Cultura

Sebastian Scherman: artista, argentino y judío

Nací en Buenos Aires, en 1978. A lo largo de mi vida me formé en diversas disciplinas que junto a las experiencias vividas confluyen en lo que hago, Soy egresado de la Escuela de Dibujo de Carlos Garaycochea, adonde realicé el curso de humor gráfico; y Licenciado en Ciencias de la Comunicación, por la Universidad de Buenos Aires.

Sebastián Scherman

Lic. en Ciencias de la Comunicación (UBA)
Artista plástico | Ilustrador 
Mi Página Web
WhatsApp: (ARG)  +54911 6356 2177

¿Cómo se hace para desarrollarse en la escritura, la caricatura, la pintura, dar cursos, todo a la vez? 


La clave es no hacer todo a la vez (risas). Trato de encontrar espacio para desarrollar mis proyectos. A veces debo sacrificar proyectos, porque el tiempo, claro, es limitado. Sin embargo hay disciplinas que se cruzan, como es en el caso de la pintura y el humor gráfico: mis cuadros tienen mucho del mundo del comic, le meto condimentos de la cultura pop; incluyo la palabra como mensaje y también como expresión meramente gráfica o plástica. Mi propósito es crear un arte desmitificado, que esté al alcance de todas las personas. El humor está presente en mi obra: te doy el ejemplo de "Villa Crespo mon amour", sobre el barrio de Buenos Aires, adonde hago la observación de que el local del Partido Comunista está justo enfrente de una pizzería que se llama Imperio. O cuando dibujo el Idish Kite, literalmente un cometa (o barrilete como le llamamos en Argentina) un juego de palabras con "idishkite", término que refiere a la cosmovisión del idish parlante. 

"VILLA CRESPO MON AMOUR"

 

Caption

 


 Yo soy una gran admiradora tuya, respecto a la caricatura, ¿quiénes fueron tus ejemplos a seguir, en Argentina y en el mundo?


Estudié humor gráfico con Carlos Garaycochea, uno de los más destacados dibujantes humorísticos de Argentina, que también era artista plástico, actor y libretista de programas de humor en TV, especialmente en los años 60.. Carlos fue un gran docente y referente para mí, una persona muy generosa. En su escuela recíbíamos visitas de grandes del plumín como Quino, Mordillo, Ferro (también docente allí) y tantos otros.  Garaycochea  estimulaba a sus alumnos a que salieran a vender su trabajo, es decir, ver este oficio como una profesión. Te puedo mencionar varios referentes; León Poch, un dibujante judeo polaco que desarrolló su carrera en Argentina y cuya obra investigué para mi tesina de grado;  por supuesto Quino, Caloi. El dibujante que más admiro y con quien me siento identificado en cuanto a la construcción del chiste es el Negro Fontanarrosa, quien además de dibujar escribía ficción muy bien. Miguel Rep y Daniel Paz y Rudy, humoristas de Página/12 también son referentes. Luego están los humoristas que admiro y que por ahí el estilo de humor y dibujo tienen una búsqueda distinta a la mía; tal es el caso de Sergio Langer, que me parece un humorista gráfico de la hostia, de primer nivel, que logró catalizar su historia personal como hijo de una sobreviviente de la Shoá. El Holocausto está presente en su obra, es todo un desafío abordarlo desde el humor y creo que Sergio lo ha logrado. Langer tiene una "jutzpah" genuina, que pocos dibujantes tienen. 


Trabajamos juntos, y admiro tu rigurosidad en el trabajo, ¿de dónde surge?

Bueno, la palabra "riguroso" tiene varias acepciones entre ellas se destacan "rígido" y "preciso, minucioso". En cualquiera de las disciplinas que me desarrollo siempre procuro ser minucioso, documentarme y que eso que leés o contemplas tengan una investigación detrás, un trabajo artesanal sobre la palabra. Por ejemplo, al momento de redactar el guión de una viñeta hay que economizar palabras, ponerlas en un orden determinado, ya que una palabra mal ubicada puede no generar el efecto humorístico deseado. Por supuesto que hay un sentido que siempre termina de completar el espectador, en el caso del arte visual, o el lector en el caso de las viñetas o los cuentos. Ahora bien, esa precisión, ese carácter minucioso en mi caso siento que no es "rígido", ya que el acto creativo -cualquiera sea la disciplina- requiere de cierta flexibilidad mental, de procurar ver las cosas desde un punto de vista atípico. A la vez la rigurosidad en la búsqueda del dato preciso creo que es un "vicio" de mi formación universitaria.


 Nos conocimos en TuMeser.com, cuyo objetivo tenía hablar sobre identidades y narrativas judías distintas, ¿cómo vivis tu identidad judía?
  
Me siento orgulloso de ser judío, de pertenecer a un pueblo milenario, y de los valores que transmite. Recuerdo con mucho cariño la etapa de colaboraciones con TuMeser, en la que con total libertad volcaba en palabras (y viñetas) mi visión sobre la historia y cultura de nuestro pueblo. El proyecto que creó Ianai es de un gran valor cultural. 


Si te digo Villa Crespo, ¿qué significa para vos?


Viví en Villa Crespo entre 2004 y 2011; es uno de los barrios judíos de Buenos Aires por excelencia; el otro es el Once, que en realidad no existe como tal, es una zona dentro del barrio de Balvanera (allí también residí, pero de niño). Villa Crespo significa tango, Pugliese, "Canning y Corrientes", sus pizzerías...


 ¿Qué te pasó en la pandemia, además de ser padre full, cómo la viviste del punto de vista laboral?


Creo que la pandemia, como indica el proverbio chino, fue una crisis y a la vez una oportunidad. En lo que a mí respecta, me llevó a repensar hacia adónde quería ir con mi carrera artística. Y si bien actualmente desarrollo diversos proyectos vinculados con el arte y la ilustración, tomé la decisión de focalizarme en pintar cuadros, que es lo que más me apasiona. A su vez fue una etapa en la que investigué mucho sobre cómo podría hacer para acercar mi trabajo a más gente; y es por eso que creé una web y un newsletter mensual. La oportunidad se dio en cuanto a que hubo una creciente utilización de los medios virtuales y digitales, cada vez más gente utiliza estos canales. 


¿Vos pensas que los artistas tienen más chances de reciclarse y cambiar de trabajo que otros profesionales?

Creo que la creatividad y la posibilidad de recrearse (prefiero emplear este término) están presentes en todos los seres humanos. Todos y todas nos vimos obligados a reinventarnos. Una de las definiciones de inteligencia que dio Piaget tiene que ver con la capacidad de los humanos de adaptarse a las nuevas situaciones. Eso que ahora se llama "resiliencia" es un chip; pero que por supuesto no se activa solo, requiere de voluntad, garra.  

"ONCE CONGRESO"

 


 ¿Qué opinas del cliché de la imagen del artista como un tipo que trabaja poco y se pasa el día tirado drogándose?

Que es eso, un cliché. El arte es caos y orden al mismo tiempo, requiere de una disciplina; el o la artista vuelca -en un papel, en un lienzo, en una partitura- esa creatividad que no nació únicamente en el acto creativo, es como un vector que canaliza saberes y vivencias. Por otra parte veo al arte como un acto de construcción conjunta de un mensaje con el espectador; éste es quien termina de completar la obra. Aunque a esta altura parezca una verdad de perogrullo hay que subrayar que sin espectador no hay obra. Volviendo a tu pregunta, el arte requiere de una planificación, cumplir compromisos con quien encarga una obra o proyecto, como sucede con cualquier esfera laboral. Aunque no lo parezca, el trabajo del artista requiere de una rutina como cualquier trabajo de oficina. En mi caso compatibilizo mi trabajo como artista con mi trabajo en una institución que trabaja con emprendedores/as y Pymes y que tiene un hermoso proyecto; así que mi proyecto de artista requiere de mucha organización, de trabajo durante los fines de semanas y alguna que otra noche durante la semana. Sin el apoyo de mi compañera de vida y de mis hijos sería imposible.    

 ¿Qué le aconsejarías a los padres que tienen hijos con habilidades artísticas? ¿Qué deberían hacer para ayudarlos a desarrollarse?

Acompañarlos en ese descubrimiento. Existen academias presenciales y virtuales, adonde niños y niñas pueden aprender diversas expresiones vinculadas con el arte. También se puede comenzar llevándolos a visitar un museo, una muestra de arte, un concierto... Lo importante es acompañarlos, escucharlos, sin proyectar frustraciones o deseos propios. 

Para terminar, un museo favorito en el mundo.


No tuve oportunidad de visitar muchos museos en el mundo; pero sí en Argentina. Adoro el Museo Nacional de Bellas Artes, hay cuadros de Picasso, Van Gogh, Gauguin, Berni, Torres García; el patetismo de Ernesto de la Cárcova, la "jutzpe" de Xul Solar o Cándido López, que era el pintor de Bartolomé Mitre, militar y presidente argentino. El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires también es muy lindo. Amo el arte de Uruguay, considero a Torres García y a Gurvich como referentes.

Los invito a conocer su Instagram:  arte.scherman y su  tienda virtual de Sebastian Scherman

Janet Rudman
(31 Octubre 2021 , 16:05)

Ultimas Noticias Ver más

Un flagelo creciente: antisemitismo en los campus universitarios en Estados Unidos
Mundo Judío

Un flagelo creciente: antisemitismo en los campus universitarios en Estados Unidos

06 Diciembre 2021


Hillel Internationl y ADL exponen datos alarmantes

Hitler y Freud, y una intrigante novela
Cultura

Hitler y Freud, y una intrigante novela

06 Diciembre 2021


Por IONATAN WAS. Fotos: MARCELO (PÁJARO) SINGER

Esta página fue generada en 0.0490718 segundos (11706)
2021-12-06T14:55:48-03:00