Mundo Judío

MiSinai

Compartimos con nuestros lectores MiSinai.

No. 103
Shelaj Lejá
Clickear aquí.
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 4/06  17.22
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

¿EXTRAER SUS PROPIAS CONCLUSIONES?

Por Yossy Goldman 

Algunas conclusiones son más obvias que otras. A veces la conclusión más obvia no es necesariamente correcta. Extraer sus propias conclusiones a veces puede ser un negocio riesgoso.

Tomen el caso de la Parashá de esta semana. Los espías enviados por Moshé retornan de su misión de reconocimiento de la Tierra Prometida con un atemorizante informe acerca de las feroces y guerreras naciones de Canaan. El Pueblo Judío está desanimado, asustado y hasta llora ante el pensamiento de su inminente invasión, convencidos de que será una suicida misión imposible. El Todopoderoso está enojado, el pueblo es castigado por su falta de fe en Su promesa y los espías se hunden en la historia como los villanos del cuento.

¿Por qué? ¿Cuál fue en realidad su pecado? Moshé pidió un informe de la tierra. Ellos volvieron e informaron exactamente lo que habían visto. No dijeron mentiras. La tierra era formidable. Sus habitantes eran altos y poderosos. Los frutos eran extraordinariamente grandes. Hasta trajeron ejemplos para probarlo. Si todo era verdad ¿por qué fueron castigados?

La respuesta se encuentra no en el informe sino en su conclusión. Los hechos que los espías presentaron eran completamente exactos. El pecado fue su conclusión "No podremos vencer a esa gente, pues son demasiado fuertes para nosotros". Moshé los envió en una misión para determinar hechos. Su trabajo era traer información. Nadie les pidió sus opiniones personales. Todo el objetivo de su misión era reunir los datos necesarios para que los israelitas encontraran la mejor manera de conquistar la tierra. Que ellos lo hicieran era un hecho. D-os les había prometido la tierra, les había contado de sus bellezas naturales y les había asegurado el éxito.

El mismo D-os que milagrosamente los liberó de Egipto, el más imponente superpoder en la tierra, partió el mar para ustedes y Se les reveló en toda Su gloria en Sinaí, ha dicho ahora que la Tierra Prometida está ahí, esperando por ustedes. Y después de todo lo que hizo por ustedes; ¿Ustedes se dan vuelta y públicamente dudan que Su poder los ayude a triunfar? Esto no es sólo un error de juicio. Es vergonzoso, pecaminoso y desleal. El informe de los espías fue correcto, pero sus conclusiones fueron desastrosas.

Un profesor de escuela secundaria decidió demostrar a su clase los peligros del abuso del alcohol. Por lo tanto realizó un experimento. Tomó un vaso con agua y un vaso con whisky. Luego tomó un pequeño gusano y lo puso en el vaso con agua. El gusano nadó tranquilamente, y luego el profesor lo sacó ileso. Luego puso al gusano en el vaso con whisky. En un instante el gusano murió. Luego se volvió a la clase y preguntó que probaba el experimento. Al instante un muchacho sabio gritó "Señor, esto prueba en forma concluyente que si usted toma suficiente whisky, ¡nunca sufrirá por los gusanos!"

Los hechos están ahí para que todos los veamos. La cuestión es cómo los interpretamos. Si tenemos una posición preconcebida y luego manipulamos los datos para extraer conclusiones adecuadas para nosotros, podremos ser inteligentes al principio, pero finalmente seguiremos el camino de los espías. Sin fe aun la información más exacta puede llevar a una conclusión equivocada.

 

LAS TRAMPAS DE LA VIDA ESPIRITUAL

[Los espías dijeron,] “La tierra que hemos ido a explorar es una tierra que consume a sus habitantes.” (Bamidbar 13:32)

La orientación espiritual muy elevada pero mal dirigida de los espías hizo que se equivocaran. Los espías querían experimentar la vida y buscar Divinidad libres de las distracciones de lo material. En el desierto el pueblo judío estaba protegido por las Nubes de Gloria, alimentado por el maná y la fuente de Miriam, y todas sus necesidades físicas estaban completamente cubiertas. Dedicaban todo su tiempo al estudio de la Torá, a la meditación y la plegaria. Los espías sintieron rechazo por la idea de entrar al mundo real, donde tendrían que perder tiempo trabajando por el pan de cada día.

La visión de una vida dedicada a expandir nuestra consciencia Divina libre de las distracciones materiales es por supuesto algo admirable. Esta visión nos ha inspirado a lo largo de la historia en el anhelo de la era Mesiánica, cuando la materialidad del mundo no distorsione más nuestro enfoque espiritual.

Sin embargo, este anhelo debe estar balanceado por una sumisión humilde al plan de D-os. El propósito de la vida es vivir dentro de la realidad mundana, revelando la Divinidad oculta en ella. Se puede encontrar la esencia de D-os sólo al entrar al mundo material, al cumplir Sus mandamientos en el plano físico.

Likutei Sijot, vol. 23, págs. 92 ff; Séfer HaSijot 5751, vol. 2, págs. 617 ff; Likutei Sijot, vol. 13, págs. 39-40 ff.

 

 

Números (Bamidbar) 13:1 – 15:41

La cuarta sección del libro de Números relata como D-os le dijo a Moisés que envíe (Shelaj en Hebreo) exploradores para espiar la Tierra de Israel en preparación para su conquista por el pueblo judío.

SABIOS DE ISRAEL

RABÍ SHALOM DOVBER SCHNEERSON (EL REBE RASHAB) (1860 – 1920)

Rabí Shalom Dovber, el Rebe Rashab, quinto en la dinastía de Jabad Lubavitch, es llamado por los ancianos Jasidim; el "Maimónides del Jasidut", ya que "cada tema y tema explicado en sus discursos son halajot fijas y ordenadas, fundadas y explicadas, cada palabra con su sentido correcto".

Rabí Shalom Dovber entregó sus ser, trabajando intensivamente para lograr que los jasidim, especialmente los jóvenes, estudien la filosofía jasídica en profundidad: "Ya que el estudio superficial, con conocimientos dispersos, y de manera global, no penetra en la persona para perfeccionarlo. Quizás logre cambiarlo exteriormente, pero el Jasidut Jabad requiere interioridad (pnimiut), y a ello se llega únicamente profundizando con buen entendimiento y gusto, logrando que los conceptos se asimilen en la mente y el corazón, consiguiendo así refinar y mejorar sus hábitos naturales, y poder cumplir las Mitzvot con luz y vida interior".

Su padre, el Rebe Maharash, Rabí Shmuel, dijo sobre su hijo: "Mi hijo nunca fue un niño. Ya desde pequeño fue temeroso del Cielo, y muy ordenado, procurando que su conducta sea de acuerdo al jasidut, y ya para su Bar Mitzvá era un Jasid con un servicio establecido" (Sefer Hasijot 5301 Pág. 27). El Rebe Rashab dijo en cierta oportunidad de sí mismo: Cuando tenía doce años programé mi cuerpo para que cada miembro hiciera lo que debía...". Y en otra oportunidad expresó: "Desde mi infancia acostumbré a mi cuerpo a comportarse naturalmente de acuerdo al Shuljan Aruj (Código de Leyes Judío)".

Su salud era muy débil debido al extraordinario esfuerzo que realizaba entregando todo su ser por el trabajo comunitario y el servicio a Di-s. Un conocido profesor dijo sobre él: "Su corazón anhela mucho más de lo que su mente comprende, y su mente percibe mucho más de lo que su corazón puede retener" (Sefer Hasijot 5701, Pág. 28).

Su cuerpo no soportó los ajetreos de los días de la Primer Guerra Mundial, al tener que abandonar Lubavitch (ciudad de la Rusia Blanca),y mudarse a Rostov. Allí, poco tiempo después de comprar su casa, falleció el 2 de Nisán del año 5680, diciendo: "Yo subo a los Cielos y mis escritos se los dejo a Uds."

DIEZ MITZVOT

ILUMINANDO EL MUNDO

El mundo es un lugar enloquecedor. Su vida es un barco en la tormenta. El viernes a la noche es su puerta de escape para irrumpir en otro mundo, un lugar de serenidad y calma. Una calma que llamamos Shabat. Y todo comienza con el temblor d una pequeña llama de luz.

1. Cuente el número de mujeres que hay en su hogar. Incluya a cualquiera que sea lo suficientemente mayor como para encontrar placer en esto (usualmente a los tres años).

2. Consiga un mínimo de una vela y un candelabro por cada mujer. Las mujeres casadas necesitan dos.

3. Ponga candelabros sobre o cerca de la mesa del comedor.

4. Ponga velas en los candelabros.

5. Espere al viernes.

6. Espere la hora designada para encendido de las velas de Shabat de ese viernes en particular.

7. Ponga algunas monedas en una pushka

8. Encienda la/s vela/s

9. Mueva las manos en forma circular. Cubra sus ojos. Diga las bendiciones. Diga una pequeña plegaria pidiendo aquellas cosas que tiene en su corazón.

10. Abra sus ojos y logre serenidad espiritual.

"Cuando enciendo mis velas de Shabat, imagino la vista desde el espacio exterior. A medida que la oscuridad irrumpe sobre la faz de la tierra puedo ver pequeñas llamas brillando hacia arriba para consumirlas. Primero en Nueva Zelanda, luego Australia, India, Israel, Europa, América y finalmente Hawai o Tahití. Durante un período de veinticuatro horas, cada parte del mundo obtiene su infusión de luz de Shabat"

"El mundo del espíritu resuena con el mundo de la acción, repitiendo el canto que nosotros cantamos acá abajo, pero de una manera más elevada, con asombroso impacto. Una pequeña vela en este mundo, encendida en el momento adecuado con el propósito correcto, genera una luz espiritual arriba tan magnífica, tan brillante, que puede iluminar a todo el mundo".

 

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected]

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0542178 segundos (15322)
2021-06-22T07:12:15-03:00