Entrevistas

Primera entrevista de la Embajadora de Israel en Chile desde la elección de Gabriel Boric como Presidente

Fotos: Gentileza Embajada de Israel en Santiago de Chile

Los Embajadores de Israel en diferentes partes del mundo tienen claro que los desafíos con los que lidiarán serán diversos y que entre ellos puede estar morderse los labios para actuar con diplomacia en medio de intentos abiertos de injusta demonización de su país. Llamar a Israel de “Estado genocida y asesino”, como lo ha hecho el recién electo Presidente de Chile Gabriel Boric, entra sin duda en esa categoría. 

La Embajadora en Chile Marina Rosenberg, tiene no sólo el talento y nivel profesional para enfrentarse a duros desafíos, sino también la convicción de que hay un enorme caudal de cosas positivas para lograr en las relaciones bilaterales, sea quien sea el Presidente chileno.

Sobre ello y más es esta entrevista, la primera que concede desde la reciente elección de Gabriel Boric como Presidente de Chile.

 

“Hemos felicitado al presidente electo y al pueblo de Chile por su proceso democrático ejemplar, que demuestra su compromiso con la democracia y sus instituciones. Como embajada creemos firmemente que las relaciones con Chile se basan en intereses y desafíos comunes: así lo ha sido a lo largo de la historia. Esperamos que, con el nuevo gobierno, esta línea de cooperación basada en el bien común y en la búsqueda de soluciones se mantenga”.

“En la base programática del nuevo gobierno hay muchos principios compartidos con los cimientos de política pública en Israel: en temas como acceso a la educación, la salud universal, equidad de género, tenemos similitudes muy relevantes.  Nos ponemos a disposición del nuevo gobierno para trabajar juntos y juntas en estos y otros temas que consideren relevantes”

“Si bien en el pasado el presidente electo, en su calidad de dirigente político y parlamentario, hizo declaraciones que no eran positivas para Israel, estoy convencida de que en esta nueva etapa vamos a poder establecer canales de comunicación con las nuevas autoridades de gobierno, para así seguir  profundizando la cooperación”

“En Chile algunoa lideres palestinos han tenido un cambio en su discurso hacia posiciones más radicales, que en oportunidades se acercan más a la línea de Hamas que a la de la Autoridad Nacional Palestina. Esto, de cierta manera, ha permeado en la opinión pública y la de algunos líderes políticos chilenos”

“Estamos en un momento histórico donde la  construcción de escenarios de paz se hace latente, por lo que mi invitación es a seguir el camino de la paz y el diálogo” 

“Si en el trayecto surgen opiniones que no guardan realidad o que son erróneas respecto de Israel, de sus políticas exteriores, de su situación interna o de su rol en Medio Oriente, como embajada tenemos la misión de aclararlo por los canales que correspondan”

“Entendemos que todos los cambios implican desafíos, pero también generan oportunidades y motivación para seguir avanzando, en este caso profundizando la amistad entre Chile e Israel”

 

P: Quisiera comenzar aclarando una cuestión de estilo. Te tuteo, no por quitar respeto ni formalismo a la entrevista sino porque nos conocemos hace ya varios años, lo cual por cierto me alegra mucho.  Llegaste hace ya dos años y medio  a Chile como Embajadora de Israel, trabajando constantemente para promover las buenas relaciones, destacar los aportes de Israel al mundo y profundizar los vínculos entre ambos países. Y aunque querré que conversemos sobre todo eso, es ineludible comenzar preguntándote cómo se lidia con la nueva situación.  Chile ha elegido a Gabriel Boric como su nuevo Presidente, una figura que dijo y reiteró que Israel "es un Estado genocida y asesino". Algo me dice que eso no entra en el campo de las legítimas discrepancias políticas. Y tú has felicitado al pueblo chileno por el ejemplar acto de elección democrática. ¿Te preocupa la nueva etapa?

 

R: Hemos felicitado al presidente electo y al pueblo de Chile por su proceso democrático ejemplar, que demuestra su compromiso con la democracia y sus instituciones. Como embajada creemos firmemente que las relaciones con Chile se basan en intereses y desafíos comunes: así lo ha sido a lo largo de la historia. Esperamos que, con el nuevo gobierno, esta línea de cooperación basada en el bien común y en la búsqueda de soluciones se mantenga. 

Esperamos que en esta nueva etapa Chile, con sus numerosos desafíos y expectativas, siga encontrando en Israel un socio relevante en temas hídricos, de salud digital, educación y sustentabilidad.

Además, en la base programática del nuevo gobierno hay muchos principios compartidos con los cimientos de política pública en Israel: en temas como acceso a la educación, la salud universal, equidad de género, tenemos similitudes muy relevantes.  Nos ponemos a disposición del nuevo gobierno para trabajar juntos y juntas en estos y otros temas que consideren relevantes. 

En el Congreso Nacional, junto a diputados de diversos partidos políticos celebrando Januca

 

P: Recuerdo que años atrás, cuando asumió su cargo como Embajadora en Uruguay Nina Ben-Ami, cuyo primer desafío parecía ser lograr un buen relacionamiento con el entonces Canciller Luis Almagro que había sido sumamente crítico de Israel-cambió mucho desde entonces- me dijo con mucha inteligencia que un diplomático debe saber, cuando hay una puerta cerrada, buscar las ventanas. Claro que esta no es una cita literal. ¿Ya estás buscando ventanas en La Moneda?

R: Creemos en la fortaleza de las relaciones institucionales que hemos construido con Chile en todos los niveles, con el  gobierno central, pero también con las regiones, los municipios, el parlamento, la sociedad civil y la academia. 

Esperamos seguir profundizándolas porque creemos fielmente que la potencialidad de cooperación es infinita.  Si bien en el pasado el presidente electo, en su calidad de dirigente político y parlamentario, hizo declaraciones que no eran positivas para Israel, estoy convencida de que en esta nueva etapa vamos a poder establecer canales de comunicación con las nuevas autoridades de gobierno, para así seguir  profundizando la cooperación. Compartimos con el nuevo gobierno el interés común de entregar soluciones y mejorar la vida de las y los ciudadanos, y eso sin duda está por sobre cualquier otro tema.  

La esencia de las relaciones internacionales es que, incluso con desacuerdos, se prioriza siempre el diálogo y la cooperación. En este sentido estoy convencida que el nuevo gobierno, tal como ha declarado el presidente electo, va a poner el énfasis en dialogar con todas y todos.

En la inauguración de un huerto comunitario en la región del Maule, junto a la gobernadora de la región y otras autoridades

 

¿Cómo actuar en la nueva etapa?

P: ¿El desafío es mostrarle que está equivocado o no entrar en ideologías y tratar de desarrollar el vínculo bilateral lo más posible? Me imagino que se puede combinar las dos cosas.


R: Profundizar las relaciones bilaterales y seguir construyendo espacios de cooperación es siempre nuestra prioridad. Lamentablemente, en Chile alguno lideres palestinos han tenido un cambio en su discurso hacia posiciones más radicales, que en oportunidades se acercan más a la línea de Hamas que a la de la Autoridad Nacional Palestina. Esto, de cierta manera, ha permeado en la opinión pública y la de algunos líderes políticos chilenos, quienes tienen como único marco de referencia ese relato construido localmente. 

Algunos de estos liderazgos palestinos han hecho un esfuerzo de deslegitimizar a Israel e importar el conflicto a Chile. Tengo la esperanza de que el presidente electo y el nuevo gobierno van a evitar la radicalización  en las posiciones y así enfocarnos en la construcción de puentes de cooperación. 

Hay un nuevo escenario en Medio Oriente con los Acuerdos de Abraham (los acuerdos entre Israel y los EAU, Bahrein, Sudán y Marruecos) y también, en los últimos meses, con el acercamiento entre autoridades del nuevo gobierno de Israel -de unidad nacional-  y las máximas autoridades de la Autoridad Nacional Palestina. Estamos en un momento histórico donde la  construcción de escenarios de paz se hace latente, por lo que mi invitación es a seguir el camino de la paz y el diálogo. 

 

 

P: ¿Qué es lo que ya me puedes revelar -imagino que no todo- de lo que planeas para lograr un buen relacionamiento con Boric?

R: Más que una estrategia específica, el corazón de nuestro rol es -y seguirá siendo- generar programas, proyectos y canales de cooperación entre ambos pueblos y sus instituciones. Nos referimos a la sociedad civil, a instituciones culturales, a la academia, a empresarios y a los organismos técnicos del Estado que tienen que ver con asuntos de medioambiente, género, sustentabilidad, innovación, servicios de salud, educación, ciberseguridad y una serie de temas en los cuales Israel tiene una experiencia importante, con los cuales ya ha venido trabajando con Chile. 

Finalmente, no hay que olvidar que Israel es la única democracia del Medio Oriente, con políticas muy progresistas e innovadoras en equidad de género, inclusión de minorías sexuales, religiosas y de otros tipos, en accesibilidad de las personas con necesidades especiales y una serie de temas que están muy alineados con la esencia programática que ha presentado el gobierno electo, y creemos que ahí también hay un espacio para seguir desarrollando la relación bilateral. Esperamos seguir reforzando esa cooperación en esos temas y en los que a las nuevas autoridades les puedan parecer relevantes. 

Donación al Campamento Israel en Antogasta, al norte de Chile

 

P: Un Embajador, en este caso Embajadora ¿puede de hecho sólo empujar para impulsar el comercio, el intercambio cultural y demás o tiene también la obligación, cuando se ofende y demoniza a su país, de poner los puntos sobre las íes?

R: La función diplomática está orientada en reforzar la amistad entre países, en este caso la amistad entre Chile e Israel. Para eso seguiremos impulsando el comercio, el intercambio cultural, tecnológico, académico; la cooperación a través de MASHAV y los temas que, históricamente, han sido centrales en la relación bilateral. 

Si en el trayecto surgen opiniones que no guardan realidad o que son erróneas respecto de Israel, de sus políticas exteriores, de su situación interna o de su rol en Medio Oriente, como embajada tenemos la misión de aclararlo por los canales que correspondan. En primer término, de forma directa con los interlocutores que se han manifestado, y también de forma más amplia a través de redes sociales y medios de comunicación, donde habitualmente presentamos las novedades y tendencias que hay respecto del proceso político de Medio Oriente, tanto entre Israel y los palestinos como entre Israel y los países que se han sumado a los Acuerdos de Abraham. Existe un constante flujo informativo de buenas noticias vinculadas a la cooperación política, académica, tecnológica, medioambiental, etc. 

 

Un obstáculo: la comunidad palestina, con posturas cercanas a Hamas

P: Un tema complejo para cualquier embajador israelí en Chile es la comunidad palestina, que aunque es en su enorme mayoría cristiana, originaria más que nada de Bet Jallah, adopta una línea radical casi diría de los peores enemigos de la paz en la región. ¿Cómo has lidiado con esto?

R: Efectivamente la gran mayoría de la comunidad palestina que reside en Chile es de origen cristiano. Llegó al país perseguida por el Imperio Turco Otomano, vale decir, por ideologías más bien islámicas.. Por lo tanto, a veces extraña la posición extremista que han tomado algunos dirigentes de esta comunidad apoyando, por ejemplo, al grupo Hamas, para el cual es inaceptable la diversidad religiosa. Las pocas comunidades cristianas que han sobrevivido en Gaza siguen siendo perseguidas y están reducidas a su mínima expresión. 

Además, el lobby palestino en Chile ha tenido un activismo muy intenso en el grupo interparlamentario chileno-palestino, y lamentablemente han difundido una visión del conflicto de Medio Oriente que no se ajusta a la realidad del siglo XXI.  Hoy en día la elección no es entre ser pro-israelí o pro-palestino, sino entre ser pro-paz y pro-diálogo o a favor de la incitación al odio y la violencia.  

P: Y eso se ve claramente en los bloques creados.

R: Así es. Así vemos por un lado a los países moderados, incluso países árabes musulmanes que eligieron la cooperación y el desarrollo regional firmando la paz con Israel, mientras que países como Irán y Siria siguen apoyando a organizaciones terroristas islámicas como Hamas y Hisbolah, que no solamente aspiran a eliminar al Estado de Israel sino a crear organizaciones y regímenes islamistas radicales en Medio Oriente. 


En otras palabras, mientras el mundo árabe moderado en Medio Oriente, cercano e involucrado en la zona, se acerca y negocia con Israel, abre sus fronteras a sus productos, tecnologías, cooperación y cultura, en Chile, a 13.000 km de distancia, hay un activismo palestino que reniega esa situación y promueve acciones totalmente contrarias. 

Más aún, en los últimos meses a partir del nuevo gobierno de amplia diversidad que se ha desarrollado en Israel, con gente de izquierda, derecha e incluso con partidos árabes, autoridades ministeriales de Israel, como el ministro Benny Gantz, se han encontrado con las máximas autoridades de la Autoridad Nacional Palestina, demostrando el camino a seguir: el del diálogo, conversación, acercamiento y paz, pensando en intereses comunes. No el camino que han propuesto los activistas palestinos en Chile, que es de la cancelación, negación y el boicot. 

Esa disociación es preocupante. Pero vamos a seguir trabajando con el grupo interparlamentario chileno-israelí y con los distintos actores políticos, sociales, culturales, académicos y económicos para promover la cooperación y el diálogo en vez de la cancelación y el boicot. Nuestra búsqueda son los procesos de paz y las relaciones bilaterales como camino para mejorar la vida de los pueblos. 

En la región de La Araucanía junto a una Machi, del pueblo indígena Mapuche

 

Una agenda intensa, en constante labor de la Embajada de Israel

 

P: ¿Cuáles han sido los temas principales en los que te has enfocado en tu trabajo en Chile? 


R: Llegué el 2019 con una serie de ideas y proyectos a desarrollar, aunque obviamente la pandemia movió el eje de nuestras actividades y planes. Nos enfocamos en aportar, con la experiencia israelí, en este nuevo escenario. 

Generamos una línea solidaria para apoyar con donaciones a instituciones a lo largo Chile: desde bienes básicos hasta tecnología de punta. Luego generamos un canal muy intenso de cooperación con el Ministerio de Salud de Chile, para compartir conocimientos y mejores prácticas respecto de cómo enfrentar la pandemia y los procesos de vacunación.

El tema del desafío hídrico ha cobrado también mucha relevancia. La experiencia de Israel en esta materia es de gran interés. Allí se ha pasado de la escasez a la abundancia a través de un aceitado modelo que incluye políticas públicas centralizadas y multidisciplinarias, fuertes campañas educativas y comunicacionales, investigación y desarrollo a nivel académico, público y privado, generación de soluciones tecnológicas de gran escala para el uso eficiente, la reutilización y la producción del recurso. Hemos estado trabajando árduamente para contribuir en todos los niveles, en este tema tan crucial para Chile.

Desarrollamos también lazos intensos con actores de la sociedad civil y los gobiernos locales y trabajamos respecto de sus necesidades en esa nueva etapa que se estaba viviendo a nivel mundial, y en Chile no solo en lo sanitario sino también en lo social, ya que veníamos de un estallido social que había movido el foco de las necesidades de las personas. 

A medida que avanzaba la pandemia fuimos retomando nuestra agenda de cooperación bilateral. Desde lo político, académico, tecnológico, cultural, educacional y, sobre todo, reforzar nuestras alianzas con la sociedad civil y con instituciones que están alineadas con los grandes temas que Israel, como nación, está desarrollando: sustentabilidad, equidad de género, accesibilidad para personas con necesidades especiales, promoción de la democracia, derechos humanos y cultura, entre otros. 

En reuniones de colaboración con la Universidad Católica del Maule

 

Un balance en medio del camino de trabajo

P: ¿Tus principales éxitos? ¿Y los mayores obstáculos?

R: Al igual que las y los fundadores del Estado de Israel, también nosotros como embajada vemos los obstáculos y desafíos como una oportunidad de crecimiento e innovación. Es así como tomamos los obstáculos de la pandemia y los convertimos en una ventaja,  por ejemplo acercando a docenas de expertos israelíes en una diversidad de temáticas con contrapartes en Chile. Si en el pasado debíamos  esperar por  presupuestos y plazos para tener expertos israelíes, este año acortamos las distancias a través de la virtualidad y pudimos  realizar cientos de webinars. 

En ese sentido, podría decir  que los máximos obstáculos han sido producto de la pandemia y la imposibilidad de encontrarse físicamente con nuestras contrapartes. Porque la verdad es que la recepción que hemos tenido, a lo largo de todo Chile, es hermosa. En todas partes sentimos calidez, interés y admiración por los aportes que ha hecho tanto Israel como el pueblo judío a la humanidad.

En cuanto a los éxitos, te diría que el principal éxito de la embajada en este período fue su capacidad de adaptación. Poder reorientarse rápidamente hacia las necesidades o los temas que importaban a Chile, sea a partir de los cambios sociales como por las restricciones sanitarias. Encontramos rápidamente en Israel contrapartes y experiencias relevantes para los chilenos y chilenas y pudimos conectar a ambos países en estos difíciles momentos. 

Además, en concreto uno de los proyectos más importantes de este año fue el lanzamiento del programa nacional satelital chileno en coordinación con la empresa israelí Imagesat, un programa que no solo consiste en la compra de  satélites, sino de transferencia de conocimientos de Israel a Chile y de un gran aporte para la educación espacial en colegios públicos a lo largo del país. 

 


Impronta especial como Embajadora mujer


P: ¿Sientes que has logrado abrir puertas antes cerradas?

Creo que todos los embajadores que me han antecedido han logrado abrir puertas relevantes en Chile, en distintos ámbitos y a distintos niveles. A mí lo que me ha correspondido es aprovechar las relaciones ya existentes. Muchas de ellas también reforzadas por el trabajo activo de la comunidad judía de Chile, que ha desarrollado proyectos de vinculación entre Chile e Israel. Sí he logrado abrir algunas puertas adicionales, que tienen que ver con el sello que como diplomática he querido imprimir a mi misión: la equidad de género es muy relevante para mí como desafío global. También en cuanto a la conexión con la sociedad civil, que me parece cada vez más relevante en los nuevos escenarios que se están viviendo tanto en Chile como a nivel global. 

Taller de arte y música en la Teletón

 

P: Y justamente, ya que mencionas equidad de género…¿Cómo influyó a tu criterio tu condición de Embajadora mujer? ¿Ayuda?

R: Primero que nada, estoy feliz de ser la primera embajadora mujer de Israel en Chile, aunque me hubiese encantado que sucediera antes. También espero que más mujeres de nuestro ministerio lleguen a representar a Israel en el mundo. Hoy en día en la cancillería Israelí hay toda una política de equidad de género con programas concretos en los altos niveles de cancillería, por lo que estoy muy orgullosa de mi rol y de las políticas de mi ministerio en pos de la equidad.  

Cuando recibí el rol de embajadora, tuve algunas reuniones donde varios de los que conocieron Chile en el pasado me advirtieron que iba a tener desafíos como mujer, porque Chile era “un país machista”-así dijeron algunos- por lo que me sorprendí porque esa no fue la realidad con la que me encontré. Creo que esto coincidió con un momento muy especial, en el que Chile se convirtió en uno de los países destacados a nivel mundial en la lucha por la equidad de género: contra el acoso, abuso, maltrato y a favor del lenguaje inclusivo. 

Tuve la suerte de poder alinear mis convicciones personales con una tendencia muy fuerte que se está desarrollando en Chile en los últimos años.

 

 

A modo de resumen

P: ¿Algo que desees agregar, que yo no te sabido preguntar? Lo que quieras.

R: Si bien todas las embajadoras y los embajadores, y cada uno en su país, trata de encontrar las similitudes de Israel con el país donde ha sido enviado y desarrollar esa línea para fortalecer las relaciones bilaterales: sinceramente creo que Israel y Chile tienen mucho en común y mucho sobre lo cual seguir construyendo su relación. Tal vez el único gran obstáculo es la distancia física. Uno de los destinos más distantes para Israel es Chile, con más de 13.000 km de distancia, pero aparte de eso ambos países comparten valores centrales de democracia, libertad, diversidad, pluralismo, sustentabilidad, solidaridad, multilateralismo, etc. Esa es una base para seguir fortaleciendo una relación de más de 70 años y que ha tenido grandes momentos, pese a la distancia. 

Israel, adicionalmente, es la única democracia en Medio Oriente. Es el lugar donde, efectivamente, se respetan los derechos humanos; donde hay libertad de expresión y de prensa; donde las minorías de todo tipo pueden desarrollarse en libertad, las minorías religiosas y de la diversidad sexual. Es una situación excepcional, porque en otros países de la región todo eso no existe. Y Chile comparte esos valores, y el nuevo gobierno de ha focalizado la importancia de la libertad, democracia, diversidad y equidad, que sin duda permiten tener expectativas de que podremos seguimos encontrando  puntos de entendimiento, sobre la base de esta forma similar de ver el mundo. 

Así mismo, los niveles de necesidades y de particularidades que hay en ambos países creo que permitirán seguir conectando y reforzando una relación basada en proyectos y experiencias concretas. Estas permitirán ayudar a las y los ciudadanos de ambos países en la lucha contra la crisis hídrica; la conservación y el cuidado del medioambiente; la entrega de una solución de salud apropiada a las necesidades de la población a través de las nuevas tecnologías y la telemedicina; los esfuerzos que se requieren en ambos países de seguir reduciendo las brechas de género; la cooperación en tecnologías e innovación que permitan a los y las ciudadanos poder crecer sus emprendimientos y avanzar con soluciones no solo económicas, sino de impacto social, como es la tendencia de la innovación israelí; seguir profundizando la cooperación agrícola entre ambos países y en lo que Israel ha logrado compartir sus tecnologías y experiencias en riego, invernaderos, agrotecnología y otros caminos para la producción sustentable.

 

En definitiva, entendemos que todos los cambios implican desafíos, pero también generan oportunidades y motivación para seguir avanzando, en este caso profundizando la amistad entre Chile e Israel. 

P: Te agradezco enormemente por esta entrevista, te deseo que sigas abriendo puertas y fortaleciendo las relaciones bilaterales también durante la Presidente de Gabriel Boric, por el bien de Chile y de Israel.

R: Que así sea. Gracias a ti.

Ana Jerozolimski
(27 Diciembre 2021 , 17:39)

Ultimas Noticias Ver más

La lucha contra el antisemitismo no admite descanso alguno
Noticias

La lucha contra el antisemitismo no admite descanso alguno

27 Noviembre 2022


Conversación con Sergio Pikholtz, vicepresidente segundo de la DAIA, una organización que cumple 87 años en la lucha contra el antisemitismo.  Por Luciano Mondino

El primer progrom argentino plasmado en la novela Maria Domecq de Juan Forn
Mundo Judío

El primer progrom argentino plasmado en la novela Maria Domecq de Juan Forn

25 Noviembre 2022


Fuentes:  latinta.com.ar y .amia.org.ar  

Esta página fue generada en 0.0541379 segundos (14310)
2022-11-27T15:52:26-03:00