Ana Jerozolimski / Directora Semanario Hebreo JAI

Editorial

Uruguay no está votando como país amigo de Israel


Que las Naciones Unidas traicionan los principios sobre los que se creó la organización mundial después de la Segunda Guerra Mundial, no soprende a nadie. Hace rato estamos curados de espanto. Que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra no merece siquiera su propio nombre, ya que no se preocupa realmente por la situación de los derechos humanos en los puntos del globo donde más se violan sino por hostigar al Estado judío con su manía anti israelí, tampoco nos sorprende. 

Pero que Uruguay esté siendo parte de este juego, votando una y otra vez a favor de resoluciones absurdas redactadas por enemigos, y en el mejor de los casos haciendo el favor de abstenerse, duele demasiado como para poder quedarnos callados.

Duele por lo injusto, por lo patético de las propuestas de resolución que son llevadas a votación y apoyadas por mayorías que no tienen autoridad moral ninguna para, valga la redundancia, dictarle moral a Israel.

Duele si Cancillería dio la orden explícita de votar tal cual se está votando y duele si el embajador en el consejo no recibió orden ninguna y pensó que votar tal cual lo está haciendo, es lo más normal. Dicho sea de paso, emito otra opinión: abstenerse en propuestas de resoluciones escandalosas que acusan a Israel de todo tipo de crímenes y no dicen nada contra los terroristas que le atacan, no es amistad. Se puede ser valiente y rechazar las resoluciones.

A continuación, la situación concreta, según un detallado informe elaborado por Eli Aljanati. No pondremos cuáles eran las resoluciones propuestas en cada caso y nos limitaremos a señalar que la referencia es en todos los casos a resoluciones terriblemente hostiles a Israel. 

Francisco Bustillo asumió su cargo de Canciller  el 6 de julio del 2020. Desde entonces, al presentarse en diferentes instancias de las Naciones Unidas propuestas de resolución condenatorias de Israel, Uruguay votó 17 veces a favor de dichas resoluciones, o sea contra Israel, se abstuvo 11 veces y nunca votó contra las resoluciones, o sea nunca salió a defender a Israel.

-         Junio 2020, Consejo de  DDHH de la ONU : a favor de 5 resoluciones contra Israel.

-         Diciembre 2020, Asamblea General de la ONU: 9 abstenciones y 7 votos a favor de resoluciones contra Israel.

-         Noviembre 2020, Organización Mundial de la Salud : abstención

-         Setiembre 2020, Consejo Económico y Social de la ONU: 2 votaciones contra Israel

-         Marzo 2021, Consejo de DDHH de la ONU (UNHRC):  3 votos contra Israel y 1 abstención.

 

Tengo claro que en estos momentos, la preocupación central en el país es la pandemia. El Presidente de la República Luis Lacalle Pou está seguramente agobiado con el deterioro de la pandemia, los desafíos de salud pública y económicos que esto supone, y realmente no quiero agregarle dolores de cabeza. No tengo duda alguna de que luchar contra el maldito virus es mucho más importante.

Pero no podía dejar de prender una luz roja y alertar sobre lo que está ocurriendo, porque esto no debe pasar entre países amigos.

Yo quiero pensar que alguien no está informando debidamente al Presidente de la República sobre cómo vota Uruguay en la arena internacional. Es que realmente no creo que estas votaciones las esté aprobando el Presidente. Me resisto a creerlo.  

Ana Jerozolimski
Directora Semanario Hebreo Jai
(24 de Marzo de 2021)

Editoriales anteriores Ver mas

Esta página fue generada en 0.4673140 segundos (29701)
2021-05-15T10:28:15-03:00