Mundo Judío

El Brexit y los judíos británicos

Por Roberto Frankenthal

Game Over!! El 01.01.2021 el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte se separará definitivamente de la Union Europea (UE). En estos últimos dias del 2020 en todas las capitales europeas y pese al receso navideño las burocracias estatales estan revisando las mas de 1.000 paginas del acuerdo de ultima hora al que llegaron la Comision Europea (en el nombre del la UE) y el gobierno del Reino Unido. Pero hay uno de los puntos que ya estaban claros antes de este acuerdo: los subditos de la Corona britanica perderán sus derechos de residencia, trabajo y/o  de ciudadanía que recibían hasta ahora automaticamente cuando se trasladaban a otro país de la UE. Esto ha provocado inquietud tanto en los britanicos actualmente residentes en la UE como en una minoría religiosa residente en el Reino Unido: los judíos de Gran Bretaña-

El 23 de junio de 2016 una mayoría de los votantes britanicos decidio en un referendum abandonar la UE. La campaña electoral que llevo a este referendum estuvo teñida de expresiones xenofobas por parte de los simpatizantes del Brexit. Al conocerse el resultado un grupo dentro de la comunidad judía de Gran Bretaña (aprox 300.000 personas) comenzo a revisar sus viejos documentos familiares: son los descendientes de aprox 50.000 a 60.000 judíos de origen aleman o austriaco que encontraron refugio alli huyendo de la persecucíon nazi.

La llegada de estos refugiados en los años 30 del siglo pasado no siempre fue facil. Asi como el Mandato Britanico restringía el ingreso de judíos a Israel, tambíen lo hacia en el territorio del Reino Unido. A partir del 1938 el gobierno del Reino Unido solicitaba visas a los provenientes de Alemania y Austria, al comenzar la segunda guerra mundial prohibio directamente su ingreso a la Gran Bretaña. Hubo eso si una gran e importante excepcíon: el 10.11.1938 (el dia posterior a pogrom organizado por el nazismo conocido bajo el nombre de "Kristallnacht") accedieron a permitir el ingreso de niños y jovenes menores de edad de origen judío-aleman o judío austriaco. En el transcurso de los siguientes meses estos "Kindertransporte" sirvieron para salvar la vida de unos 10.000 menores de edad. En el Reino Unido fueron albergados en familias de acogida o centros comunitarios. Estos menores llegaban a un país que hasta último momento intento negociar un nuevo orden europeo con el gobierno de Hitler. Una buena parte de la elite britanica de aquellos tiempos simpatizaba con el nazismo, por su contenido anticomunista. Miembro destacado de esa tendencia era el malogrado rey Eduardo VIII, quien supuestamente abdico al trono por su relacíon con una divorciada americana Wallis Simpson, pero que en realidad fue obligado a la abdicacíon por que expresaba su abierta simpatía con el facismo aleman de esa época.Tantas eran las sospechas que estos refugiados del nazismo producían en las elites britanicas, que cuando en 1940 la Alemania nazi había ocupado casi toda Europa y se aprestaba a invadir las islas britanicas, aprox 7.000 refugiados alemanes/austriacos fueron deportados a Australia y Canada, donde permanecieron durante la guerra en campos de aislamiento.

Tras la finalizacíon de la segunda guerra mundial, la mayoría de los refugiados decidio permanecer en el Reino Unido. Traumatizados por su historía muchos de ellos, cortaron de raíz sus vinculos culturales o emocionales con sus paises de origen. Todo esto continuo de esta manera hasta la llegada del referendum por el Brexit en 2016. Tanto los conservadores como los nacionalistas del UKIP (United Kingdom Independence Party) utilizaron un lenguaje francamente xenofobo para promover la salida de la UE. Del otro lado un Partido Laborista divido entre los pro- y antieuropeos y liderado por Jeremy Corbin, un dirigente con un postura ambivalente, como minimo, sobre el antisionismo y el antisemitismo. Esta conjuncíon de factores llevo a que tras los resultados del referendum, muchos judios britanicos de origen aleman y sus descendientes, reconsidereran su postura sobre su vinculo con Alemania. 

La ley fundamental alemana dice expresamente en su articulo 116-2: "Aquellas personas y sus descendientes, que entre el 30.01.1933 y 08.05.1945 hayan perdido la ciudadania alemana, debido a razones politicas, raciales o religiosas, tienen derecho a que se le restituya la misma, si lo solicitan formalmente". Este principio constitucional claro posteriormente fue relativizado por leyes que determinaban que solo los descendientes de padres alemanes poseían los mismo derechos (así fue para los nacidos entre 1933 y 1963). Recien en 1975 se garantizo el mismo derecho a los descendientes por madres alemanas. Lo cierto es que entre 2016 y 2019 mas de 3.500 judíos britanicos han solicitado el acceso a la ciudadania alemana, como una manera de poder ingresar y residir en la UE tras el Brexit. Muchas veces los pedidos fueron rechazados en primer instancia por las burocraticas autoridades alemanas, pero cuando la cantidad de solicitudes se hizo pública, el gobierno federal aleman dio instrucciones a la oficina encargada del tramite (la Oficina Federal Administrativa, Bundesverwaltungamt) de responder positivamente a las solicitudes.  Según fuentes de la BBC de Londres entre 2016 y 2020 la embajada alemana en Londres entrego 7.500 pasaportes alemanes a judíos britanicos de origen aleman y sus descendientes. No se sabe si estan personas alguna vez abandonaran el Reino Unido, pero se han asegurado la documentacíon necesaria para establecerse en Europa.

 

 

Ultimas Noticias Ver más

Yael Erlich, haciendo historia en Peñarol
En comunidad

Yael Erlich, haciendo historia en Peñarol

17 Enero 2021


Participó en la 1a sesión directiva sólo de mujeres y votó Comisión de Género, sin precedentes en español

Un Héroe sin Tumba
Mundo Judío

Un Héroe sin Tumba

17 Enero 2021


The International Raoul Wallenberg Foundation

Esta página fue generada en 0.2350039 segundos (11800)
2021-01-17T15:16:36-03:00