Cultura

Con el artista Gerardo Goldwasser, que representará a Uruguay en la bienal de Venecia

Creatividad, familia y la historia de su abuelo, del Holocausto a la nueva vida en tierra uruguaya

 

 

Gerardo Goldwasser (60) es artista, diseñador y docente y nos cuenta que “de lo que quise y no pude, arquitecto”. En realidad, trata de vincular todo esto y en sus clases en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo,  como docente inclina sus clases hacia experiencias de arte contemporáneo. Por su parte , en el diseño toma aspectos del arte, y así sucesivamente.

 

P: Gerardo, tu trayectoria artística evidentemente tiene años, no comienza ahora. Pero llegar al punto en el que representarás a Uruguay nada menos que en la bienal de Venecia ¿dirías que es una cúspide?

R: Para serte sincero no me gustan las cúspides, me dan vértigo. Y te sitúan en una posición de cierto estacionamiento, de cierta “llegada”, que no es verdad. También pueden, en el peor de los sentidos, ponerte ideas en tu cabeza que no te favorezcan, que no te hagan bien. 

P:  Te entiendo perfectamente. ¿Es un privilegio? ¿Una responsabilidad? Ser elegido entre 28 obras presentadas  , por un jurado de alto nivel, no es poca cosa.

R: Es todo esto junto que decís, por eso hace días que ya no duermo como antes.

P: ¿Qué implica representar a Uruguay en la bienal? ¿Pasa sólo por el destaque profesional de tu condición de artista o  también por el orgullo de ponerse la camiseta?

R: Bueno… tuve otras oportunidades de representar a Uruguay en otras bienales, lo que sucede que fueron envíos colectivos. Recuerdo la 6ta Bienal de la Habana, en 1997. Eramos 7 artistas uruguayos. 

Parte de una obra anterior. Círculo, 2017 20 burletes de fieltro rellenos Medidas variables Foto: Rafael Lejtreger

 

Otra tema de una obra anterior

 

P: ¿Qué dicen en tu casa? Miriam, tu esposa, tus hijos…me imagino el orgullo y la emoción, aún si los nervios te los dejan a vos.

R: Sensaciones muy variadas. Mi hijo Martín de 8 años, está preocupado cuánto tiempo me iré, mi otro hijo Federico, de 15 años, me está ayudando con trabajos que le he pedido, y Miriam ya me conoció hace años haciendo esto. Estamos  muy contentos.

P: No es para menos Gerardo. Para captar la dimensión de todo esto, te pregunto. Los deportistas sueñan con representar a sus respectivos países en los juegos olímpicos. ¿Los artistas sueñan con una Bienal destacada como la de Venecia?

R: No te voy a negar que es un acontecimiento fuerte, pero mi sueño es que quede bien la exposición, como primera cosa. Trato de concentrarme en eso y que todas las cuestiones colaterales de la bienal, no me afecten mucho.

P: ¿Con qué espíritu emprenderás este viaje?

R: Con la cabeza bien abierta, sabiendo que te vas a encontrar con muchas propuestas de arte contemporáneo, que me interesan mucho.

P: ¿Qué preparativos requiere algo así? ¿Es sólo terminar tu propio trabajo?

R: Ojalá solo fuera eso, hay un montón de cosas. Por ejemplo la obra se construirá en el pabellón. Y tiene una dependencia absoluta de ciertas materias primas que tienen un costo, una logística de llegada a Venecia, que no es una llegada a cualquier ciudad. Tienen que ser tranportados en los vaporetos, tiene que ser posible esto.. en fin pila de cosas..los compromisos de difusión internacional, etc.

P: Yo creo que también quien no está en el ámbito del arte sabe que decir “la bienal de Venecia” es todo un símbolo de buen trabajo, de algo serio y destacado. ¿Tenés claro cómo será estar allí, desde adentro?

R: Estar allí adentro es estar en medio de múltiples informaciones visuales, cruzándose con personas de todo el mundo..Culturas de muchos lugares y todo esto en una ciudad muy particular, donde sos un navegante de a ratos trasladandote en los canales..

P: ¿Te has reunido con autoridades? Cuando deportistas viajan a las Olimpíadas, les dan el pabellón nacional ¿Y a vos? En realidad, faltan varios meses todavía…así que hay tiempo para despedidas, banderas y actos ¿no?

R: Hasta ahora estuve en el Ministerio de Educación y Cultura, nos recibieron para saludarnos y para aspectos de planificación.

 

 

El arte y la creación

P: ¿Sentís que ha evolucionado con los años tu forma de hacer arte  o hay cosas que no pueden cambiar?

R: Siempre evolucionás, tus intereses en la vida son imposibles de deslindarlos de un proyecto de arte. Pero creo modestamente que un artista, o mejor dicho los artistas que me interesan, en el fondo hacen una obra toda su vida. Si las formas visuales son diversas, creo que la obra en el fondo tiene una única escencia.

P: Te entrevisté hace muchos años y me dijiste que el arte está relacionado a la propia identidad, que eso te acompaña como un perfume en tu obra. ¿Qué significa eso hoy? ¿Cómo presentarías tu identidad?

R: El mismo perfume

P: ¿Y querés que todos entiendan lo que querés expresar en tu arte, o con que admiren su belleza y estética te alcanza?

R: La belleza, la estética, para mi no son escenarios buscados en mi trabajo. ¿Quién define qué es estética? ¿Belleza? Hay tantas como personas…

Intemperie, 2001- Carpa en PVC, y patrones de fieltro negro 200 x 140x 200 cm

Foto: Ricardo Mesa

 

Sin título, 2004

Patrones de fieltro negro y colchoneta en PVC, 150 x 70x 5 cm

Foto: Rafael Lejtreger

 

La obra y la historia familiar

P: ¿En qué consiste tu obra, “Persona”?

R: Te dejo un fragmento de la presentación de los curadores Laura Malosetti y Pablo Uribe

(…) Persona de Gerardo Goldwasser invita a hacer historia. Invita a mirar críticamente el presente y a imaginar nuevas formas de ser persona en un futuro que se percibe amenazado por nuevas tecnologías uniformadoras y destructivas. A mirar y a pensar sobre la representación de los cuerpos y sus metamorfosis, sobre las dudas que impregnan las ciencias, las artes y los mitos de nuestro tiempo, en blanco y negro como en aquel manual anónimo de sastrería que Goldwasser heredó de su abuelo, sin datos de edición.

P: Y justamente sobre esa “herencia” quería hablarte. Te has inspirado en la historia de tu familia. ¿Hay un camino directo entre el trabajo de tu abuelo como sastre y tu propio arte?

R: Sí, lo hay. Pero no solo de mi abuelo, también el de mi padre y mi tío. Es entre todos que construimos esta obra en co-autoría.

Parte de la familia, en una foto de 1960.  De izquierda a derecha: el tío Henoch Goldwasser, el abuelo Abraham Goldwasser y el padre Sigfrido Goldwasser

 

P: Cuando encontraste aquellos manuales de sastrería de tu abuelo ¿la emoción pasó ante todo por conocer parte de la historia familiar o por conectarlo enseguida con tu propio encare artístico? En realidad entiendo que fue hace años, no tenías en ese momento la trayectoria que has recorrido desde entonces.

R: Cuando encontré los manuales de sastrería me sentí muy afortunado. Me permitieron conocer a mi familia, o sea una primera relación de identidad, y conociendo las circunstancias de trabajo forzado de mi abuelo, me permitió estructurar un trabajo en arte, vinculando la sastrería, el arte y la violencia.

El abuelo sobreviviente 

P: Más allá del tema del arte y la inspiración que te dieron aquellos tesoros que encontraste de tu abuelo, creo que sería interesante conocer su historia. Has contado que sobrevivió al campo de concentración de Buchenwald, el más grande en territorio alemán. Y fue el primero de tu familia en llegar a Uruguay. ¿Cuánto sabías de chico y jovencito de su historia?

R: De chico de su historia, nada. Recuerdo a mi abuelo alto muy elegante y muy afectuoso conmigo. Siempre le traía flores a mi abuela. Todos los domingos. Años mas tarde con mi vinculación con el arte, mi padre y mi tío me contaron de su profesión que le salvó la vida, como a tantos que a cambio de vivir los utilizaban en sus oficios.

 P: ¿Cómo te influyó la saga de su salvación, lo que él pasó y el desafío que significó para él comenzar una nueva vida en Uruguay? 

R: Influyó mucho. Tuve siempre varias imágenes que me vienen a la mente cada tanto. Por ejemplo me impresionaba pensar en la relación de trabajar de sastre en Buchenwald, y tratar de no cometer un error en la planificación de su trabajo. Es decir las múltiples presiones que habría soportado. Otra imagen era el momento de la prueba en sastrería. Un oficial mirándose al espejo y juzgando su trabajo, que perfectamente podría no quedar con los ajustes necesarios, de primera.

P: Te planteo una pregunta sin saber de hecho parte de la historia que es relevante para formularla. Si sabías lo que él había pasado , te preguntaría cómo veías a tu abuelo de jovencito y si acaso hoy, ya de grande, lo ves distinto.

R: De joven, lo adoraba, era muy lindo recibir unos caramelos de limón que me daba a escondidas. De grande se sumó la admiración, por su vida, y me formó como artista sabiendo muchas cosas de él. 

P: Escuché una interesante entrevista que te hicieron en Medios Públicos en la hablaron del tema de derechos humanos, de diversidad, de respeto a los colectivos  variados…y yo enseguida pensé en tu abuelo, que por la violación absoluta de los derechos humanos del pueblo judío y de tantos más por parte de los nazis, sufrió lo que sufrió. ¿Tiene algo que ver con tu obra?

R: Confeccionar un uniforme militar para poder sobrevivir es una situación de violación por donde se la mire. Su profesión, la sastrería, integrando una propuesta de arte, se convierte ( o así lo pretendo ) en un dispositivo de denuncia, de múltiples denuncias.

P: Un elemento más recordando a tu abuelo y conectándolo con tu “hoy”.  Vos naciste en Uruguay,  pero imagino que siempre recordarás que sos nieto de un inmigrante…de hecho todos los uruguayos, en algún momento, bajaron de los barcos. ¿Es especialmente emocionante que el nieto de un inmigrante judío represente ahora a todo Uruguay en un evento cultural de renombre internacional?

R: Sin duda, creo que es especialmente emocionante.

 ¿Algo que desees agregar Gerardo? Lo que quieras y consideres, con el mayor de los gustos

R: Muchas gracias por entrevistarme, y te espero en Venecia.

P: Excelente cierre. Gracias Gerardo.

R: A vos.

Ana Jerozolimski
(10 Enero 2022 , 08:51)

Ultimas Noticias Ver más

La esperanza- y la advertencia- de un realista científico israelí
Entrevistas

La esperanza- y la advertencia- de un realista científico israelí

20 Enero 2022


Con el Dr. Shay Fleishon, Director Ejecutivo del BioJerusalem Center  

Esta página fue generada en 0.0881491 segundos (4261)
2022-01-21T04:44:57-03:00