Ana Jerozolimski / Directora Semanario Hebreo JAI

Editorial

Entre la sangre derramada y las muertes evitadas a tiempo


Viernes 11 de marzo del 2011. Hace ya 10 años. De noche, cerca de las 22.00 horas. Víspera de Shabat. Dos terroristas de los “Mártires de Al-Aksa” de Al Fatah, logran introducirse al asentamiento Itamar al norte de Cisjordania. Entran  por una ventana a una casa particular, residencia de la familia Fogel. No se percatan del niño de seis años que duerme en el sofá y van directo a uno de los dormitorios, donde deguellan a Udi (36), el padre , y a Hadas, de tan solo 4 meses de edad, que dormía en sus brazos. La madre fue la tercera en ser asesinada a cuchilladas. Luego atacan a Yoav, de 10 años, que estaba en su cama, cortándole la garganta.  Finalmente, asesinan a  Elad, de 4 años, con dos cuchilladas al corazón. No ven al niño de dos años que dormía en su cama. Salen de la casa, dejando charcos de sangre en varias piezas…y logran huir, trancando antes la puerta.

Poco después de medianoche, vuelve a la casa la mayor de los hijos, de 12 años, de la casa de una amiga vecina , acompañada por el padre de la misma . No logra abrir y oye desde afuera el llanto y los gritos de uno de sus hermanos. Sospecha al parecer que algo malo sucedió y sus gritos alertan al vecino que vuelve de inmediato. Logra abrir la puerta , ya sospechando al ver huellas de barro alrededor. Adentro de la casa, un escenario dantesco. Sus padres y tres de sus hermanos, yacen inertes en baños de sangre.

 

Martes 15 de marzo. Un punto cercano a la frontera entre Egipto y Sudán. Territorio egipcio. Fuerzas de seguridad egipcias  detienen un convoy de camiones del que sospechaban. Traían un cargamento de armas iraníes destinadas, así se estima, a la Franja de Gaza. Nadie tiene motivos para dudar: iban en camino a manos de los terroristas que gobiernan Gaza.

 

El mismo martes. Israel ubica en alta mar al barco “Victoria”, propiedad alemana, con bandera de Liberia. Información de Inteligencia recabada minuciosamente por Israel , afirmaba que entre los casi 40 contenedores de bolsas de algodón  y lentejas sirias  destinadas a Egipto, había algunos con un cargamento sumamente diferente, bien ocultado: misiles, armas, distintos tipos de proyectiles y municiones. El Comando 13 de la marina israelí explica  al “Victoria” que hay sospechas  respecto  a un cargamento ilegal y pide autorización para abordar el barco y revisarlo. El capitán accede de inmediato y los comandos israelíes suben a bordo. Tras una revisación profesional, la confirmación: las sospechas eran fundamentadas plenamente. Encontraron lo que buscaban, aproximadamente 50 toneladas de armas.

Los oficiales del operativo comprenden de inmediato que la tripulación del “Victoria” queda sorprendida y que el capitán no tenía idea sobre el cargamento que llevaba. El barco es desviado al puerto de Ashdod. Había salido del puerto sirio de Latakie con destino Egipto-haciendo en el medio  una escala en Chipre, para confundir- a fin de que allí se descargue el cargamento letal y sea transferido a Gaza por los túneles subterráneos. Se estima que las armas habían sido llevadas a Latakia hace algunas semanas, cuando un buque de guerra de Irán llegó a la zona .

 

Miércoles 16 de marzo, Puerto de Ashdod. Se expone ante diplomáticos extranjeros y la prensa, el cargamento del  “Victoria”.A bordo llevaba seis misiles anti-buque C-704, considerados armas estratégicas, con 35 kms de alcance, 230 proyectiles de mortero de hasta 10 kms de alcance, 2260 morteros más pequeños y  74.889 balas para rifles Kalachnikov. Ya hubo barcos con cantidades mayores de armas, pero esta vez, fuentes de seguridad destacan la calidad del cargamento, más que nada por los misiles  de Irán, los anti-buque, capaces de alterar estratégicamente la situación, no sólo de causar víctimas.

“Esto no es contrabando, es una industria que intenta continuamente armar a los terroristas para sus ataques contra la población civil israelí”, dicen fuentes oficiales. Es el “eje del mal”, Irán , Siria, Hizbala, Hamas.

 

Todo lo aquí relatado es un hecho. Ni paranoia, ni invento, ni “la versión” de Israel ante “la versión” de los otros. Es una prueba de que las amenazas no han terminado.

Ni entonces hace 10 años. Ni ahora.

Aunque esto no es tema central en las elecciones de este 23 de marzo, el tema sigue allí.

Se continuará discutiendo el futuro político de los territorios en disputa. Habrá todavía polémica dentro y fuera de Israel sobre el camino a seguir. Parte de los israelíes considera y seguirá considerando, que precisamente por estas amenazas, es imperioso hacer un máximo esfuerzo por llegar a la paz….a ver si eso pone fin a los problemas. La otra parte piensa que con  estas amenazas de fondo, Israel no puede bajar la guardia, que debe buscar un arreglo, pero sin arriesgarse en lo más mínimo..

 

Todavía no está claro cuál de los dos enfoques prevalecerá. 

Pero lo absolutamente claro es la realidad de la amenaza. Y la necesidad de cuidarse.Y de seguir alertas. 

Por más que esto parezca casi no aparecer en la campaña electoral de hoy.

 

 

 

Ana Jerozolimski
Directora Semanario Hebreo Jai
(19 de Marzo de 2021)

Editoriales anteriores Ver mas

Esta página fue generada en 0.0533130 segundos (33376)
2021-05-14T14:07:46-03:00