Entrevistas

Un mensaje de unión también en discrepancia, partiendo del dolor

Con el Rabino Avigdor Hayut y su esposa Mira , en memoria de su hijo Yedidia (z”l)

Este miércoles de mañana fui a una entrevista singular, una de esas que uno sabe de antemano será difícil. Una de esas que uno dice “no puedo no hacerla”. Una entrevista que primero, era una condolencia.  Es que fue un encuentro durante la Shivá, la semana de duelo judío, con una de las 45 familias enlutadas por la reciente catástrofe de Lag Baomer en el monte Meron el jueves último, el Rabino Avigdor Hayut y su esposa Mira. Su hijo Yedidiá (Z”l) quien hace tan solo algo más de un mes cumplió Bar Mitzvá, 13 años, fue una de las 45 víctimas del horror.

Junto a él murió Moishi, alumno de su padre,  a quien sentía como un hijo más.

El Rabino Avigdor sufrió fracturas de costillas y varios problemas en los pies, por lo que los tiene vendados. Afortunadamente, logró salvarse , e inclusive sin herida ninguna, el otro hijo que viajó con él, Shmuel Meir.

Escribiremos por separado sobre las diversas y fuertes impresiones en esta visita que realizamos a la familia Hayut, donde las vivencias fueron varias y merecen ser contadas.  Pero aquí, en esta nota, sólo compartimos el mensaje de unión en el pueblo de Israel que Avigdor y Mira piden transmitir, asegurando también que eso es lo que querría su hijo Yedidiá.

Los Hayut volvieron hace algo más de un año de una misión de trabajo en Venezuela, donde encabezaron la comunidad religiosa Beit Shmuel. El Rabino Hayut habla con gran amor sobre el país y la vivencia que tuvieron, pero eso no es parte del video que grabamos.

Aquí, primero, el mensaje de Mira, la madre de Yedidiá, que nos habla habiendo aclarado antes que ha perdido la práctica del español. Numerosas mujeres que habían llegado a apoyarla y darle su pésame, colman el comedor y escuchan atentamente nuestra corta conversación, aunque no todas comprenden español.

 

Y ahora,  la entrevista al Rabino Hayut.

 

Verán que en medio de la filmación, una señora comienza a hablarle al rabino. Es su abuela, a quien ya antes habíamos oído llorando por la muerte de su bisnieto. “No te preocupes abuela. Ahora está con el abuelo, seguramente juntos compartiendo un shiur, una clase de Torá”, le dice su nieto consolándola, en otra parte de la conversación, que no es la que aparece aquí. Según nos dijeron allí algunos de los presentes, su abuelo, fallecido tiempo atrás, había sido un gran rabino en Rejovot, y para  Yedidiá, su bisnieto ahora muerto en Meron, siempre fue una gran inspiración. En la parte del video que sí vemos aquí, la abuela del rabino hace votos por la pronta llegada del Mesías, a lo cual su nieto no puede menos que responder Amén.

 

Casi de más está decir que estos mensajes se originan en una profunda fe y convicción religiosa . Seguramente no todos podrán identificarse con su contenido. No tenemos dudas de que cuando hay tanto dolor por la pérdida de un hijo, este encare debe ser de gran ayuda.

Que no sepan más de dolor.

Ana Jerozolimski
(05 Mayo 2021 , 09:25)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0503030 segundos (16208)
2021-06-22T07:38:37-03:00