Noticias

Musulmanes: la mezquita Al-alqsa no pertenece a los palestinos

Fuente: Gatestone institute

Por Khaled Abu Toameh

En los últimos años, los palestinos han condenado regularmente a los judíos por visitar el Monte del Templo / Haram Al-Sharif (Santuario Noble) en Jerusalén. Los palestinos describen las visitas de judíos como "incursiones" y afirman que los visitantes "profanan" la mezquita de Al-Aqsa cuando entran al recinto.

 

Los visitantes judíos, sin embargo, no ponen un pie dentro de la mezquita; solo recorren el recinto al aire libre bajo la protección de la policía israelí. También vale la pena mencionar que los palestinos suelen insultar a los visitantes judíos y tratar de agredirlos físicamente.

 

El Monte del Templo es el sitio más sagrado del judaísmo y el lugar al que los judíos se dirigen durante la oración. Entre los musulmanes sunnitas, el Monte del Templo se considera el tercer lugar más sagrado del Islam.

 

Los palestinos ahora dicen que se oponen no solo a que los judíos visiten el lugar sagrado, sino también a los musulmanes que creen en la paz con Israel.
 
En lo que respecta a los palestinos, un musulmán que cree en el derecho de Israel a existir no tiene derecho a entrar al Monte del Templo ni a rezar en la Mezquita Al-Aqsa. ¿Por qué? En el mundo de los palestinos, un musulmán o árabe que hace las paces con Israel es un "traidor" que no merece entrar al recinto. Aunque el sitio es sagrado para todos los musulmanes, los palestinos se han convencido de alguna manera de que la mezquita de Al-Aqsa es de su propiedad privada y que tienen derecho a impedir que otros musulmanes recen allí.
 
La facción gobernante de Fatah del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, encabeza actualmente una campaña para evitar que los musulmanes de los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, los dos estados del golfo que recientemente firmaron acuerdos de paz con Israel, visiten el Monte del Templo.
 
El mufti de la Autoridad Palestina en Jerusalén, Sheikh Mohammed Hussein, fue el primero en prohibir a los musulmanes que creen en la normalización con Israel visitar el sitio. Hussein anunció que los musulmanes que quieran rezar en la mezquita de Al-Aqsa son bienvenidos siempre que no pasen por Israel.
 
Añadió que no se permite rezar en la mezquita a los musulmanes que establecen relaciones con Israel. Además, dijo, los palestinos tienen prohibido recibir o tratar con cualquier musulmán que crea en la normalización con Israel.
 

Monir al-Jaghoub, un alto funcionario de Fatah, advirtió que los palestinos arrojarían un "zapato viejo en la cara" de los musulmanes que ingresen a Jerusalén bajo protección israelí.
 
Este es uno de los pocos temas en los que Fatah parece estar de acuerdo con sus rivales en el movimiento islamista palestino, Hamas.
 
"Esta visita condenada es un desprecio por los sentimientos de los pueblos de nuestra nación árabe e islámica, y un estímulo para que la ocupación sionista realice incursiones cada vez más continuas en la mezquita de Al-Aqsa", Abdel-Latif Al-Qanou, un portavoz de Hamas, dijo a la Agencia Anadolu. "La entrada de una delegación del Golfo a la mezquita de Al-Aqsa bajo protección israelí es una puñalada en la espalda de nuestro pueblo palestino".
 
Esas amenazas son la razón por la que los palestinos insultaron y expulsaron a una delegación emiratí que visitó la mezquita de Al-Aqsa el 19 de octubre. De no ser por la presencia de policías y guardias de seguridad israelíes, la visita habría terminado de una manera desagradable con violencia o derramamiento de sangre. .
Las amenazas y los abusos de los palestinos han generado duras críticas por parte de varios musulmanes, especialmente de los que viven en los estados del Golfo. Estos musulmanes, ofendidos y humillados por la retórica y las provocaciones de los palestinos, han respondido condenando a los "matones" palestinos que acosan e insultan a los fieles musulmanes durante su visita a la mezquita de Al-Aqsa.
 
Estos musulmanes del Golfo también están exigiendo el fin del "monopolio" palestino sobre el lugar sagrado islámico en Jerusalén. En efecto, dicen: "La mezquita de Al-Aqsa pertenece a todos los musulmanes, y no solo a los palestinos". Otros han llegado incluso a pedir "liberar" la mezquita de Al-Aqsa de las manos de los "matones" palestinos.
 
El periodista y autor saudí Abdel Rahman Al-Lahim:
 
"Es muy importante para los emiratíes y los bahreiníes discutir con Israel las formas de liberar la mezquita Al-Aqsa de los matones palestinos para proteger a los visitantes de la matanza palestina".
 

La activista política emiratí Laila Al-Awadhi preguntó: "¿Son estas las éticas palestinas de la hospitalidad? ¿Es uno de los fundamentos de la religión insultar a la mezquita? ¿Son estas la moral de los árabes?" Dirigiéndose a los palestinos, agregó: "Visitaremos la mezquita de Al-Aqsa porque no les pertenece, pertenece a todos los musulmanes".
 
El escritor emiratí Yaqoub Al-Rayss acusó a los "mercenarios" de Hamas de estar detrás del asalto a los musulmanes que visitaron la mezquita en Jerusalén. "Aquí puede ver que la historia no se trata de religión y ética, sino de una ideología malévola de los Hermanos Musulmanes", comentó. (Hamas es una rama de la Hermandad Musulmana).
 
Ali Al-Aslami, un usuario de las redes sociales emiratí, respondió a Al-Rayss: "Qué equivocados estábamos cuando pensamos que Israel estaba impidiendo que los musulmanes visitaran la mezquita de Al-Aqsa".
 

Ahmed Nasir, en un artículo publicado en el periódico semanal de los Emiratos Árabes Unidos Al-Ain, acusó a Qatar, Turquía y los palestinos de hipocresía y "tráfico" en la cuestión palestina. Nasir señaló que la visita de la delegación emiratí a la mezquita de Al-Aqsa "fue uno de los frutos del tratado de paz firmado por los Emiratos Árabes Unidos e Israel el 15 de septiembre, y como un mensaje emiratí a los palestinos y que el tratado apoya su problema".
 
Qatar y Turquía, agregó Nasir, "intentaron interrumpir la visita, distorsionar sus objetivos y atacarla como parte de un plan despreciable para frustrar y distorsionar los esfuerzos de paz de los EAU". Señaló que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y un ministro de Qatar visitaron la mezquita en el pasado pero no fueron insultados por los palestinos.
 
"Los traficantes en el tema palestino están incitando contra los Emiratos Árabes Unidos solo porque ha comenzado a buscar soluciones prácticas que contribuyan a la expansión de la seguridad y la estabilidad, y la restauración de los derechos palestinos legítimos", argumentó Nasir.
 

La furiosa respuesta de estos musulmanes al asalto palestino a la delegación emiratí es otra señal de la profundización de la crisis entre los palestinos y el mundo árabe, en particular los estados del Golfo. Es obvio que la llegada de turistas a Jerusalén impulsa la economía en un momento en que la ciudad enfrenta dificultades económicas debido a las restricciones del coronavirus. Sin embargo, una vez más, los palestinos han optado por odiar a Israel y a cualquier árabe que busque la paz con él antes que mejorar sus condiciones básicas de vida.
 
Hay un aspecto adicional a la reacción airada de estos escritores musulmanes y árabes: algunos musulmanes se sienten más seguros visitando una mezquita bajo protección israelí que sin ella. La policía israelí ha protegido a los musulmanes que visitaban una mezquita de ser atacados por otros musulmanes, por supuestamente promover la normalización con Israel. No es de extrañar, entonces, que los musulmanes del Golfo exijan ahora el fin del control exclusivo que ejercen los palestinos sobre el tercer lugar más sagrado del Islam.
 

Fuente: https://www.gatestoneinstitute.org/16678/muslims-al-aqsa-mosque

Ultimas Noticias Ver más

El boxeador polaco. Taller de lectura de B'nai B'rith Uruguay
En comunidad

El boxeador polaco. Taller de lectura de B'nai B'rith Uruguay

24 Noviembre 2020


En el taller compartimos lecturas e interpretaciones. Si no leyeron "El boxeador polaco" se los recomiendo. Conjuga emoción y misterio.

Esta página fue generada en 0.0590022 segundos (23852)
2020-11-24T19:51:56-03:00