Entrevistas

Con Moshe Passal, al frente de la juventud del Likud, que espera una victoria clara

“Nadie se acerca siquiera al talento y la capacidad de Netanyahu”

Moshe Passal (31) , que es desde hace años miembro del partido Likud y está convencido de que quien lo encabeza, el Primer Ministro Biniamin Netanyahu, es el mejor líder que podía tener Israel, está al frente de “Tzeiréi HaLikud”, o sea “los jóvenes del Likud”. Por ende, es activo en la campaña electoral y espera ansioso, este martes, ver los resultados.

Explica sus puntos de vista con mucha claridad y por ende le realizamos esta entrevista.

Es imperioso hacer una aclaración. En Israel, al usarse los términos “derecha” e “izquierda”, se refieren más que nada a las posiciones en temas relacionados al conflicto con los palestinos, a cómo resolverlo, qué concesiones hacer y cómo responder al terrorismo.

Fata poco para el momento de la verdad, cuando Israel vaya a las urnas. ¿Cómo te sientes?

Me siento muy bien porque siento que estamos a un paso de tener la mayoría suficiente para formar un gobierno claro de la derecha, un buen gobierno que haga cosas positivas para el Estado de Israel, encabezado por Biniamin Netanyahu.

El hecho que Israel es hoy luz para los pueblos con su campaña de vacunación, siendo el primer país que está saliendo de la pandemia, es producto de la visión de Netanyahu. Esperamos que así siga y que el Primer Ministro reciba la fuerza para que junto a todo el seleccionado del Likud, pueda seguir adelante con todo este trabajo.

 

El desafío de formar coalición

La vez pasada Netanyahu logró formar una coalición recién cuando Gantz se le sumó. Pero el resultado de las elecciones mismas había sido 62 de los 120 escaños de la Kneset, para partidos que le decían “no” a Netanyahu. ¿En base a qué sientes que esta vez será distinto y que de entrada tendrán mayoría?

 

Creo que es un juego que depende de los porcentajes de votación. El público se está despertando. La campaña del Likud , hasta hace dos semanas, no era muy buena, pero el Primer Ministro se percató de ello y en esta última semana ha estado en más de 60 mitines electorales. Uno ve a todos los que quieren competir con él , que ni se le acercan. No sé si han estado en 5 mitines siquiera. Y él, a los 71 años, va a todos lados, recorre todo el país, se encuentra con todos, está en contacto con todos y los despierta. En los sondeos internos del Likud, el partido recibe 35 escaños, no 30. Así que creo que esta vez podamos formar un gobierno de derecha realmente y no tengamos que sentarnos con la izquierda ni ir a quintas elecciones.

 

Entre izquierda y derecha

Acabas de utilizar una terminología muy polémica. Este tema de la izquierda. ¿Quién cree que Beni Gantz es izquierda? O que Lapid es izquierda. Piensan distinto en muchos temas, pero se sabe que no son “izquierda”. Más allá del problema de casi convertir el término “izquierda” en un insulto ¿no es exagerado usarlo para todo aquel que discrepa con sus posiciones?

 

Debo distinguir. No se oye nunca a nadie del Likud diciendo que Gideon Saar es izquierda o que Naftali Bennett es izquierda, aunque ambos critican a Netanyahu. Es que no se puede decir eso sobre ellos. Pero Yair Lapid, alguien que apoyó el desalojo de judíos de sus hogares y la evacuación de trozos de nuestra tierra “a cambio de paz”, aunque bien sabemos que no fue realmente a cambio de paz  sino una farsa, una persona que apoya la solución de dos Estados para dos pueblos, claro que eso es izquierda. Lo mismo con Beni Gantz, que apoya la creacion de un Estado palestino entre el río Jordán y el Mediterráneo. Eso es izquierda. Eso es Meretz. Y en ese punto Beni Gantz y Yair Lapid no piensan distinto de Meretz.

Saar y Bennett están contra Netanyahu pero no se puede decir que sean izquierda. Pero lo que sí se puede decir es que si Bennett entrega sus votos  a una coalición de Lapid, estará apoyando un gobierno de izquierda. Si el Primer Ministro es Yair Lapid, lo que fue la desconexión, la expulsión de Gush Katif, puede repetirse, ahora que hay en Estados Unidos un Presidente como Joe Biden que puede exigir desalojar judíos de Judea y Samaria.  Lapid cree que no tienen que vivir allí, habla de bloques de asentamientos, un concepto inventado para adornar la verdad : la idea de arrancar a judíos de sus hogares.

Es cierto que en lo económico, derecha e izquierda en Israel se han mezclado en gran parte, pero en la parte política, Beni Gantz y Yair Lapid son claramente izquierda.

 

Pero habrá quienes digan que separarse de los palestinos es la concreción del sueño sionista, para anular todo riesgo de que esto se convierta en un Estado binacional, en el que el pueblo judío pierda su mayoría.

 

Es un argumento conocido, de todo el que apoya la creación de un Estado palestino. Pero el tema es que ya intentamos retirarnos, saliendo hasta el último metro de Gaza, y lo que recibimos fue terrorismo y cohetes. Quien apoya la creación de otro Estado árabe entre el río y el mar, quiere terminar con el sueño sionista del Estado judío, quiere que ese Estado deje de existir. Esta es nuestra tierra, la tierra de nuestros antepasados. Los árabes de Judea y Samaria, son como los de Jordania, y así como un judío que recibe green card en Estados Unidos para poder trabajar allí, árabes que no se dediquen a terrorismo podrán vivir aquí y trabajar aquí, aunque voten al parlamento jordano, siempre y cuando no amenacen a Israel.

 

Tú hablas de gobierno solo de derecha, criticas a la izquierda y destacas el tema de Judea y Samaria,  pero el Primer Ministro tuvo muchas oportunidades de anexar esos territorios si los considera parte de la patria ancestral, y no lo hizo. Y hablo por cierto de mucho antes de que decidiera congelarlo a cambio de los Acuerdos de Abraham con los Emiratos Árabes Unidos.  Tuvo muchas oportunidades  pero no lo hizo.  En realidad, Netanyahu ha sido mucho más pragmático que su hoy adversario Gideon Saar.

 

No veo que Gideon Saar haya hecho nada para imponer soberanía israelí en Judea y Samaria.

 

Él no fue nunca Primer Ministro.

 

Lo que Netanyahu no hizo, no puedo menos que lamentarlo. Y yo estoy en el Likud  para tratar de que lo haga, porque hay que imponer la soberanía israelí en todos los territorios de nuestra tierra ancestral. Fue él quien mencionó la idea de la soberanía.

 

Antes de elecciones. Y después no hizo nada.

 

Yo espero que lo haga lo más rápido posible en Judea y Samaria y lo respadaremos para ello.

Votando en las elecciones internas en el  Likud

 

Adversarios de derecha

Antes mencionaste a Bennett, jefe de Yemina, ex ministro en gobiernos de Netanyahu. ¿Cómo interpretas su comportamiento, el hecho que no dice que irá a un gobierno de Netanyahu sino que quiere sustituirlo y por otro lado tampoco descarta que vaya con él?

 

Bennett hace política y está bien, puede hacerlo. Pero si el egoísmo y el odio de Bennett y Saar  a Netanyahu hacen que apoyen a Yair Lapid como Primer Ministro, eso significará que  estarán apoyando un gobierno de izquierda con tal de sacar a Netanyahu del medio.  Creo que Bennett es una persona seria, una buena persona, cuyo corazon está en el lugar correcto, y por lo tanto quiero creer que irá con Netanyahu . Su intento de decir que Israel no está siendo bien dirigido, no tiene ningún sentido. En lo que a la pandemia se refiere, no hay casi otro lugar del mundo en el que se estén haciendo las cosas tan bien.

En un evento electoral del Likud

 

¿Legítimas críticas?

¿Realmente crees que lo que motiva a Saar y a Bennett es egoísmo y odio? ¿Eso es lo que a tu criterio explica sus críticas a Netanyahu?

 

Sí, creo que hoy en Israel hay una seria incitación contra el Primer Ministro y un intento de dibujar una realidad que no existe. Si uno mira el canal 12 ó 13, Israel está a punto de desmoronarse. Este intento de propaganda y lavado de cerebro, funciona en mucha gente y hace que a algunos, cuando oyen Netanyahu, les da escozor.

 

Muy original tu descripción.

 

Hay quienes ven a Netanyahu como Satanás, responsable de todos sus pesares en la vida.

 

¿No es legítimo que haya críticas al Primer Ministro que está en el poder hace tanto tiempo?¿No es legítimo que haya críticas a un Primer Ministro que sigue en el puesto a pesar de que hay un juicio en su contra? Ojalá sea absuelto, pero ser Primer Ministro mientras estás imputado, aunque sea legal, es problemático.

 

La crítica es legítima y hasta importante para construir y avanzar. Pero no toda crítica es correcta. Todos los jefes de gobierno ya muchos años estuvieron en esta situación.

 

Discúlpame, pero no es cierto. Sólo Ehud Olmert fue imputado. Otros, Barak, Sharon, fueron investigados pero no se los acusó.

 

La lógica de la Ley Francesa que determina –en Francia-que no haya investigación mientras un Primer Ministro está en funciones, y que se lo pueda investigar después que termine su cargo, es muy grande, ya que apenas un Primer Ministro inicia su cargo fluye gran cantidad de “información” con la que sus enemigos quieren tirarlo abajo. Por eso esa ley es la solución. Hay que promulgarla aquí. El propio abogado que presentó las acusaciones contra Netanyahu dijo que no tienen precedente, que por primera vez se presenta cobertura periodística favorable como soborno.

 

Ese es sólo uno de los expedientes.

 

Si no se promulga la ley francesa, todo Primer Ministro será esclavo del sistema, porque apenas empiece su cargo, lo acusarán de mil cosas. Yo podría ya anunciarte por ejemplo cuáles serán los próximos casos, si Bennett, por ejemplo, es el  Primer Ministro.

 

Pero no entraremos en eso ahora, son temas muy de orden interno.

 

No acepto eso que como hay acusaciones el Primer Ministro tiene que irse. Si fuera por asesinato o violación, Dios no permita, sería otra cosa.   Estoy de acuerdo con la ley francesa y también con la limitación de la cantidad de períodos de gobierno en los que una misma persona puede estar al frente. Los expedientes pendientes no significan nada en absoluto.

 

Eso lo determinarán los jueces.  

 

¿Y ahora qué?

Ahora, has dicho que estás a favor de limitar la cantidad de años al frente. Independientemente de la gran capacidad de Netanyahu, que no niegan tampoco sus peores enemigos , ¿no te parece que no es sana esta situación en la que tanto tiempo sigue al frente? Se ha llegado a un punto en el que él considera que es sinónimo del Estado. Últimamente se ha discutido muchos casos en los que él decidió todo tipo de cosas solo, sin consultar con nadie, contrariamente a lo que indican los procesos ordenados. ¿Te parece que está bien?

 

El Primer Ministro no toma el poder por la fuerza. Es electo, recibe la confianza del pueblo.

 

Esto está clarísimo, no es una dictadura. ¿Pero no tendría que haberse retirado?

 

Dado que considero que la ley francesa es ineludible para poder manejar el país, también apoyo que se limite que una misma persona pueda estar en el poder no más de 2 ó 3 períodos.

 

¿O sea que él hace tiempo debería haberse retirado?

 

No, no lo creo. Digo de ahora en adelante. Creo que cada día que Netanyahu es Primer Ministro de Israel , es bueno para la ciudadanía de Israel. No veo nadie con su talento y su capacidad. Por eso, en toda regla hay una excepción. Por eso apoyo promulgar la ley francesa y desde hoy limitar a dos o tres períodos de gobierno a un candidato, pero al mismo tiempo apoyo que Netanyahu siga al frente. Es por el bien de Israel.

 

Si Netanyahu no logra formar el gobierno ¿qué cuadro político ves? ¿Qué pasará con él?

 

Ante todo creo que sí formará el próximo gobierno. Y si no es así, la gente entenderá con el tiempo el significado del liderazgo de Netanyahu. Si Dios no permita él no lo logra, habrá que ir nuevamente a elecciones.

Ana Jerozolimski
(22 Marzo 2021 , 10:22)

Ultimas Noticias Ver más

El discurso judeofóbico en el mundo árabe
Noticias

El discurso judeofóbico en el mundo árabe

12 Abril 2021


Por Bryan Acuña Licenciado en Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de las Américas, especializado en la temática de Oriente Medio. Fuente: wsimag.com

Esta página fue generada en 0.0509009 segundos (27564)
2021-04-12T15:08:06-03:00