Cultura

Carlos Engelman: pasión por el arte y la ciencia

El 22 de marzo falleció Carlos Engelman (Entre Ríos, 1934-Montevideo, 2021), quien, junto con su esposa, Clara Ost, consolidó una de las colecciones de arte privadas más importantes de Uruguay.

Nos comunicamos con Enrique Aguerre y con Nora Kimelman para conocer más la vida de este hombre que  unía la ciencia y el arte. Nos llamó la atención su perfil bajo, las notas de prensa hablaban de la Colección de Arte Contempóraneo más importante de Uruguay.

Fernando Lopez Lage, Jacqueline Lacasa y Ruben Kurin tuvieron la amabilidad de contestar nuestras inquietudes. 

Fernando López Lage (Mvd, 1964).

Artista y director de la Fundación de Arte Contemporáneo (fac) donde desarrolla tareas como docente en el Programa de formación permanente y como curador. Ha expuesto en forma individual y colectiva desde 1987, en Uruguay y el exterior. Ha recibido premios nacionales e internacionales y publicó "El color Pharmakon" (2018) y “Madmaxismo" (2021) con la editorial Estuario. La Colección Engelman Ost alberga gran cantidad de su obra de las últimas décadas.

¿Cómo conociste a Carlos Engelman?

 A Carlos lo conocí junto con Clara Ost en la casa de Longa quien era mi profesor de pintura. Ellos eran amigos de Hugo y coleccionistas de su obra. A partir de ahí tuvimos un vínculo muy estrecho. Luego  entrando en los años 90,  tuvimos un acercamiento más intenso, que surge a causa de  la Colección Engelman Ost, que  fueron montando en el espacio de la calle Rondeau.

¿Cómo surge su interés por el arte?

El interés en el arte surge a partir de Clara, que estaba más metida en eso por sus estudios en Facultad de Arquitectura. De esa época, ella siempre recuerda que fue alumna de María Freire, una artista que le marcó una impronta para con el arte muy especial.

 ¿Cómo establecían  Carlos y Clara su vínculo con los artistas?

El vinculo con los artistas es a través de estos en sus talleres. La gran mayoría de las veces (creo que todas) el trabajo de ir coleccionándolo tiene que ver con la entrevista a los artistas, hablar de la obra, del arte en Uruguay y en el mundo, etc. Ellos siguen durante décadas las obras de los artistas. Desde aquella primera escultura que Clara se compra con sus ahorros, una de María Freire.

Carlos con un perfil más bajo que Clara, siempre amigo de los artistas, muy querido por todos y fundamental en las decisiones de la Colección.

Contame la historia de la colección. Yo quise visitarla un par de veces y no lo logré. ¿La visitaba público en general?

La Colección se volvió en este tiempo un espacio fundamental del arte contemporáneo de Uruguay. Es una referencia también para la gente que viene del exterior. Es un panorama interesante y amplio, que está visibilizado y bien curado por la mirada de los Engelman Ost. Esa importancia hace que la gente piense que es un museo de arte de obligatoria visita.  Pero ese espacio está concebido como un lugar que alberga una colección privada. Es como una parte de la casa de los EO, amplificada en otro lugar. Ese espacio privado, se abre al público cuando hay exhibiciones transitorias, que de paso llevan a ver la Colección entera, con mas de 3 pisos de arte. También se arman grupos para visitas guiadas con cita previa. Pero eso es un poco lo que pasa cuando la gente dice que no puede ver la colección, que fue y que estaba cerrado. Me preguntaron eso la otra vez desde Telemundo el informativo, y les dije lo mismo. Es para público en general en algunas circunstancias de las que hay que estar atento.

 ¿Cómo seleccionaban los artistas?

La selección la hacían y la seguirá haciendo Clara con su ojo de lince. Encontraban artistas a partir de las exhibiciones, concursos, visitas a estudios etc. Un camino muy riguroso que implica ir formando una colección en un tiempo largo. Un espacio en construcción, en proceso, que no acaba con las obras expuestas en determinado momento. Siguen entrando obras y nuevos artistas, ese es lo medular de la Colección, estar atentos a los artistas emergentes por ejemplo.

 ¿A qué se debe el perfil tan bajo?

Carlos era un tipo de ciencia, médico, neurofisiólogo, es más la clínica donde trabajó durante décadas, se transformó luego de su jubilación en la extensión del espacio de la Colección, que había comenzado en una casa reciclado al lado de la clínica en la calle Rondeau.

Su espíritu siempre estuvo vinculado a la innovación, era un tipo muy curioso e informado de todas las cosas que suceden en este mundo global. Nunca se achicó con la tecnología ni nuevos dispositivos, siempre a la vanguardia. Su interés en el arte estaba desde ese lugar , y además eso hizo mucha sinergia con  Clara, para generar un espacio que hoy es referencia. Carlos tuvo bajo perfil público, pero en las instancias de la colección era fundamental a la hora de montaje, iluminación, etc. etc. etc. Creo finalmente que ese lugar le parecía más divertido, porque le permitía ser más ese tipo de la ciencia, inventor, etc. 

Me gustaria que contaras a los lectores, alguna anécdota

Durante muchos años trabajé muy estrechamente en la Colección desde adentro,  en montaje y algunas curadurías, eso me dio la oportunidad de conocer a Carlos mucho más. Carlos trabajaba sin parar, emparchaba una escalera de madera de 8m, o generaba  un circuito eléctrico para iluminar de cierta manera. Era muy  riguroso con todo eso. También en las inauguraciones recibían él y Clara a los invitados de la forma más cálida, con charla amena y siempre inteligente. Un tipo que se va a extrañar, porque fue un motor muy importante de esta máquina del arte uruguayo, le estaré siempre

Estoy agradecido,  a modo personal, porque estuvieron siempre presentes en mi  carrera y vida personal. Engelman asumió riesgos al elegir artistas que el Uruguay muy pacato dejaba pasar para que no sean visibles. Eso es algo fundamental, su herencia para rescatar la memoria, ayudar a construirla etc.

La colección tiene ejes principales, artistas como Longa, Costigliolo. Freire, Di Cancro, Cardillo, Vila, Duarte, Nantes. A eso se agregan generaciones como la de Musso, Seveso, Mines, Patrone, Barea, JJ Nuñez, Mariví Ugolino. Los artistas de carrera media como Cardozo, Legrand, Pemper, Burgos, Zinno, Uría, Tabares, Isarrualde, Rubio, Bielli, Mendez, Behar. Los más nuevos, Dani Umpi, Julia Castagno, Sebastian Saez, Sergio Porro, Agustin Sabella, Martin Pelenur, Javier Abreu, etc. 

Hugo Longa
Agueda di Candro
Hugo Nantes

 

Toda esa obra montada en el espacio es un discurso, cuestionador que reflexiona sobre los cambios en el mundo moderno y contemporáneo. Carlos fue un señor sin prejuicios a la hora de mostrar ese cuerpo de obra. Un tipo de la ciencia que supo mucho de arte y cómo este genera pensamiento a corto, mediano y largo plazo. 

Nos comunicamos también con Jacqueline Lacasa.

Artista, Curadora, Licenciada en Psicología UDELAR, Master en Estudios Culturales ARCIS Chile. Investigadora en arte Contemporáneo. 

¿Cómo conociste a Carlos Engelman?

Lo conocí hace veinticinco años, por supuesto junto a Clara,  me los presentó López Lage en una actividad en el Hotel Radisson, tengo grabado ese momento porque me encontraba trabajando en un proyecto: La hija Natural de Torres García. Recuerdo que estaban, Águeda Dicancro, Elsa Mesa dos mujeres que me enseñaron mucho y estaba   Margaret Whyte que se sonrió y comentó a Clara la idea de colaborar con este trabajo, dijo: " hay que apoyar a la juventud". Carlos hizo alusión al nombre del proyecto y se rió. Quedamos de encontrarnos con Clara y así fui por segunda vez a visitar la maravillosa Colección y nunca dejé de estar cerca.  Entrar allí y hablar con Clara y ver a Carlos,  siempre en temas de  montaje o  iluminación  de las obras era increíble. La inquietud de Clara permanente, apoyada en todo momento por él, incluso buscando la forma de colaborar con todos desde el respeto máximo hacia las manifestaciones artísticas, por más complejas que fueran, y cuanto más innovadoras o bisagras, mejor!!

Cuando decidí hacer artes visuales,   llegué al taller de López, en ese momento nacía el FAC, conocí a Santiago Tavella que fue mi docente, a  Julia Castagno, Patricia Bentancur, Ángela López, Caro Sobrino Juliana Rosales entre otros. Y ya pasaron más de dos décadas de apasionarme con todo esto de ver y curar arte.
 

 ¿Cómo establecían  Carlos y Carlos su vínculo con los artistas?

Carlos y Clara, construyeron un vínculo con cada uno de los artistas, Carlos decía que Clara es la primera curadora del Uruguay, y en cierta  forma creo que sí, no solo es coleccionista, su forma de compartir el conocimiento y la libertad de acción llevaron a que sean queridos y respetados. La Colección es muy conocida en el mundo, y es reservorio del arte contemporáneo uruguayo.

¿Cómo seleccionaban los artistas?

Las personas que entienden sobre un tema y son sensibles a ello , las personas a las que un tema les apasiona se unen, profundamente para seguir avanzando y con esa intención los artistas presentaban proyectos y se llevaban a cabo.El compromiso para dar acceso al espacio siempre con respeto hacia las nuevas tendencias y hacia los artistas consagrados y emergentes es indiscutible. 

¿A qué se debe el perfil tan bajo?

Creo que no se trata de perfil bajo, se trata de que Carlos y Clara están por encima de situaciones que fueran cortoplacistas o acotadas a un territorio pequeño, como personas libres e independientes, pudieron elegir que hacer y como, por lo tanto se hacen visibles cuando quieren, tiene brillo e iilumina cuando ellos lo habilitan.

Comentario de Ruben Kurin, consuegro de Carlos Engelman

Foto de Ruben Kurin

En este video Clara Ost hace un recorrido por la obra de Hugo Longa.

 

Con el Dr. Carlos Engelman me unen las cosas más hermosas que hay en la vida que son nuestros nietos fruto del matrimonio de mi hija y su hijo. Quizás también nos vinculó la tristeza de cuando los vimos partir a nuestros cachorros para comenzar su futuro en los EEUU hace ya más de veinte años.

Cada charla con Carlos era una clase de esas que no  termine nunca por lo amena,  por lo didáctica y sabía de todos los temas. Era un hombre muy inteligente.

La familia Engelman es descendiente de la colonia argentina a la que conocemos como “Los gauchos Judíos” que vivían en Entre Ríos en los campos comprados en el siglo 19 por el Barón Hirsh. Escuchar a Carlitos Engelman contar anécdotas de sus antepasados era  una clase de historia.

La clínica de la Av. Rondeau era lo mejor por su calidad de médico y destacaba por sus instrumentos médicos de alto nivel que a su mayoría él mismo le hacía el mantenimiento.

Él me dijo muchas veces que tenía que haber seguido ingeniería, entonces yo le pregunté cómo fue que terminó en medicina y la contestación que me dio sonó muy cómica.

— Mirá ,Ruben mi viejo tenía una gran tienda en el interior y me dijo que o me ponía a estudiar y que si no tenía que volverme a afuera a trabajar  Ante esa disyuntiva elegí la medicina.

Lo dijo con una picardía y sinceridad y yo me reí y Carlos ratificó

— ¡Ruben, es en serio!

No  tuve más remedio que creerle,cierto o no, ese era Carlitos. El Dr. Carlos Engelman, un tipo sencillo con la sencillez de los grandes.

Janet Rudman
(31 Marzo 2021 , 09:29)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0514920 segundos (14738)
2021-06-23T12:11:49-03:00