Noticias

8 de mayo de 1945

Por Alain Mizrahi

Fuente: Twitter

 

Hoy 8/5 celebramos el 76º aniversario de la capitulación de la Alemania nazi, el final del 3er Reich y el fin de la Segunda Guerra Mundial en el frente europeo. El 30 de abril Hitler se había suicidado en su bunker en Berlin, luego de entender finalmente que la guerra estaba perdida. Desde hacía un mes el ejército soviético combatía lo que quedaba del alemán, casa por casa, sobre las ruinas de Berlín. 

Sigue superando mi capacidad de entendimiento que Hitler haya creído realmente que podría derrotar a la Unión Soviética, Inglaterra y Estados Unidos peleando en todos los frentes al mismo tiempo. Tampoco puedo creer que después de haber perdido en Stalingrado y en Kursk aun seguía convencido de que iba a ganar la guerra. Y menos aun logro entender que nadie en su entorno haya logrado detenerlo y convencerlo de que todo era una demencia.

El almirante Dönitz, nombrado por Hitler como su sucesor, intentaba por todos los medios que sus tropas se rindieran a los Aliados en el frente occidental, temiendo – con razón – las represalias de los soviéticos por las masacres perpetradas por los nazis en su territorio. Dönitz intenta negociar una capitulación por separado con el general norteamericano Eisenhower, pero éste se niega y exige una rendición total e incondicional. El 7/5 el mariscal Alfred Jodl firma el acta en Reims, en el este de Francia, en el cuartel general de los Aliados. Por el bando aliado asisten los generales norteamericanos Walter Smith y Eisenhower, el francés François Sevez y el soviético Susloparov. Pero Stalin se enfurece y exige que la rendición sea firmada en la mismísima Berlín. Los occidentales acceden y se vuelve a firmar la capitulación el 8/5. ...y el Ejército Rojo, tantas veces olvidado por culpa de la bestialidad de Jósif Stalin. En la foto, quizás el mayor símbolo del fin de la guerra, el sargento georgiano Melitón Kantaria alza la bandera soviética sobre el Reichstag en medio de las ruinas de Berlin.

 

Me sigue asombrando cómo un ser humano logró, aprovechando hábil y maquiavélicamente un determinado contexto sociopolítico, arrastrar a su pueblo a una guerra que dejó decenas de millones de muertos y crímenes contra la humanidad de una magnitud jamás superada.

Me sigue dando mucho miedo hasta dónde puede llegar el fanatismo detrás de un líder que logre apretar los botones adecuados para manejar masas de gente a su antojo, aun para cometer las peores barbaries.

Cada vez que leo o veo imágenes de las atrocidades que aun hoy suceden en el mundo en nombre de la supremacía de una religión, una etnia o un ideal, me pregunto si el Hombre ha aprendido algo de aquella lección.

Ruanda, Siria, Darfur, Bosnia, Kosovo, todos ejemplos de "limpieza" étnica o religiosa de los últimos 30 años. Mi respuesta es invariablemente que no hemos aprendido nada de las lecciones de la Historia. Tendremos smartphones, robots e impresoras 3D, pero si se dan las condiciones sociopolíticas seguimos siendo capaces de transformarnos en cocodrilos capaces de masacrar a cualquiera de nuestros vecinos.

Nuestro deber como seres humanos es combatir los fanatismos donde estén, las verdades absolutas, la destrucción del “diferente”, y defender siempre el libre pensamiento, único antídoto contra una posible repetición de la peor guerra de la Historia. NUNCA MAS


 
 

Ultimas Noticias Ver más

¿En camino a una nueva escalada?
Israel

¿En camino a una nueva escalada?

17 Junio 2021


Desde Israel nos trae las últimas novedades Ana Jerozolimski

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

17 Junio 2021


Compartimos con nuestros lectores MiSinai.

Esta página fue generada en 0.0901880 segundos (12062)
2021-06-18T07:53:21-03:00