Mundo Judío

MiSinai

Compatimos MiSinai y los invitamos a que lo disfruten.

 

No. 55
Jukat -Balak
Descargar PDF aquí
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 3/07  17.27
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

CONDUCTA  APROPIADA

Por Yossy Goldman

¿Cadena perpetua por cruzar mal la calle? ¿Veinte años por mascar chicle en público? ¡¿No es un poco demasiado el castigo?!

Bien; ¿también fue demasiado para Moshé que, en la lectura de esta semana de la Torá, se le castiga y niega la entrada a la Tierra Prometida a causa de la infracción aparentemente menor de pegarle a una piedra en lugar de hablarle?

La gente clama por agua en el desierto. D-os le dice a Moshé que le hable a una cierta piedra (él debía preguntarle de manera amable) y le promete que, milagrosamente, el agua fluirá de ella. El comentario nos ilumina acerca de las razones ocultas por las cuales Moshé golpea la piedra en lugar de hablarle, pero al final el milagro sucede y la sed de las personas se sacía.

Si su rabino hoy hiciera que una piedra produzca agua, aun cuando la piedra necesitara más que buena persuasión, ciertamente se consideraría como el gran milagro del siglo y el rabino ganaría el Premio Nobel de Química. ¿Pero para Moshé es pecado? Aun cuando (como la Torá lo señala) habría sido una santificación mayor de lo Divino si tan sólo le hubiera hablado a la piedra, aún así, para semejante infracción menor, ¿tan severa multa?

La respuesta, nos dicen, es que la responsabilidad se corresponde con el individuo. Si un niño hace lío, es completamente perdonable. Para un adulto, que debería saber más, somos menos susceptibles de perdonarlo. Igualmente, entre los adultos, de una persona de rango esperamos más que de alguien común.

Una mancha en un vestido común no es tan grave como una en una tela fina. Una mancha en un par de jeans no sólo es aceptable, sino absolutamente deseable. De hecho, algunas personas pagan un plus por los vaqueros pre-lavados. Ponga la misma mancha en una corbata de seda y simplemente es imponible.

Moshé era como la seda más fina y, por consiguiente, incluso el más pequeño y sutil de los pecados fue considerado una seria violación de la conducta y las repercusiones fueron severas.

Evoco la lectura en uno de los primeros libros del Rabino Dr. A. J. Twersky de una explicación de la conocida expresión idish "es past nit", es inapropiado. Cuando él era un niño y su padre lo reprendía por hacer algo malo, le decía "es past nit"; queriendo decir que esa clase de conducta era inapropiada para él. No sólo semejante reproche no malograba la imagen del niño que tenía de sí mismo, sino que la reforzaba. El padre sabio le estaba diciendo a su hijo, "Eres especial, eres importante, para alguien como tu, esta clase de conducta es impropia". Hay modelos de conducta que no son necesariamente delictivos o inmorales. Aún así, para alguien de un apreciable background familiar, "es past nit", es inapropiado. Éste era el tipo de crítica que podía realmente construir la autoestima de un niño.

¡Qué bueno que incluso en el castigo uno pueda encontrar aprobación y alabanza!

Mientras escribo estas líneas, pienso en la ceremonia de la jupá cuando la oficio en un matrimonio. Después de leer la Ketubá en arameo original, generalmente leo una síntesis en inglés. Allí en el texto uno encuentra una antigua expresión en inglés que remite a "así como corresponde hacer a un marido judío", en la cual se reflejan las obligaciones del novio para con su novia; y no se esperaría menos de él. Sí, nosotros los judíos esperamos más de nuestros maridos. Hay una ética histórica y una sagrada tradición a la cual todos estamos sujetos. No importa lo que el resto del mundo piense, para un marido judío, "es past nit".

Moshé fue el más grande profeta de todos los tiempos. Para él, el estándar no podía ser más alto. Por suerte para nosotros, meros mortales, no estamos sujetos a tan elevadas referencias. Pero estamos sujetos a nuestros propios estándares. Los estándares de judíos que fueron llamados por D-os para ser "un reino de sacerdotes y una nación santa."

EL AMOR CONQUISTA EL ODIO

"Balaam se levantó en la mañana y ensilló su asna." (Bamidbar 22:21)

Balaam odiaba con pasión a D-os y sus emisarios, el pueblo judío. Temprano en la mañana buscó acometer su maléfica misión: se dirigió a D-os para “recordarle” cuán rápidamente se habían rebelado los judíos en contra de Él. A esto, D-os le replicó que esa rapidez había sido precedida por la del patriarca Abraham: Abraham se había levantado temprano por la mañana para cumplir con amor y devoción la orden que Él le diera de sacrificar a su hijo Isaac. El mérito del amor de Abraham por D-os contrarrestó el odio de Balaam. El pueblo judío recibió en herencia el amor de Abraham; sus rebeliones en el desierto fueron apenas raptos temporales en su inherente y eterna devoción a D-os.

De manera análoga, cada vez que intentemos reparar el daño que podamos haber causado por desatender deliberadamente la voluntad de D-os, la forma más segura de compensar dichos pecados es fortaleciendo nuestro amor por Él. Este amor transformará a su vez los pecados del pasado en motivación para realizar buenas acciones. Así como D-os transformó las maldiciones de Balaam en bendiciones, también nosotros podemos siempre transformar “maldiciones” en bendiciones.

Likutei Sijot, vol.28, págs.163-164

Números (Bamidbar) 19:1 – 25:9

La sexta sección del libro Números comienza con la ley o “decreto” (en hebreo, jukat) relativa al proceso de eliminación del estado de impureza ritual que contrae una persona en el contacto con un cadáver humano. A continuación, la narrativa de la Torá avanza hasta los años finales de los viajes del pueblo judío en el desierto, cuando llegan a la frontera de la Tierra de Israel. La séptima sección del libro Números describe el plan de Balak —rey de Moab— y su brujo Balaam para invocar la desgracia del pueblo judío y evitar así un eventual ataque de los judíos a Moab. D-os frustra el plan y fuerza a Balaam a conceder la bendición al pueblo judío.

RAV (SIGLO II)

Por Nissan Mindel

Su nombre era Aba Arija, pero recibió el título honorífico de Rav. Puede considerarse como uno de los últimos Tanaim y primeros Emoraim.

Descendía de Shimi, hermano del rey David y era sobrino de Rabí Hiía. Cuando éste se trasladó a Eretz Israel, Rav, que nació en Babilonia, le acompañó, creció en su casa y estudió en la Ieshivá de Rabí Iehuda Hanasí en Zipori. Luego Rav regresó a Babilonia y junto con su colega Shemuel fundó una gran Ieshivá en la cual se pusieron las bases fundamentales del Talmud de Babel, en el año 3979.

Luego Rav se estableció en la población de Sura en la cual fundó su famosa Ieshivá y gracias a él y a su colega Shemuel, Babilonia se transformó en un gran centro del Judaísmo, pudiendo ya prescindir de los Rabanim de Eretz Israel.

Rav y Shemuel se volvieron famosos por su forma de explicar la Mishná y establecer la aplicación de la Halajá. Gran número de discípulos acudían a Rav, aún discípulos de Shemuel.

Rav compuso el Sifra y el Sifre, comentarios de los libros Vaikra, Bamidbar y Devarím. La fama de Rav en el estudio de la Torá fue reconocida en todas las comunidades Judías y aún en Eretz Israel le dieron el título de Rosh Hagola: La autoridad Superior de la Diáspora. Su Ieshivá en Sura fue llamada "un pequeño Bet Hamikdash". En muchas cuestiones existían divergencias de opiniones entre Rav y Shemuel y las últimas autoridades del Talmud fijaron la Halaja según la opinión de Rav en cuestiones de isur veheter, lo prohibido y lo permitido en leyes puramente religiosas, y según la opinión de Shemuel en referencia al Código Civil, dine mamonot.

Rav tuvo una gran familia y su hijo primogénito fue llamado Rav Hiía. Sin embargo no fue éste quien le reemplazó, sino su discípulo Rav Huna. Rav murió a edad avanzada en el año 4007.

DÍAS DE AYUNO

El calendario judío tiene varios días de ayuno, la mayoría de los cuales conmemoran varios eventos importantes que giran alrededor de la destrucción de los Templos Sagrados. Ellos son:

3 de Tishrei - Ayuno de Gedalia

10 de Tishrei - Iom Kipur

10 de Tevet - Asara BeTevet

13 de Adar - Ayuno de Esther

17 de Tamuz - Shiva Asar BeTamuz

9 de Av - Tishá BeAv

Las siguientes reglas se aplican a todos los días de ayuno excepto Iom Kipur y Tishá BeAv, que tienen sus propias leyes.

Ayunar es simple. Si usted es un hombre o una mujer saludable mayor que bar o bat mitzvá, abstengase de comer y beber desde el amanecer al anochecer. 

Algunos detalles técnicos:

- Si está embarazada o está amamantando y está dolorida o se siente débil, no ayune este día. Si está enfermo, consulte con un rabino. Pero aunque esté exceptuado de ayunar, deje los dulces y otras exquisiteces para otro día.

- Se puede levantar temprano antes que comience el ayuno y comer algo, siempre que haya tenido esto en mente antes de ir a dormir.

- Intente ir a la sinagoga para los servicios de plegaria del día. Agregamos algunas plegarias especiales de días de ayuno, y leemos la Torá tanto durante las plegarias de la mañana y como de la tarde. Hay también una haftará especial para días de ayuno que se lee luego de la lectura de la Torá por la tarde.

- Si el día de ayuno cae en Shabat, se pospone para el domingo (o en el caso del Ayuno de Esther se adelanta al jueves).

¿Por qué ayunamos? No es nuestra culpa que se haya destruido el Templo. La gente de la época se negó a escuchar a los profetas que les advertían que mejorarán sus caminos. Nosotros estamos sufriendo las consecuencias.

Sobre esto los sabios explican: “Cada generación en la cual el Templo no fue reconstruido, es como si el Templo hubiese sido destruido en esa generación.” Si es así, el día de ayuno no es en realidad un día triste, sino un día oportuno. Es un día en el que estamos facultados para corregir la causa de esa primer destrucción, de forma que nuestro largo exilio termine y nos encontremos viviendo en los tiempos mesiánicos; que pronto lo veamos.

El Ayuno del 17 de Tamuz es este jueves 9 de Julio. En Montevideo comienza a las 6:27 y finaliza a las 18:17.

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected]

Ultimas Noticias Ver más

María Esther Burgueño: Los alumnos son muy sagaces a la hora de calibrar a sus docentes Entrevistas

María Esther Burgueño: Los alumnos son muy sagaces a la hora de calibrar a sus docentes

02 Agosto 2020


Una profesora que sus alumnos recuerdan con nostalgia y alegría.

Esta página fue generada en 0.0451710 segundos (9424)
2020-08-03T21:20:50-03:00