Mundo Judío

Una visión crítica y profunda sobre algunos asuntos judíos, con el Rabino Yerahmiel Baryka

Hoy entrevistamos al rav Yerahmiel Barylka, que fuera director de varias escuelas judías en Latinoamérica y rabino en Madrid. Barylka es un prolífico escritor y conferencista sobre temas judaicos. Sus últimos libros son: Supersticiones y Creencias Populares en el Judaísmo y La ética judía en los negocios y otros estudios. Quien lo desee puede escuchar sus conferencias en YouTube.

P: Yerahmiel, esta nota se publica el viernes 23 de julio, pero la estamos realizando cuando estamos aún en el día tan singular de Tishá B'Av en algunos países y poco después que la conmemoración ha finalizado en Israel. En un día de duelo y tristeza que recuerda una serie de eventos trágicos en la historia judía. Pero me permito opinar que lo peor de todo fue la razón por la que pudo concretarse uno de esos eventos, la destrucción del Beit Hamikdash, el Templo Sagrado de Jerusalem: el odio interno, que solemos llamar “odio gratuito”. Y pensé en eso a raíz de los eventos del sábado de noche, víspera de este día de ayuno y duelo, en la explanada del Muro de los Lamentos, cuando fueron atacados judíos de los movimientos conservador y reformista que quisieron realizar en su sector el rezo igualitario, o sea de mujeres y hombres juntos, y fueron atacados por ortodoxos. ¿Qué opinión te merece lo ocurrido?

Rav Yerahmiel: Toda acción y toda provocación entre seres humanos en esta fecha y en este lugar, al igual que en cualquier otro espacio, y en cualquier tiempo, merecen ser condenadas sin "peros" ni "condicionamientos". No menos que las acciones del Wakf, la máxima autoridad religiosa musulmana que intenta impedir que judíos suban al monte del Templo a rezar. Este tipo de acciones se han incorporado al folklore de la explanada del Templo y atraen la atención de los medios de prensa que paradójicamente con su cubertura y los comentarios posteriores, estimulan a los grupos participantes de esas acciones ajenas al espíritu judío. Muchos de esos grupos no rezan allí en todo el año, pero, no se pierden oportunidad de recibir algunos minutos de gloria televisada. Dado que en el 9 de av reduje casi totalmente mi ingreso a las redes, no conozco todos los detalles, pero, no es necesario conocerlos para dejar de reprobar absolutamente y sin titubear, a toda provocación que produzca violencia.

P: Yo sé que tú sos un rabino ortodoxo que se guía por la Halajá. Y también sé que tienes, en lo político, un pensamiento de carácter humanista y abierto. ¿Cómo encaras entonces la disputa entre las corrientes judías desde el punto de vista religioso?

Rav Yerahmiel: Si algo ha caracterizado al judaísmo a lo largo de la historia ha sido el confrontamiento entre las distintas facciones, pensamientos, y grupos, que en más de una oportunidad han causado divisionismo que llevó a la desintegración de comunidades y en muchas otras, ha fructificado el diálogo y el estudio. El judaísmo nunca ha sido monolítico. Siempre ha habido variedades de judaísmo, algunas subsisten y otras han desaparecido. Por lo que no debemos temer a la diferencia de opiniones dentro de nuestro pueblo. En un ambiente donde las razones políticas son expuestas por profesionales especializados en presentar insultos en lugar de argumentos, agravios en lugar de pensamientos, y en el cual el más vocinglero, recibe el apoyo popular sin que exprese ni una idea coherente, no es de sorprender que tristemente, ese lenguaje se haya hecho dueño del diálogo religioso. Estamos todos muy lejos de las disputas entre Hilel y Shamay, eruditos judíos que vivieron hace 2000 años y crearon escuelas de pensamiento halájico totalmente opuestos, pero que discutían por el ideal de la verdad que hizo que otros sabios dijeran que pese a que sus opiniones fueron divergentes, representaban las palabras de Dios viviente. 

P: Es indudable que la tradición, desde hace mucho tiempo, es que junto al Kotel, el Muro de Occidental, se reza de acuerdo a la práctica ortodoxa, y es cierto que es la que acepta la mayor parte del pueblo, aún los no religiosos. Pero hay un sector cada vez más grande, aunque siga siendo minoritario, de judíos que quieren actuar de otra forma. Se destinó un sector del Kotel que pueda ser utilizado por ellos. Y todo se complica siempre por la oposición rotunda de los ultraortodoxos a todo lo que no sea su forma de rezar. ¿Hay cómo solucionarlo?

Rav Yerahmiel: El Muro Occidental nunca fue parte del Monte del Templo donde se encontraban los lugares sagrados de adoración para los judíos. Se cree que es un remanente del muro de contención que sostenía la explanada construida por el rey Herodes en el siglo I a.e.c., que sostiene su reconstrucción del Segundo Templo. Pero desde que los otomanos conquistaron Jerusalén en 1516 y se les prohibió subir al Monte del Templo a los no musulmanes, el Muro se convirtió en el principal destino del mundo para la peregrinación y oración judía. Hasta 1967, no había reglas sobre el culto en ese espacio ni acerca de la división por género. Cuando Israel recuperó el control de la Ciudad Vieja y el Muro durante la Guerra de los Seis Días, comenzaron a establecerse normas para evitar que sea tratado como una atracción turística. En los últimos años la discusión de los diversos grupos judíos del uso de la Explanada del Templo se politizó y todo intento de solución fue saboteado, lo que hace que hoy día no existan reglas aceptadas por todos para el uso del espacio.

Mientras las normas de uso del espacio queden en manos de políticos va a ser muy difícil llegar a una situación de respeto entre las personas y los sucesos de este 9 de av no hacen más que confirmar ello.

Tristemente estos incidentes dan la razón al gran filósofo Yeshayahu Leibowitz que fuera un firme creyente en la separación del estado y la religión. Creía que mezclar los dos corrompía la fe. Condenó la veneración de los santuarios judíos, refiriéndose cínicamente al Muro Occidental como el Discotel (un juego de palabras entre "discoteca" y "Cotel"). Con su popularización, el lugar destinado al espíritu, a la plegaria y al sentimiento, se convierte en un lugar donde resulta difícil venerar a Dios. Quien concurra a algún bar mitzvá en ese espacio puede comprobar el desorden que reina en la zona y que hace difícil concentrarse en el rezo. Pero ese "desorden" es mejor que la solemnidad impuesta por bedeles que al poco tiempo se creen cosacos de Dios. Quien tiene necesidad de servir a Dios con el corazón, lo hará pese a las condiciones externas concentrado en sí mismo.

P: En tu opinión ¿se debe permitir que haya plegarias igualitarias en la Explanada del Kotel?

Rav Yerahmiel: Todos los sectores del pueblo judío deben gozar de la libertad de elevar sus plegarias frente al Kotel, dentro de una reglamentación que permita hacerlo en espacios que no crean conflictos ni roces. Recordemos que antes que el tema se politice y las partes se radicalicen, el lateral sudoccidental del Monte del Templo cercano al Arco de Robinson era utilizado por judíos de todos los sectores para realizar ceremonias de Bar y Bat Mitzvá, sin que nadie molestara a su prójimo. Había allí plegarias igualitarias y muy cerca otras con separación estricta. El gobierno encabezado por el primer ministro Naftali Benet está viendo el establecimiento de un pabellón debidamente preparado para la oración pluralista, a diferencia de los arreglos temporales actuales, bajo una supervisión conjunta que involucre a todas las corrientes principales del judaísmo. Los arqueólogos, sin embargo, afirman que la plataforma igualitaria daña la historia visual del Muro Occidental al ocultar importantes restos arqueológicos, pero el proyecto, tiene el apoyo de muchas organizaciones judías. Es probable que los incidentes de Tishá Beav, retrasen el tratamiento del tema en lugar de adelantarlo, pero al final se encontrará una solución.  

 Política-y no sólo su vínculo con la religión

P: Ya sé que eres crítico de cosas que pasan en el mundo de la política israelí. Quisiera preguntarte algo relacionado a religión y política. Precisamente por tu condición de rabino ortodoxo, te pregunto ¿consideras que es bueno para el judaísmo que haya partidos religiosos o sería mejor separar religión de política? Lo planteo porque la discusión política, con los partidos jaredim, ultraortodoxos, casi siempre de un lado, desata discusiones que terminan confundiendo creo yo, al menos a ojos de parte de la gente, sus prácticas con la religión en sí.

Rav Yerahmiel: Medinat Israel ya ha llegado a un grado de madurez en el cual se puede ser izquierdista en temas políticos y económicos y ultra religioso en temas como cashrut y familia y viceversa, ultraderechista en los temas de los territorios y ateo en lo religioso. Por ello, la actual división alimentada por los intereses económicos de los partidos políticos dejó de representar la voluntad popular. El desgaste que a partir del Covid-19, sufren los partidos así llamados ultra religiosos, probablemente preanuncie una nueva inclinación del electorado que llevará años en plasmarse. 

P: ¿Qué opinión te merece la dinámica de la política israelí en los últimos tiempos? ¿Cómo ves al nuevo gobierno?

Rav Yerahmiel: La obsesión de Benjamin Netanyahu, actual jefe de la oposición, por mantenerse en el poder para poder llegar mejor colocado a los juicios pendientes, ha corrompido al sistema electoral y provocado la inútil repetición de elecciones que han paralizado al país. Es prematuro poder evaluar al gobierno del primer ministro Naftali Bennett, que lleva pocas semanas en el ejercicio del poder, cuando en la Kneset el objetivo de los diputados de la minoría es impedirle gobernar. El parlamento israelí es un circo, en el que se lucen y predominan los diputados soeces, los groseros, los ordinarios, y los incapaces de expresar coherentemente sus ideas. Lo más triste es que los descorteses, desatentos, y desconsiderados, repiten eslóganes escritos por creativos políticos y muchas veces ni conocen el significado de los insultos que pronuncian. Son ellos los que además reciben las invitaciones para repetir sus desvaríos en la televisión, la radio y la prensa escrita todos los días, porque consiguen mayor audiencia.

P: Duras palabras sin duda. Quisiera recordar que hay también parlamentarios de gran nivel, que llegaron para trabajar, pero claro que cuando hay quienes se expresan de modo indigno, eso parece ensombrecer todo ¿Y cómo ves la línea que la oposición ha adoptado? La oposición, por definición, tiene que tratar de derribar al gobierno, criticarlo y tratar de sustituirlo. ¿Te parece que lo que están haciendo cruza la línea roja o es parte de su deber como oposición?

Rav Yerahmiel: La oposición política dentro y fuera del parlamento es un componente esencial de la democracia. Una de las principales funciones de la oposición es ofrecer una alternativa política confiable a la mayoría en el poder al brindar otras opciones de política para la consideración pública. Al supervisar y criticar el trabajo del gobierno en el poder, evaluar continuamente la acción del gobierno y hacer que el gobierno rinda cuentas, la oposición trabaja para garantizar la transparencia de la decisión pública y la eficiencia en la gestión de los asuntos públicos, asegurando así la defensa del interés público y evitando el mal uso. La actual oposición, por lo menos hasta hoy, no está funcionando como tal, ya que su resistencia a aceptar el cambio de gobierno ha enceguecido a los representantes del pueblo que todavía no perciben que están en la oposición y que deben trabajar para controlar y supervisar al gobierno y no exclusivamente para derribarlo.

P: Y quisiera, para terminar, volver a Tishá B´Av. Es un día especial, no sólo por el cúmulo de eventos trágicos que recuerda-y justamente hoy recordamos el atentado contra la AMIA en 1994- sino también por la forma en que se lo conmemora en Israel. ¿Qué significa este día para ti? Para compenetrarse con su significado ¿hay que darle una dimensión actual? Sería bueno saber cuál es la tuya.

Rav Yerahmiel: He dicho y he escrito que el recuerdo de la Destrucción, va más allá del lamento y el llanto. En los tiempos más oscuros, cuando parece que no hay esperanza para el futuro, se encuentra un rayo de luz. Sumadas a las tragedias de ese día en particular, hay muchas otras desdichas del pueblo judío a lo largo de nuestra historia. Sin embargo, el sentimiento de optimismo y la esperanza de un futuro mejor impregnan el día.
¡No hay duda que el pueblo judío es un pueblo extraño! El mes de av conmemora los errores, resbalones en el juicio y políticas equivocadas que cometió el pueblo judío y, hasta cierto punto, sigue haciendo. Identifica nuestra deslealtad y terquedad, nuestra falta de voluntad para ser fieles a nosotros mismos y nuestra tendencia a dejarnos seducir por culturas extranjeras, ideas extrañas, conflictos gratuitos e inútiles y eslóganes caprichosos. Av nos recuerda, nuestras faltas. Nos proporciona una mirada honesta en el espejo de la historia. Como tal, comienza a traernos una medida de consuelo, el desahogo de comprender, apreciar e interiorizar la verdad, por muy desagradable que pueda parecer inicialmente esa realidad. 

Así trato de vivir estos días: Buscando la luz de la futura redención, encontrando consolación al comprobar diariamente cómo se fueron cumpliendo las profecías que nos acompañan desde siempre, seguro que las que faltan también serán realidad.

P: Muchísimas gracias.

R: A ti. 

Ana Jerozolimski
(25 Julio 2021 , 03:42)

Ultimas Noticias Ver más

La Capacidad de Ver Felicidad
Rosh Hashana

La Capacidad de Ver Felicidad

20 Septiembre 2021


Fuente: https://es.chabad.org/

Esta página fue generada en 0.0791500 segundos (22277)
2021-09-20T20:45:29-03:00