Mundo Judío

MiSinai

Compartimos con nuestros lectores MiSinai.

No. 123
Vaierá
Clickear aquí.
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 22/10  18.47    
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

LA VASIJA VACÍA

Por Yossy Goldman

Como gastamos el dinero es un barómetro bastante bueno para medir nuestras prioridades. Y se aplica tanto si es mucho o poco.

Después del nacimiento de Isaac, su hermanastro Ismael se comporta amenazadoramente con él y Sara considera necesario pedirle a Abraham que expulse a Ismael del hogar familiar. Junto con su madre, Hagar, vagan por el desierto. En poco tiempo se quedan sin agua.

"Y el agua en la vasija se acabó y ella dejó al muchacho debajo de uno de los arbustos." (Génesis 21:15)

Déjenme hacer una pregunta que sería considerada una típica klotz kasha, (una pregunta aparentemente obvia pero, no obstante, estúpida). Si el odre estaba vacío, ¿por qué dejo tirado al muchacho? ¡Debería haber tirado vasija!

Parecería que cuando se agota nuestro suministro de alimentos y las finanzas se ponen difíciles, los primeros en sufrir son los niños. ¿La cuenta bancaria esta vacía? ¿Cómo podemos pensar en educación judía? La cuota es tan costosa. En lugar de negarnos a nosotros las comodidades que juzgamos no negociables, sacrificamos la educación judía de nuestros niños en nombre de la economía.

Es como la vieja historia de la madre judía que vino de Europa Oriental a acompañar a su hijo en América y quedo horrorizada al ver que él se había afeitado la barba y que se había sacado la Kipá. "¿Qué te sucedió Yankele?" ella le pregunto. "Mamá", le dijo, "América no es el shtetl (villorrio judío europeo)". Y cuando ella lo vio ir a trabajar en Shabat, otra vez le dijo que en América es diferente. Y cuando ella abrió el refrigerador y descubrió toda clase de cosas horribles nunca vistas en una cocina judía, él le explicó nuevamente que América no era igual al "viejo mundo." Finalmente ella le preguntó, "Yankele, dile a tu vieja madre la verdad. ¿Sigues siendo circunciso?"

Esta no es sólo una vieja historia del shtetl. Esto está sucediendo ahora mismo. En mi propia comunidad de Sudáfrica conocemos a muchos que dejaron esta región para proveer una vida mejor para sus niños. Pero el emigrar es costoso y con los recursos limitados uno debe tomar decisiones y priorizar. Muchos eligieron dejar a sus hijos sin educación judía. El resto es historia. Mala historia. Sin educación judía, los jóvenes se preguntan por qué no hacer lo que hacen sus contemporáneos. Y el dinero que ahorramos en honorarios de la escuela ahora va a doctores, psicólogos, o, D-os no permita, centros del rehabilitación.

Incluso en Israel, tenemos que elegir correctamente una comunidad. Si los otros niños del barrio están montando sus bicicletas en Iom Kipur ¿por qué no su hijo? Y si usted insiste y ellos se sienten negados, pueden salirse del todo.

Los niños necesitan estabilidad y un ambiente con un sistema de valores morales sanos. No importa cuan tentadores otros pastos aparenten ser, antes de tomar una decisión debemos considerar la seguridad espiritual que nuestros hijos necesitan para sobrevivir y prosperar, como judíos. No porque la vasija esté vacía, hay que tirar al chico.

 

PODER FEMENINO

D-os le dijo a Abraham, “...En todo lo que Sara te diga, escucha su voz.” (Bereshit 21:12)

Cuanto más en sintonía está un profeta con los asuntos del mundo, mayor es su grado de profecía. Dado que Abraham estaba algo desapegado de los asuntos mundanos, no podía percibir la verdadera negatividad de Ismael. Sara, en cambio, estaba más involucrada en asuntos materiales, por lo que fue rápidamente capaz de percibir el mal de Ismael. Su visión profética era por lo tanto superior a la de Abraham.

Además, se nos enseña que en la Era Mesiánica, el aspecto femenino de la creación se elevará por encima del masculino. El refinamiento espiritual de Abraham y Sara era tan elevado que les permitió a ellos experimentar un anticipo de la Era Mesiánica. Por esta razón, también, la visión profética de Sara era superior a la de Abraham.

Hoy en día, a medida que nos acercamos a la Era Mesiánica, todos podemos dar la bienvenida al florecimiento del poder femenino en el mundo, reconociendo que la experiencia más intensa de la vida física de las mujeres les otorga un nivel superior de visión espiritual que aquella dada a los hombres.

Likutei Sijot, vol. 1, pág. 31.

Génesis (Bereshit) 18:1 - 22:24

La cuarta sección del libro de Génesis continúa la crónica de Abraham. El nombre de esta sección (Vaierá, “El se apareció”) es su primera palabra, describiendo la revelación de Di-s a Abraham luego de su circuncisión. Esta revelación es seguida por la visita de tres ángeles, quienes le informan a Abraham del nacimiento inminente de su hijo Isaac. Luego seguimos a Abraham cuando discute con Di-s sobre la destrucción de Sodoma y Gomorra, migra a Filistea, expulsa a Hagar e Ismael después del nacimiento de Isaac, y finalmente es puesto a prueba por la directiva de Di-s de sacrificar a Isaac.

LA FUERZA PARA SUPERAR LA PRUEBA

La Rebetzin (esposa de un rabino) Dvora Lea, hija del Tzemaj Tzedek relato:

"En la ciudad de Vitebsk vivían dos mercaderes de té, ambos llamados Hoshea, conocidos como el "Hoshea Grande" y el "Hoshea Pequeño". El Hoshea Grande era un hombre rico, con un establecimiento enorme, respetable, y una bien desarrollada red de distribución. El Hoshea Pequeño era un negociante modesto, ganando sólo el necesario para su sostén, siempre recurriendo a préstamos para pagar a todos sus proveedores. "Cierto día, llegó un mensaje que uno de los cargamentos de té del Hoshea Pequeño había sido confiscado en la frontera por los oficiales aduaneros. Para el pobre hombre, eso significaba ciertamente la ruina. No sólo estaba arriesgado a perder todo, sino que además podría enfrentar deudas enormes que jamás podría saldar.

"Yo estaba allá," dijo la Rebetzin, "cuando trajeron la noticia al Hoshea Pequeño, que en la época estaba en el pueblo Lubavitch. El desafortunado hombre cayó en un profundo desmayo; intentaron reanimarlo muchas veces, pero enseguida que él se acordaba de lo ocurrido, se desmayaba nuevamente. Corrimos hasta mi padre, el Rebe Tzemaj Tzedek, y le contamos sobre el estado del Hoshea Pequeño.

Mi papá dio órdenes que, cuando Hoshea Pequeño fuera reanimado nuevamente, deberíamos decirle que el mensajero estaba confundido.

Inmediatamente después, el asunto fue esclarecido. El hecho era que el cargamento confiscado pertenecía al otro mercader, el Hoshea Grande, que apenas sentiría la pérdida. "Papá siempre garantizó que jamás realizó milagros. Sin embargo los discípulos que testificaron el incidente afirmaban que lo habían visto hacer predecir que se trataba de un error antes que el caso se esclareciera. 'Están equivocados,' replicaba papá ante esta 'acusación', no hubo nada de milagroso en mi predicción.

Vean bien, nuestros sabios dicen que siempre que el Todopoderoso hace la persona pasar por una prueba o desafío en la vida, él siempre provee la capacidad y la fuerza para soportar y aprender con la experiencia. Por eso, cuando vi la calamidad que Hoshea Pequeño no estaba preparado para enfrentar, entendí que no era dirigida a él. Obviamente, debería haber algún mal entendido…

EL KIDUSH

El Shabat entra con palabras maravillosas vertidas sobre un rico vino, para cumplir el versículo “Recuerda el Shabat para santificarlo”.

Lo llamamos kidush, un ritual de palabras y bebida, un puente mágico del agobiante día de la semana al día de descanso. Tan encantados estamos con el kidush que lo repetimos nuevamente de otra forma durante el día. El kidush sirve como el punto de partida para las comidas de Shabat de la noche y el mediodía.

El kidush de la noche consiste de tres partes:

1) Tres versículos de Génesis que cuentan como D-os descansó en el séptimo día y lo santificó. 

2) La bendición del vino. 

3) Una bendición agradeciendo a D-os por darnos el Shabat.

El kidush del mediodía consiste de varios versículos de Éxodo, seguidos por la bendición del vino.

Cómo hacer el Kidush:

1. El viernes de noche, cante Shalom Aleijem para darle la bienvenida a los ángeles de Shabat, y la poesía de la Mujer Virtuosa.

2. Enjuague y seque la copa de kidush. Llénela hasta el borde con vino kosher.

3. Reúna a todos alrededor de la mesa de Shabat. Levante la copa llena de vino con su mano derecha (a menos que sea zurdo), y recite el kidush en voz alta.

4. El viernes a la noche, mire a las velas de Shabat al decir las primeras palabras. Luego mire a la copa de vino mientras dice la bendición del vino.

5. Todos los presentes contestan “Amén” al finalizar las bendiciones.

6. Beba al menos 45 mililitros de la copa. Todos los demás también deberían tomar un sorbo.

Detalles técnicos:

• El vino es preferible, pero un jugo de uva kosher también está bien.

• No coma o beba nada antes del kidush, comenzando desde la puesta del sol el viernes por la noche y desde después de las plegarias del Shabat por la mañana.

• Si no tiene vino o jugo de uva, recite el kidush sobre jalá o pan. Sólo reemplace la bendición del vino por la del pan, y lávese las manos antes del kidush.

• Una vez que alguien bebió de una copa de vino, el resto del vino no debe ser usado para kidush a menos que se le agregue vino a la copa.

 

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected]

Ultimas Noticias Ver más

Un flagelo creciente: antisemitismo en los campus universitarios en Estados Unidos
Mundo Judío

Un flagelo creciente: antisemitismo en los campus universitarios en Estados Unidos

06 Diciembre 2021


Hillel Internationl y ADL exponen datos alarmantes

Hitler y Freud, y una intrigante novela
Cultura

Hitler y Freud, y una intrigante novela

06 Diciembre 2021


Por IONATAN WAS. Fotos: MARCELO (PÁJARO) SINGER

Esta página fue generada en 0.0544391 segundos (11276)
2021-12-06T14:30:19-03:00