Mundo Judío

Encuentro con Manuel Férez, estudioso de minorías étnicas de Medio Oriente y Cáucaso

Mexicano residente en Santiago Chile, estudiante de doctorado en la universidad Alberto Hurtado y dedicado al estudio de las minorías étnicas y religiosas del Medio Oriente y Cáucaso.

Hincha del Puebla, Espanyol de Barcelona y FC St Pauli.

¿Qué querías ser cuando eras niño? Como fue la decisión de dedicarte a estudiar Relaciones Internacionales y especializarte en conflictos como el del Cáucaso o Medio Oriente?

Cuando era niño quería ser futbolista o despachador de gasolina pues siempre que iba a la gasolinera con mi mamá los veía con muchos billetes y pensaba que eran millonarios. Más grande quería ser arqueólogo y mago, pero acabé estudiando sociología y dedicándome a los temas del Medio Oriente y en los últimos seis años he incursionado en el Cáucaso pues es una zona fascinante para estudiar en la cual veo muchos temas de interés para América Latina. 

Sobre tu carrera profesional hiciste muchos cursos en el exterior, sin covid. ¿Cuál fue el curso que te marcó más y por qué?

De los cursos que he podido hacer en el extranjero el que más me gustó y que acabó influyendo mucho en que decidiera estudiar Medio Oriente fue el que realicé en el 2007 en el Galille Institute (en ese entonces Galille College) en Israel. El Galille Institute, cuenta con instalaciones ubicadas en el kibutz de Mizra, tenía un curso sobre Medio Oriente y el Conflicto Árabe Israelí y en aquella ocasión tuve clases con gente como Ilán Pappe, Gideon Levy así como sesiones en la universidad ubicada en el asentamiento de Ariel en donde tuvimos encuentros con gente muy de derecha. Durante el curso estuvimos en contacto con ONGs como Shalom Ajshav, Adalah, Families Forum así como con la comunidad de Neve Shalom y su proyecto educativo. 

 Estás especializado en el conflicto del Cáucaso y en Medio Oriente. ¿Por qué elegir esa temática y no otras?

No creo que haya una sola razón, pero sí un proceso que inició cuando viví en el kibutz EinGev y entré en contacto con la sociedad israelí y palestina. Después entré a la licenciatura en sociología en la UNAM y acabé haciendo una tesis sobre el Sionismo entre los jóvenes de la comunidad judía de México. Estudié una maestría en Estudios Europeos y ahí llamó mi atención el tema de los kurdos y de ahí en adelante he estudiado Medio Oriente y Cáucaso principalmente en lo relacionado a sus minorías étnicas y religiosas y todos los cursos, diplomados que he estudiado e incluso mi tema de investigación en el doctorado tienen que ver con la zona de Medio Oriente. El Cáucaso me lo “encontré” al buscar conexiones entre el Medio Oriente y otras zonas del mundo y poco a poco me interesaron los temas de minorías, así como el proceso de creación de identidades nacionales. 

 Vos vivis en Chile, ¿cómo es la influencia en Chile de la comunidad palestina en un docente universitario que busca encontrar una voz ecuánime dentro de este conflicto?

La academia chilena quizá sea única en su tipo en lo relacionado al estudio del Medio Oriente. El tema palestino es central y prácticamente monopólico en la atención a la zona del Medio Oriente. Lo anterior se explica por la gran presencia de chilenos de origen e identidad palestina, algunos de ellos son parte del sistema universitario chileno y con el paso del tiempo han llevado el tema al aula lo que ha acabado por marginar otros temas relacionadosal Medio Oriente. La situación es complicada porque con el tiempo se creó un monopolio que sólo permite el acceso a aquellas voces que replican el discurso político implementado en las aulas universitarias. La marginación que experimentamos aquellos que intentamos traer otros temas y no replicar acríticamente un discurso político es fuerte, aunque con las opciones en línea se ha ido democratizando el espacio y han aparecido más cursos, conferencias y voces que proponen otra forma de estudiar y analizar el Medio Oriente en general y el conflicto palestino-israelí en particular. 

Me gustaría que me contaras sobre los judíos del Cáucaso.

Los judíos del Cáucaso llamaron mi atención hace algunos años cuando estuve en Azerbaiyán y entré en contacto con la comunidad judía del país. En términos históricos la llegada de los judíos a esta región está rodeada de mitos y leyendas entre las que destacan aquellas de la literatura armenia  y georgiana que los relacionan con las diez tribus perdidas  de Judea. Otros mitos que aún circulan entre los ancianos judíos del Cáucaso se basan en menciones en el Talmud y el exilio posterior a la destrucción  del Segundo Templo. Historiadores armenios como Moisés de Chorene (siglo V) y Fausto Bizantino (siglo IV) relataron la llegada de judíos al territorio de la actual Armenia desde Babilonia y Persia así que hablamos de que el Cáucaso es una zona de vida judía muy interesante y que a partir del siglo XIX varios de sus judíos empezaron a emigrar a Israel, Estados Unidos y Europa dejando pequeñas comunidades judías en Azerbaiján, Georgia y Armenia. 

Esta parte del mundo judío aún es poco visibilizado en América Latina en donde aún hay una mirada muy centrada en la experiencia judía en los países latinoamericanos, en la vida judía en Estados Unidos y en Israel dejando de lado la indagación y estudio de otras zonas culturales de vida judía. 

¿Cuál es tu posición respecto a Israel y su papel en Medio Oriente?

Hay una mirada muy intensa sobre el conflicto palestino-israelí en América Latina que, como dije anteriormente, margina y limita la mirada e interés sobre otros temas de la zona. Esto se puede comprobar viendo la carencia de centros de investigación especializados en Medio Oriente, la ausencia de departamentos dedicados al estudio de la historia, cultura e identidades del Medio Oriente, así como la poca visibilidad que se le da a las investigaciones realizadas por expertos latinoamericanos sobre otros conflictos y temáticas. Lo anterior hace que Israel y Palestina estén sobrerrepresentados en el espacio mediático, político y académico lo que ha generado más calor que luz en el análisis de este conflicto por lo que ni siquiera se logra que América Latina sea un espacio en el cual se piense el conflicto palestino-israelí desde nuevas lógicas sino una mera repetición de dogmas y mantras politizados que poco ayudan a la resolución del conflicto.

Dicho lo anterior, creo que Israel es un Estado más de la región que tiene dinámicas, tensiones y problemas muy interesantes para el análisis, es cierto que el conflicto con los palestinos ocupa la mayor parte de la atención en nuestro continente y es una pena que no se aborden otras temáticas sobre el país pero espero que se logre crear espacios de estudio de las dinámicas políticas, demográficas, culturales, sociales, económicas e identitarias israelíes. 

¿Por qué aun cuando el gran eje de la conflictividad de Medio Oriente es la lucha entre los chiitas y los sunnitas con sus aliados, el común de la gente no lo percibe de esta manera?

Creo que se sobredimensiona y simplifica en el discurso tanto político como académico el tema del conflicto sunita-chiita, así como el rol de la religión en los conflictos del Medio Oriente. Sin negar que lo religioso es un factor importante en la región creo que temas como los procesos de modernización, niveles de gobernabilidad y democracia, así como los aspectos económicos y políticos tanto entre los Estados de la zona como al interior de estos debería ocupar un rol más central en las explicaciones. A la mirada internacionalista se deberían sumar aproximaciones sociológicas, de la ciencia política, histórica y culturales para ampliar la explicación sobre las problemáticas y conflictos de la zona. 

De hecho, creo que la gente percibe o no es resultado de cómo se muestra la zona en sus medios de comunicación, centros académicos y culturales y, tristemente, aún nos falta mucho en América Latina para aproximarnos de manera seria, metódica y sin sesgos políticos al Medio Oriente. Si se busca que se mejore la percepción de la región, sus minorías, dinámicas y problemas, se deberá de hacer un esfuerzo mayor de integración de las miradas y estudios especializados en temáticas del Medio Oriente más allá de la idea de que la religión es el factor determinante en su análisis. 

Hay varios analistas que se presentan como expertos en el islam cuando no lo son y tristemente generan y enfatizan estereotipos sobre esta religión y sus seguidores que acaban por tener una visión sesgada, simplificada y distorsionada del Islam.  También hay voces que satanizan a los judíos y al Estado de Israel y buscan incluso deslegitimarlo. Creo que el debate sobre el Medio Oriente y el conflicto palestino-israelí debe de dejar de descansar en estos supuestos expertos que sólo buscan posicionar posturas políticas y que limitan la comprensión de la región y permitir la aparición voces que inviten a la reflexión y el debate constructivo y ya no a la negación del otro. Hay muchos especialistas latinoamericanos que han dedicado años de su vida al estudio de aspectos específicos del Medio Oriente y es a esos especialistas a los cuales debemos voltear a ver y ya no a autodenominados especialistas que sólo se limitan a reproducir lugares comunes, perjuicios y miradas simplistas de la zona del Medio Oriente. 

Leí artículos tuyos sobre la situación del feminismo en Turquía, ¿por qué son temas que en Latinoamérica no se hablan?

Hay muchos temas del Medio Oriente y el Cáucaso que aún no reciben la atención que merecen y los cuales levantarían mucho interés si se mostraran más en los medios de comunicación y en las aulas de nuestras universidades, pero para eso se necesita despolitizar la mirada académica sobre Medio Oriente y permitir la aparición de otras voces y temáticas que complementen lo que se ofrece hasta ahora. El feminismo turco es de larga data, así como el de países como Irán y los del mundo árabe, hay mucha bibliografía al respecto disponible en inglés, francés y alemán. En los últimos años los temas de género han tenido una mayor fama en las universidades europeas que entienden que si hay temas de género en Europa se deben buscar coincidencias en otras partes. Yo lo que he realizado en Oriente Medio News con mi colega Jorge Iacobson es una serie de entrevistas con mujeres originarias de Medio Oriente y Cáucaso en las cuales ellas nos muestran sus historias, trayectorias profesionales y académicos. Lo hacemos con el objetivo de motivar el interés entre los estudiantes latinoamericanos sobre estos temas en los cuales las mujeres latinoamericanas encontrarán coincidencias con las de Medio Oriente y Cáucaso. 

¿Qué opinas de la interseccionalidad de las causas?¿ Feminismo y progresismo van de la mano? Vivimos en un mundo que no se puede ser gay y votar a la derecha.

Creo que vivimos tiempos confusos y de reajuste de paradigmas que se dieron por sentado por años. En este periodo confuso muchos conceptos han ido perdiendo poder explicativo y analítico. Siguen siendo empleados conceptos que ya no tienen asidero en la realidad y por eso se generan confusiones serias. A lo anterior se suma la persistencia de la mirada “eurocéntrica” y occidentalista hacia Medio Oriente por lo que ha sido difícil entender las dinámicas y procesos propios de la zona. El feminismo es un ejemplo de ello. Hay un movimiento feminista fuerte en Medio Oriente que desafía las definiciones y márgenes impuestos por occidente. Es necesario hacer un esfuerzo por entender las razones particulares que hacen que las mujeres (y los homosexuales) de Medio Oriente se movilicen, acompañar sus demandas pero sin cooptarlas ni falsearlas. 

 ¿Cómo es tu vínculo con Twitter? ¿Qué requisito hay que cumplir para ser bloqueado por Manuel?

Abrí mi cuenta de Twitter con el objetivo de estar en contacto con instituciones, universidades, centros de estudio y académicos relacionados con Medio Oriente y Cáucaso. En realidad, mi cuenta de Twitter es pequeña y en ella se publican noticias, cursos y temas de las dos zonas además de que hago mis comentarios políticos sobre México y Chile, mi país de nacimiento y el país en el que vivo. 

Bloqueo cuentas ofensivas, pero también aquellas cuentas de personas que considero dañinas o de gente con la que no quiero tener ningún tipo de contacto ni personal ni profesional. 

¿Cuál es tu vínculo con las comunidades judías latinoamericanas? Vi un artículo tuyo publicado por el CJL.

Siempre he encontrado amigos y colegas en las comunidades judías de los países en donde he vivido y estudiado. En el caso de Chile no ha sido diferente y me han recibido con los brazos abiertos en la mayoría de los casos aunque sí he tenido algunos roces con líderes comunitarios que cuestionan mi labor académica y mi identidad personal aunque esos han sido los menos. Agradezco que siempre han respetado mis opiniones y debatido en los puntos en los cuales no coincidimos sobre el tema Palestina-Israel y que he encontrado espacios para presentar los temas de estudio que me interesan así que sólo tengo palabras cariñosas y de agradecimiento para mis amigos de la comunidad judía chilena. 

Janet Rudman
(07 Abril 2021 , 15:20)

Ultimas Noticias Ver más

El discurso judeofóbico en el mundo árabe
Noticias

El discurso judeofóbico en el mundo árabe

12 Abril 2021


Por Bryan Acuña Licenciado en Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de las Américas, especializado en la temática de Oriente Medio. Fuente: wsimag.com

Esta página fue generada en 0.0497880 segundos (30744)
2021-04-12T16:35:56-03:00