió editar un audiovisual de corta duración, con fines educativos y conmemorativos”.

“Desde donde estemos, nos unimos a través de las pantallas, combatiendo las distancias y encendiendo una luz por la memoria”, fue el llamado central.

Se podrá ver el audiovisual este lunes 20 a partir de las 19.00 horas de Uruguay, entrando a este link.

 

También en las redes sociales:

 

Facebook: Kehila Comunidad Israelita Uruguay

Instagram: @kehila_uruguay 

You Tube: Kehila Comunidad Israelita del Uruguay

 

 

 Y en las redes de las instituciones que acompañan y apoyan la realización de este homenaje.

 

Esta iniciativa es organizada por la Kehilá junto con la Comunidad Israelita Húngara, el Centro Recordatorio del Holocausto, la Federación Juvenil Sionista y el Proyecto Shoá. Auspician el Comité Central Israelita, la Comunidad Sefaradí y la NCI.

 

Conociendo la impresionante trayectoria de los actos de la Kehilá, recomendamos no dejar de ver el audiovisual que sea difundido, ni de compartirlo.

Son muchos los esfuerzos combinados siempre en esos actos. Nadie lo puede hacer solo. Pero estamos seguros que también esta vez es imperioso destacar la batuta de Jeannette Dreifus, nervio motor que hace su trabajo con corazón y altísimo nivel profesional, apuntando siempre a la excelencia, perfeccionista consigo misma y con el producto que representará en cada ocasión especial, a la institución.

 

Los actos son una expresión pública de un sentimiento profundo. La base del mismo es, a nuestro criterio, el dolor y la furia por el asesinato en masa de una tercera parte del pueblo judío que vivía en aquellos años oscuros en Europa. Pero a ello se agrega el orgullo por la forma en que el pueblo judío siguió adelante, cultivando el progreso, su crecimiento y desarrollo, no el odio ni el rencor. El pueblo judío, como colectivo, y los sobrevivientes como individuos que en muchos casos lo habían perdido todo, tomaron la decisión de seguir viviendo, de honrar la vida y no la muerte, de formar nuevas familias y apostar por su felicidad, sin sumirse en lo oscuro de buscar venganza.

Fue una decisión natural, parte del flujo de la vida judía. Pero además, es un hecho: nada habría podido vengar el crimen cometido.

Bendita sea la memoria de las víctimas.

Ana Jerozolimski
Directora Semanario Hebreo Jai
(19 de Abril de 2020)

Editoriales anteriores Ver mas

Esta página fue generada en 0.0475590 segundos (9730)
2020-10-28T10:32:43-03:00