En comunidad

Isaac Raz, el uruguayo condecorado por su coraje en la defensa de Israel

Isaac Raz –originalmente Isaac Rosengarten-,  de 70 años, es ingeniero mecánico, hoy ya  jubilado, está casado, tiene 4 hijos y 10 nietos .En Montevideo estudió en el Yavne y  activó en Bney Akiva (donde también fue madrij, líder). En determinado momento, tuvo un enfrentamiento con neo nazis. Poco después se radicó en Israel. En Uruguay quedaron sus padres-hoy ya fallecidos- y su hermano menor.

Al llegar a Israel, hizo ante todo el ulpan de Ein Hamifratz para mejorar su hebreo y allí se enteró de un grupo que se estaba organizando para instalarse en el kibutz Adamit junto a la frontera con Líbano. Tomó esa opción y se mudó al kibutz.

“Al cabo de 8 meses de estar en Israel, me enrolé al batallón  202 de los  paracaidistas”, nos cuenta. “Hice la tironut, o sea el entrenamiento básico de 14 meses, que fue muy duro,  y la etapa siguiente fue la escuela de medicina militar para hacer el curso intensivo de enfermeros de combate. Al terminar el curso, volví a mi unidad y allí seguí como enfermero de combate”.

La responsabilidad de una especialidad así es enorme en cualquier ejército. Pero en Israel, donde se lidia constantemente con amenazas que requieren intervención directa y riesgos personales para proteger al país, ello es especialmente desafiante. Y cuando de seguridad se habla, hay dos capítulos especiales en la vida de Isaac. 

En primer término, participó en abril de 1973 en  el famoso operativo  anti-terrorista “Aviv Neurim” contra Fatah y el Frente Popular para la Liberación de Palestina en Beirut, por los numerosos atentados  de dichos grupos contra Israel.  

 “Participé como enfermero de combate, nada  serio, solamente alerta en el vecindario en Beirut. En ese momento teníamos plena conciencia sobre la importancia del operativo. Y no fue el único en el que participé. Estuve en varios más en Líbano y Siria”, cuenta hoy.

Luego, al estallar en octubre de 1973 la guerra de Iom Kipur, participó en un combate heroico en el que milagrosamente sobrevivió.

En la zona de Shalufa en Egipto 1973

 

 

“El 10 de octubre, pocos días después de comenzar la guerra, caímos con mi pelotón, siendo yo el  enfermero de combate, en una emboscada de un batallón de comandos egipcios. Combatí durante cuatro horas, rescaté a mis compañeros heridos bajo fuego, tanto a los que sobrevivieron como, lamentablemente, los cuerpos de aquellos que no”.

Isaac lo resume, pero hay que entender la situación. Su pelotón estaba rodeado por numerosas decenas de soldados enemigos. El fuego era constante. Y él luchó mientras rescataba a sus compañeros. 

Por su acción en combate recibió lo que en hebreo se llama “itúr haóz”, o sea la condecoración con la Medalla por Coraje. 

Así está registrado en la página de heroísmo de las Fuerzas de Defensa de Israel

 

 

Su  unidad cruzó el Canal de Suez, por lo cual Isaac continuó luchando en Egipto. Después del cese de fuego subieron al frente sirio, al enclave sirio y tuvieron varias incursiones en territorio sirio . En otro operativo complejo resultó gravemente herido durante otro rescate bajo fuego y bombardeo. Luego de varias operaciones y casi un año hospitalizado, terminó el servicio militar obligatorio.

Dos años más tarde logró recibir permiso de Tzahal para hacer miluim, o sea el servicio de reserva, también como paracaidista. Hoy cuenta con satisfacción que hizo miluim durante 23 años más.

 

En 1982 participó en la primera guerra en Líbano, llegando nuevamente a lugares en los que había estado durante la famosa incursión “Avív Neurím”.

 

Isaac mira hacia atrás y sostiene que su vida en Israel siempre fue muy interesante. “Nunca estuve aburrido”, asegura. Hoy cuenta su historia en conferencias que brinda a lo largo y ancho de Israel especialmente ante jóvenes.

Estudió Ingeniería en Pomona, California, a cuenta del Ministerio de Defensa de Israel. Trabajó en la industria hasta hace 3 años aproximadamente, cuando se jubiló. 

Probablemente uno de los mejores resúmenes es poder decir “siento que hice en la vida lo que había planeado, que mi vida fue más o menos como la había pensado de joven”. Isaac y su esposa tienen 4 hijos y 10 nietos.

A Isaac no se lo ve claramente en la foto, por buenas razones. Está "inundado" por todo el clan Raz.

 

 

Poco antes de la pandemia del Coronavirus visitó Uruguay con dos de sus hijas. Lo primero que hizo fue ir al Cementerio Israelita en La Paz a visitar las tumbas de sus padres y abuelos (z”l). Paseó por Montevideo, Piriápolis, Punta de Este, Minas y Colonia, y cruzó a Buenos Aires. Tiene en Montevideo primos y numerosos amigos. 

Junto a la tumba de su padre en La Paz
Con dos de sus hijas y su prima, en el Parque Rodó
Frente a la Comisaría de Piriápolis

 

Entre en broma y en serio comenta que recuerda sus travesuras de niño y jovencito en Uruguay “pero sólo dos veces al día”. Hasta hoy en día es matero y recuerda con especial cariño muchas cosas de Uruguay.

Preguntamos qué extraña, tantos años después . Isaac no duda: “Lo que más extraño es la gente, las modalidades, el ritmo de vida y la comida”. 

 

Isaac Raz, un uruguayo héroe de Israel.

Ana Jerozolimski
(21 Febrero 2021 , 06:45)

Ultimas Noticias Ver más

Cuatro miembros de un equipo médico, uniformados con ropa de hospital
Noticias

Expertos del hospital israelí Rambam aclaran las dudas a los alérgicos que se quieren vacunar contra el Coronavirus

02 Marzo 2021


En base a un comunicado del Centro Médico Rambam de Haifa Fotos: Rambam

De generación en generación, un proyecto de la NCI que hace agua a la boca
En comunidad

De generación en generación, un proyecto de la NCI que hace agua a la boca

01 Marzo 2021


En  beneficio de su renovada  Escuela de Tradición Alex Barmaimón 

Esta página fue generada en 0.0556850 segundos (12533)
2021-03-02T13:26:04-03:00