Ianai Silberstein

Ianai Silberstein

Nacido 1957, casado, dos hijos. Empresario. Licenciado en Literatura y Literatura Inglesa en la Universidad de Tel-Aviv en 1980. PDD en la Universidad de Montevideo en 1999. Participante de los Seminarios para líderes comunitarios del Shalom Hartman Institute en Jerusalém en los años 2009,2010,2011,2012, 2016, 2017, y 2018. Integrante del Consejo de la EIHU entre 1997 y 2006. Vicepresidente en 2003 y 2004. Miembro de la Comisión Directiva de la NCI 2003 a 2013. Presidente 2006 a 2009. Actualmente Vicepresidente 2º de la NCI. Creador del espacio radial “radiomaná” al aire entre 2004 y 2009. Creador del sitito web (hoy blog) TuMeser en línea desde 2009 a la fecha. Escritor. Charlista. Juez All-Rounder del Kennel Club Uruguayo.

Columna de opinión

Dogmas

Fuente: tumeser.com

Últimamente me he preguntado cómo dialogar con alguien cuya posición parte de un dogma. No se trata solamente de cómo sino con qué propósito; si partimos de la base que aquel que se sostiene un dogma es incapaz de moverse del mismo, ¿hay en realidad discusión, o es un mero ejercicio intelectual sin consecuencias posibles?

El dogmatismo se asocia originariamente a la religión, pero se repite en otras áreas. Un dogma es una creencia sobre la cual descansa una concepción del mundo, una ideología, y a partir suyo, sus consecuencias; se pueden discutir éstas, pero inevitablemente llegaremos a un punto irreductible más allá del cual no podemos avanzar: el dogma en sí mismo. Creer en Dios es un dogma: no hay forma de probar que existe, ni que no existe; por lo tanto Su existencia es dogmática. La misma fe puede sostener al individuo en épocas turbulentas, o las épocas turbulentas pueden hacer tambalear el carácter dogmático del individuo. En cualquiera de los casos, la cuestión es entre él y sí mismo.

A mí me preocupa el individuo y su entorno. Cómo dialogan los escépticos con los dogmáticos. Cómo conjugamos un lenguaje de respuestas con uno de preguntas. Cómo conciliamos el espíritu crítico con una percepción teñida por ideologías.

Yuval Noah Harari, gran opositor de las religiones, los totalitarismos, y la dominación del Sapiens sobre toda “La Creación”, arguye que es la capacidad de la especie de construir relatos lo que le ha permitido esta posición de privilegio. Hoy por hoy, un virus microscópico y rebelde jaquea no sólo nuestra salud y nuestra vida sino muchos de los dogmas sobre los cuales sostenemos nuestra existencia. Algunos de los valores que entendemos como absolutos pasarán a ser relativos después de dos años de Covid19 sobre la tierra.

Cuando discuto con un religioso tengo que recordar que si saco a Dios de la ecuación nada tiene sentido. Del mismo modo, cuando discuto con un comunista tengo que saber que todo se reduce a la lucha de clases. Así, casi en cualquier asunto, hay un punto de partida reducido a un dogma. El desafío es que yo pueda identificarme con esas posturas: creer o no en Dios no pone en juego mi sistema de valores ni mis conductas; ser capitalista no me impide ver la historia de opresores y oprimidos de la Humanidad.

Una postura crítica me permite comprender el fatalismo del dogma sobre el discurso y la opinión pública, cómo se perpetúan ciertos fenómenos que parecen repetirse hasta el infinito. Pero, si soy dogmático, excluyo una parte del mundo. Por eso es tan difícil discutir con un ellos: porque llegará un punto en la conversación en que por detrás de mi postura habrá duda y vacío, mientras que por detrás de la suya habrá un muro de contención. Él se apoyará en el muro, y yo me quedaré en el vacío. Más allá de la discusión en sí misma, yo salgo perdiendo; porque no discutí para prevalecer, sino para que no prevalezca el dogma.

Ianai Silberstein
(21 de Enero de 2021 a las 18:04)

Ultimas Noticias Ver más

Fuente: Netflix
Cultura

Serie de Netflix Hit & Run de los creadores de Fauda y The Killing

05 Mayo 2021


Por  Tigran Asatryan Fuente: www.whats-on-netflix.com

Esta página fue generada en 0.0549529 segundos (8281)
2021-05-06T03:59:57-03:00