Entrevistas

La docente Karin Haas, una mirada a la pandemia desde el desafío de la educación en Israel

Karin Haas (Atzili), que llegó de Montevideo en marzo de 1981 a radicarse en Israel y vive hoy en Timorim.   trabaja desde hace 17 años como docente en el gran colegio secundario del Consejo Regional Beer Tuvia, al que asisten 2.000 alumnos de todos los moshavim de la zona, a pocos kilómetros de la ciudad de Ashdod. En los dos años de la pandemia ha tenido que lidiar, al igual que los maestros de primaria y profesores de secundaria en todo el país-y en el mundo en general-con numerosos desafíos: seguir enseñando, estar cerca de los alumnos sin contagiarse cuando hay clases presenciales y transmitirles la sensación de que no están solos aún cuando pasan épocas en la pantalla del zoom. Esto, por decirlo en forma muy resumida.

Un sostén clave, no sólo una docente

 

Karin es por un lado profesora de inglés de alto nivel, lo que en Israel se llama 5 unidades, y además-y esto es lo principal- es lo que en hebreo se llama “mejanéjet”, que significa “educadora”. El término se refiere a la figura central en un aula, que imparte clases pero además es el sostén principal de los chicos, la coordinadora de toda su agenda , tutora central, quien va de la mano de la clase a lo largo de todo el año. Esto significa por cierto un vínculo especial que más allá de la enseñanza de una materia determinada.

Con Karin nos une una gran amistad personal, pero evidentemente no es por ello que le solicitamos esta entrevista, sino porque precisamente nuestra cercanía es la que me ha permitido saber cuánto ama su profesión y cuán importantes son para ella sus alumnos. Este sábado de noche, en una conversación compartida con otras amigas de nuestro grupo, Karin contó que por la falta de varios profesores contagiados de Covid-19, ella tenía que dar clase por zoom a 4 clases juntas. Tratándose de alumnos de 2° de secundaria, a muchos de los cuales ni conoce ya que no son los suyos, el desafío no era nada sencillo.

Y evidentemente, no es el único.

 

Le recordamos a Karin-lo que ella evidentemente sabe muy bien- que tras una fuerte puja entre el Ministerio de Educación y el de Salud, desde este jueves 17 de enero cambia el sistema en las escuelas y secundarias. Desde ahora, permanecerán en sus casas únicamente los alumnos confirmados como positivos con COVID y los que se sienten mal, aunque no estén confirmados. O sea, el anuncio de que un alumno de una clase es positivo, no manda a todos los compañeros a cuarentena. Los alumnos tienen que hisoparse domingos y miércoles y estar atentos, pero no quedarán en casa sólo porque uno de sus compañeros tenga COVID.

Uno de los chistes que circula estos días al respecto, es que desde el jueves se distribuirá pruebas antigen para los alumnos y poligraf a los padres, para saber quién dice la verdad al enviar a su hijo a clase afirmando que es negativo.

 

Un gran tema es la dinámica que se desata-evidentemente no solamente en el liceo de Karin- cuando se confirma que hay un alumno positivo y eso automáticamente manda a toda su clase a hisoparse.

 

 

El cambio en el sistema de cuarentenas en el sistema educativo que se implemente a partir de este jueves, ayuda a los padres a normalizar sus vidas y funcionamiento en el trabajo, sabiendo que sus hijos no viven en cuarentena aunque no sean negativos. Esto es más relevante por cierto para primaria que para secundaria. Pero por otro lado, están también los intereses de los docentes, que no siempre son iguales.

Sobre esto y otros dos puntos claves, preguntamos a Karin al cerrar la entrevista.

 

Ana Jerozolimski
(23 Enero 2022 , 18:11)

Ultimas Noticias Ver más

 Israel: un país que resulta molesto
Israel

Israel: un país que resulta molesto

15 Mayo 2022


Por el periodista Robert Rocha

Esta página fue generada en 0.0542691 segundos (5779)
2022-05-16T06:19:04-03:00