Israel

Se llevó a cabo la carrera judeo-árabe de Jerusalem

Fue la más grande desde la fundación de “Corredores sin Fronteras”

Fotos: City Pass (de la página de Facebook de la asociación)

Los problemas y tensiones no han desaparecido, pero cada vez son más quienes se acercan a este proyecto de convivencia judeo-árabe, que en su gran evento del año hace pocas semanas, superó las expectativas y contó con la participación de 1100 personas en la gran carrera de Jerusalem.

 

Aproximadamente 500 participantes eran israelíes judíos, otros 500 árabes de Jerusalem Este y unos 100 extranjeros que por distintas razones se hallan en Israel. El participante de mayor edad fue un israelí de 89 años y el más pequeño, un niño árabe de 4 años, de Jabel Mukaber.

La ganadora en la categoría femenina fue Kirwan Halabi, una jovencita israelí drusa de la localidad de Daliat el-Karmel en el norte del país.

El ganador en la categoría masculina fue Shalom Hamer, de 17 años, alumno de secundaria de Jerusalem.

“Corredores sin fronteras” es una asociación concebida por Israel Hess y Shoshana Ben David, dos ciudadanos israelíes, judíos, habitantes de Jerusalem, que vieron con preocupación años atrás la creciente intolerancia entre las partes. Sintieron que era necesario que judíos y árabes sean conscientes de la dimensión humana del otro, como parte de la vida en Jerusalem.

 

 

 

La asociación lleva adelante hoy en día dos proyectos principales. El primero es un grupo de jóvenes judíos y árabes que funciona precisamente en Jerusalem y que cuenta con aproximadamente la mitad de miembros de cada lado. Generalmente participan en dicho marco cada año entre 25 y 30 jóvenes, y los que vienen regularmente a los encuentros, viajan a fin de año juntos al exterior. 
Es interesante que junto a los árabes del campamento de refugiados Shoefat, de Issawiye, Sur Baher y Jabel Mukaber, hay jóvenes judíos no sólo de Jerusalem sino también de asentamientos en los alrededores de la ciudad.
El otro proyecto es la carrera conjunta judeo-árabe que se lleva a cabo entre Este y Oeste de Jerusalem. En noviembre tendrá lugar la de este año, para la cual aún están abiertas las inscripciones. No es sólo cuestión de diversión y salud sino más que nada, un mensaje en pro de la coexistencia pacífica.
El año pasado participaron en la carrera 750 personas de ambas partes y este año fueron 1100.

“No es que todos vienen por el ideal de la convivencia”, nos dice Israel Haas. “Hay muchas consideraciones, también prácticas. Pero soy un convencido de que desde el momento que judíos y árabes se encuentran en un marco conjunto, se empiezan a conocer y eso ayuda a derribar barreras”.

 

La mención de Este y Oeste de Jerusalem hace imperiosa una aclaración.

Históricamente, Jerusalem nunca había estado dividida. Lo que la dividió fue la guerra árabe contra el entonces naciente Israel en mayo de 1948. La Legión Jordana atacó blancos judíos en Jerusalem y la ciudad fue escenario de complejas batallas. Fue el alto el fuego que puso fin a la guerra lo que creó el concepto de Este y Oeste, o de Jerusalem occidental y Jerusalem oriental.  Lo que quedó al Este de la línea de armisticio, pasó a conocerse evidentemente como Jerusalem oriental, de población exclusivamente árabe ya que todos los judíos que allí residían fueron expulsados. Lo que quedó al oeste de la línea de armisticio, pasó a ser Jerusalem occidental.

Cuando Israel conquistó en junio de 1967, en la Guerra de los Seis Días, la Ciudad Vieja-en lo que los árabes llamaron de ocupación y los judíos de liberación- la ciudad fue reunificada.

Formalmente, ambas partes constituyen territorio de Jerusalem. Pero la población árabe que se hallaba del lado oriental, tiene  en su gran mayoría ciudadanía jordana y sólo residencia permanente en Jerusalem, o sea no ciudadanía israelí. Eso significa que no pueden votar a las elecciones a la Kneset, sino solamente a las elecciones municipales. Por otro lado, tienen cédula azul como el resto de la población , libertad de movimiento en el país y acceso a los derechos de pagos del Seguro Social , llamado Bituaj Leumí.

Ana Jerozolimski
(18 Diciembre 2019 , 08:04)

Ultimas Noticias Ver más

Jacobo Singer junto a su laptop, de fondo el logo de la empresa d.local
Entrevistas

Jacobo Singer, Jefe de Operaciones de d.Local, entrevista especial

27 Septiembre 2020


“Nuestro objetivo nunca fue ser un unicornio, sino hacer un trabajo de extrema calidad” (Fotos: Gentileza d.Local)  

Dov Halbertal en el escritorio de su casa
Entrevistas

Coronavirus: dura crítica dentro del sector ultraortodoxo israelí

26 Septiembre 2020


Con el escritor Dov Halbertal que acusa a sus correligionarios por su comportamiento en pandemia

Esta página fue generada en 0.0603940 segundos (3777)
2020-09-28T05:50:55-03:00