Mundo Judío

MiSinai

Compartimos MiSinai con nuestros lectores.

No. 62
Shoftim
Descargar PDF aquí
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 20/08  18.00
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

UN JUEZ IMPARCIAL

Por Naftali Silberberg

La parashá de esta semana, Shoftim, siempre es leída en el primer shabat del mes de Elul. Como nada ocurre por accidente, esta parashá debe tener alguna enseñanza importante para implementar en este mes tan auspicioso.

Shoftim significa “jueces”. La Torá nos ordena designar una jerarquía de jueces en cada ciudad y provincia. A nivel literal, este mandamiento se refiere a los jueces que resuelven las cuestiones civiles, penales y religiosas. En un nivel más profundo, sin embargo, este mandamiento, así como sus detalles, tiene un gran significado para cada uno de nosotros y nuestras vidas personales.

Examinemos uno de los detalles de esta ley:

"No pervertirás la justicia, no mostrarás favoritismo y no aceptarás el soborno..."

Una vez que la Torá ya prohíbe la perversión de la justicia, ¿cuál es la necesidad de prohibir el soborno? ¿Acaso el soborno no es la manera más obvia de pervertir la justicia? Rashi, el prominente comentarista de la Biblia, explica que la Torá prohíbe el soborno, ¡inclusive si el que lo da lo hace con la condición de que el juez imparta un veredicto justo! Pues tan pronto como el juez es “sobornado”, está tentado de actuar en favor de dicha parte y no será capaz de emitir una decisión objetiva. Cómo continúa el versículo: "...porque el soborno enceguece los ojos del sabio". Tan pronto como existe una afinidad entre un juez y uno de los litigantes, este no está capacitado para presidir el caso.

Durante el mes de Elul, cada persona debe juzgar sus acciones y los logros del año anterior. Sin embargo, todos estamos “sobornados” de cierta manera por nuestro amor propio y somos incapaces de hacer una evaluación completamente justa. Por lo tanto, cada persona debe nombrar a un "juez", un mentor espiritual imparcial que pueda emitir una opinión objetiva.

Además, el conocimiento de que al final de cada semana o cada mes tendrá que hablar de sus logros espirituales con otro es a menudo suficiente para colocar a una persona en el camino de la mejoría. Como dijo Rabí Iojanán ben Zakai a sus discípulos: "Si ustedes solo temieran a D-os tanto como temen a sus semejantes...”.

SER UN ÁRBOL FRUTAL

[Dijo Moshé al pueblo judío:] “Si sitiáis una ciudad ... no debéis destruir sus árboles [frutales].” (Devarim 20:19)

Nuestras emociones son la medida de nuestra madurez. Son muchas las personas dotadas de inteligencia o talentos superiores; sin embargo, las emociones verdaderamente depuradas se logran dejando atrás el narcisismo infantil y contribuyendo al mundo. De manera análoga, los árboles frutales nos proveen de alimento y disfrute a partir de su propio “esfuerzo” como árboles, mientras que los árboles estériles nada más nos impresionan con su presencia majestuosa; quizás den sombra, pero nada sacrifican de sí al hacerlo.

En consecuencia, cuando nos encontramos en busca de instrucción e inspiración, debemos dirigirnos a personas que no solo sean inteligentes y talentosas, sino que utilicen sus dotes de manera consistente para el bien del mundo. Asimismo, también nosotros —desde luego— debemos emular el ejemplo de los árboles frutales.

Likutei Sijot, vol. 4, págs. 1114-1119; ibid., vol. 24, págs. 115-120.

Deuteronomio (Devarim) 16:18 – 21:9

La quinta sección del Deuteronomio continúa el segundo discurso de despedida de Moshé al pueblo judío. Moshé comienza instruyendo al pueblo judío en la designación de jueces (shoftim, en hebreo) por toda la Tierra de Israel para juzgar casos en litigio y garantizar el cumplimiento de la ley. Luego provee instrucciones acerca de los demás líderes del pueblo judío: el rey, los sacerdotes y los profetas.

RAV HASHE (SIGLO IV)

Por Nissan Mindel

Pertenecía a la cuarta generación de Emoraim de Babilonia. Descendiente de familia de grandes sabios, desde la edad de 20 años, fue escogido como Rosh Ieshivá de Sura. Era al mismo tiempo sabio y rico y de él se dijo que desde Rabenu Hakadosh no hubo otro que gozó del privilegio de poseer Torá y grandeza al mismo tiempo.

Permaneció 50 años Rosh Ieshivá de Sura. Al final de su vida, sintió la necesidad de efectuar la gran obra del Talmud. Recogió todas las discusiones y explicaciones de sus predecesores sobre las Mishnaiot, Baraitot y Tosaftot, sobre cada tema y sus decisiones, y después de un amplio estudio de todo el material recogido, con los grandes sabios de su generación y en particular con su colega Ravina, constituyó la obra magistral del Talmud Babli, base fundamental de la vida Judía para todas las generaciones venideras.

Dos generaciones después de Rav Ashe, los Emoraim de Babilonia continuaron la obra añadiendo a ella material y ampliando su explicación. El Amora Ravina el segundo, completó el Talmud Babli definitivamente, a cuyo contenido ya no se puede ni añadir ni menguar.

A pesar de ser el grande de su generación, Rav Ashe era muy humilde y afirmaba que la persona altanera acaba por ser rebajada. También solía afirmar que si una persona tuvo la intención de hacer una Mitzva y luego un impedimento, se le considera como si la hubiera efectuado.

Rav Ashe murió en el año 4158.

 

EL MES DE ELUL

Elul, el último mes del año judío, es un momento para rever el pasado y mirar a donde hemos llegado en la vida. Es una preparación para los próximos “Días Temibles”, Rosh Hashaná y Iom Kipur, cuando decidimos hacer las cosas mejor este año que el anterior.

El tema de Elul es regresar a tu ser esencial, llamado teshuvá, ayudado con plegaria y tzedaká. “El Rey esta en el campo”, dicen, queriendo decir que la chispa Divina dentro de ti está mucho más accesible, en la medida que la busques.

Algunas costumbres del mes de Elul:

- Todos los días (excepto Shabat) se toca un cuerno de carnero (Shofar) en los servicios matutinos. Es un llamado de atención para prepararnos espiritualmente para Rosh Hashaná.

- Cuando escribimos un correo, firmamos “Que seas inscripto y sellado para un buen año.”

- Agregamos el capítulo 27 de los Salmos en las plegarias de la mañana y la tarde.

- El Baal Shem Tov inició una costumbre de decir tres capítulos adicionales de Salmos, secuencialmente, cada día, desde el primero de Elul hasta Iom Kipur, cuando se completan el resto del libro de Salmos.

- Es una buena época para hacer revisar los tefilin y mezuzot por un escriba que asegure que están en buenas condiciones.

Selijot

Las Selijot son plegarias a D-os que piden perdón. Los judíos sefaradim recitan selijot especiales temprano todas las mañanas de Elul (excepto Shabat). Los ashkenazim comienzan estás selijot poco después de la medianoche del domingo anterior a Rosh Hashaná, a menos que esto no permita un mínimo de cuatro días de selijot, en cuyo caso comienzan el domingo anterior a ese. Las selijot se recitan diariamente antes de los rezos de la mañana (excepto en Shabat) hasta Rosh Hashaná. Muchos continúan recitándolas hasta Iom Kipur.

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected]

 

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0447769 segundos (33339)
2020-10-29T22:19:24-03:00