Noticias

Abu Mhammed Masri. Fin del futuro líder de Al Qaeda

Por Alberto Priego

El pasado 7 de agosto se cumplían 22 años del primer gran atentado de Al Qaeda: el ataque contra las embajadas norteamericanas en Nairobi y Dar El Salam. Coincidiendo con esta efeméride, moría en Teherán uno de sus autores intelectuales el egipcio Abdullah Ahmed Abdullah al que todos conocían por su nombre de guerra Abu Mohammed Masri.

La figura de Masri fue fundamental para llevar a cabo los grandes atentados de la organización como fueron los mencionados contra las embajadas norteamericanas, el propio 11S y el ataque contra el Hotel israelí Paradise. El papel de Masridurante estos años fue tan destacado que fue elegido para formar parte del consejo de nueve miembros que dirigió Al Qaeda en los últimos años del siglo XX.

El rastro de Masri, de HamzaBin Laden (hijo del líder) y de SaifAdl se perdió cuando cruzaron la frontera entre Afganistán e Irán en 2003. Desde entonces se pensaba que estaban en custodia domiciliaria aunque fuentes de la inteligencia norteamericana habían alertado que podían encontrarse en libertad tras el acuerdo firmado entre Al Qaeda e Irán en 2015. Mucho se ha especulado sobre los motivos que llevaron a este acuerdo pero por encima de cualquier otro, parece que la emergencia del Estado Islámico pudo ser el enemigo común que propició un acercamiento entre dos enemigos como fueron Irán y Al Qaeda. 

Al igual que ocurrió con Eichman en Argentina, Abu Mohammed Masritambién vivía-en uno de los barrios donde residen los Pasdarán- escondido detrás de una identidad falsa que bien parece podría haber sido facilitada por los propios iraníes. Abu Mohammed Masri se hacía llamar Habib Dawoud, un supuesto profesor libanés de historia que estaba vinculado a Hezbollá y que vivía tranquilamente con su hija Maryaquien si bien era su hija biológica, también era la viuda de HamzaBin Laden. Precisamente el hijo de Bin Laden fue asesinado en 2019 lo que ponía a Masri en el primer lugar para suceder al AlZawahiri en la dirección de Al Qaeda. 

Si bien es cierto que ni los Estados Unidos ni Israel han hablado del incidente que tuvo lugar en agosto pasado, la forma en la que murieron tanto Masri como su hija se asemeja mucho a la forma en la que murieron algunos de los principales científicos del programa nuclear iraní, lo que ha hecho que algunos medios planteen que el líder de Al Qaeda podría haber sido eliminado por un Kidón. 

Sobre la presencia de Masri en Irán no podemos establecer una explicación clara, ya que durante años Irán y Al Qaeda se han presentado como enemigos. Sin embargo, podemos especular con tres posibles explicaciones a esta alianza que cuanto menos, parece extraña. 

a) En primer lugar, se podría señalar a la confluencia de una serie de intereses coyunturales y estructurales que han hecho que Al Qaeda e Irán se alíen. Entre estos intereses coyunturales podemos destacar la emergencia del Estado Islámico y la hostilidad compartida hacia Israel y Estados Unidos. En este último caso, la presión ejercida por Netanyahu y Trump contra Irán podría haber servido de canalizador de la alianza.

b) En segundo lugar, se podría pensar que Irán estaría dando cobijo a destacados miembros de Al Qaeda como forma de frenar una posible intervención norteamericana en Irán. una posible intervención norteamericana en Irán podría provocar el caos y la desaparición de estos destacados miembros de Al Qaeda.

c)  En tercer y último lugar, algunos autores han planteado que la relación entre Irán y el mundo sunita no es tan mala como en un primer momento se creyó.Para apoyar esta tesis debemos recordar que desde hace ya varios años Teherán ha venido cooperando con grupos sunitas como Hamás, la Jihad Islámica o incluso con los mismo Talibán.

Parece que ser que Abu Masri se movía libremente por el país y que incluso podía salir al extranjero, lo que según algunas fuentes hacía pensar que pudiera estar preparando atentados en el exterior contra intereses israelíes y norteamericanos. En 2019 Al Zawahiri y HamzaBin Laden, hicieron llamamientos para atentar contra intereses israelíes en el exterior, una tendencia que ha sido una constante desde 1998. Así, la presencia de Masri en Irán, la obsesión de los Ayatolás con Israel y la doctrina planteada por Al Qaeda desde sus inicios nos hace pensar que Israel podría estar en el punto de mira de Masr.

Si bien Irán todavía no ha reconocido la eliminación de Masri, este hecho debe hacer replantearnos las relaciones entre Teherán y Al Qaeda ya que ha quedado demostrado que la hostilidad hacia Estados Unidos e Israel es mucho más poderosa que la fractura entre el sunismo y el chiismo. 

 

 

Ultimas Noticias Ver más

Mi Sinaí
Mundo Judío

Mi Sinaí

26 Noviembre 2020


Tenemos el honor de compartir con nuestros lectores MiSinaí No. 76. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

Esta página fue generada en 0.0490441 segundos (23878)
2020-11-26T15:18:15-03:00