Noticias

Tropezar muchas veces con la misma piedra

Por Marcos Israel

Fuente: Comité Central Israelita

El expansionismo de Rusia, expresado en la “necesidad de que se respete su zona de influencia”, con una amenaza de intervención militar real, y el antisemitismo en alza, sobre todo en el hemisferio norte, son aspectos de la realidad actual que se parecen mucho a los “sucesos previos a la segunda guerra mundial”.

Domina los titulares de las noticias internacionales la amenaza de una invasión de Rusia a Ucrania. En un segundo plano, se habla de los ejercicios de guerra que desarrolla China en torno a Taiwán. Parece información venida del siglo XVIII o XIX, o de la primera mitad del siglo XX. Es la vuelta del imperialismo territorial. No es que no haya habido ejemplos de eso en la segunda mitad del siglo XX. Los intentos de borrar del mapa a Israel por parte de los miembros de la Liga Árabe (21 países que representan en conjunto un territorio similar al de América del Sur), y la participación de Irán en varios conflictos a su alrededor son ejemplos de ello. Pero esto parecía una cuestión solo del inestable Medio Oriente. La movida expansionista de Rusia y China implican peligros mucho más graves.

Las similitudes de los planteos de Rusia y los de la Alemania nazi son enormes. Rusia está planteando la “necesidad” de que se respete su zona de “influencia”, de que haya un cinturón de países dependientes de sus políticas. Y sus aspiraciones se sustentan en una amenaza de intervención militar real, tan real como que ya ha conquistado Crimea hace unos años e invadido otros territorios de países en sus fronteras. Tan grave es esta amenaza, que países como Suecia, Dinamarca y Finlandia están envueltos en una gran preocupación y preparándose para lo peor.

Pero hay otros aspectos de la realidad actual que se están pareciendo extraordinariamente a los sucesos previos a la segunda guerra mundial. Me refiero al antisemitismo en alza principalmente en el hemisferio norte. El movimiento BDS, de boicot a Israel, ha sido declarado un movimiento antisemita por autoridades nacionales o regionales de varios países del mundo. Sin embargo, sigue creciendo, y arrastra últimamente a entidades globales –otrora defensoras de los DDHH-, como Amnesty. El contenido plagado de mentiras e injurias de los informes respecto a Israel de esa ONG ha ido creciendo hasta llegar a una dimensión perfectamente comparable a la prédica de Hitler, Goebbels y otros nazis tristemente célebres. Si miramos esta dimensión en conjunto con la anterior, se puede observar la similitud con lo que ocurría en los años 30 del siglo XX con el nacimiento del fascismo. Ya sabemos cómo terminó aquella terrible experiencia. Pero parece que la humanidad es capaz de repetir las peores catástrofes.

Varios gobiernos de países europeos han condenado el informe de Amnesty, así como varias organizaciones terroristas lo han aplaudido. No es momento para permanecer indiferentes. La indiferencia o la neutralidad han sido un pasaporte para lo peor en la historia previa a la segunda guerra mundial. Es necesario que los gobiernos de los países democráticos y amantes de la paz estén vigilantes y mantengan posturas firmes en todos los foros posibles para evitar que este contexto nos lleve otra vez a tiempos oscuros. Lo mismo para las organizaciones verdaderamente defensoras de los DDHH.

Ultimas Noticias Ver más

La lucha contra el antisemitismo no admite descanso alguno
Noticias

La lucha contra el antisemitismo no admite descanso alguno

27 Noviembre 2022


Conversación con Sergio Pikholtz, vicepresidente segundo de la DAIA, una organización que cumple 87 años en la lucha contra el antisemitismo.  Por Luciano Mondino

El primer progrom argentino plasmado en la novela Maria Domecq de Juan Forn
Mundo Judío

El primer progrom argentino plasmado en la novela Maria Domecq de Juan Forn

25 Noviembre 2022


Fuentes:  latinta.com.ar y .amia.org.ar  

Esta página fue generada en 0.0729411 segundos (15114)
2022-11-27T16:27:30-03:00