Entrevistas

Con la Senadora Liliam Kechichian del FA, una voz desde la oposición, sobre el por qué del SI

La ex Ministra de Turismo y hoy Senadora del Frente Amplio Liliam Kechichian, aceptó gustosa nuestra solicitud de entrevista y respondió a todas nuestras preguntas. Nos era importante traer las dos posturas centrales de la ciudadanía de cara al referéndum del 27 de marzo sobre la posibilidad de derogar varios artículos de la LUC. Por  eso le solicitamos esta entrevista, y por otro lado también entrevistamos al Presidente del Directorio del Partido Nacional Pablo Iturralde, exponente clarísimo del oficialismo que defiende el “NO”.

Como verán quienes lean ambas entrevistas, los cuestionarios son prácticamente espejo, evidentemente de forma intencional para que el encare sea lo más parejo posible.

Y también aquí aclaramos que no encaramos la entrevista como un debate sino como tribuna para plantear las dos posiciones de los dos bloques.

Foto: Fuerza Renovadora

 

P: Senadora ¿con qué espíritu espera el referéndum?

R:  Con el espíritu democrático, republicano; estamos haciendo uso de un mecanismo constitucional, realmente estamos convencidos que se discutió poco y muy mal esta ley y queremos que la gente se exprese con la tranquilidad de estar utilizando un mecanismo constitucional y de hacer lo mejor que puede hacer la democracia que es consultar a la ciudadanía. 

 

P: ¿Le parece que su importancia va más allá de los 135 artículos que quieren derogar? O sea…¿lo ve como un pronunciamiento de la ciudadanía sobre la gestión del gobierno, que puso desde un comienzo gran énfasis en la LUC?

R:  En realidad para nosotros la importancia está concentrada en los 135 artículos que queremos derogar, por eso, nosotros decimos que esto no es contra la LUC, sino que es contra los 135 artículos que para nosotros son un retroceso y no queremos que queden incorporados en la normativa jurídica del Uruguay. Y no lo veo, en absoluto, como un pronunciamiento, ni así lo estamos planteando, sobre la gestión del Gobierno. Esto no elige el presidente, no se eligen diputados ni senadores, sino que la gente se debe expresar sobre el hecho concreto de qué opinamos sobre estos 135 artículos. 

P: Más allá de artículos puntuales que el Frente Amplio votó y ahora pide derogar, en temas de educación y de precios de combustibles, no hay en la LUC secretos ocultos que los pueden haber sorprendido. Se habló muchísimo de todo y el gobierno dejó en claro de antemano cuáles eran sus planes.  Ustedes lo tenían claro de antemano ¿verdad?

R:  Nosotros somos parte de una comisión, este no es un referéndum que está encarando solo el Frente Amplio, por lo tanto, los 135 artículos a derogar fueron parte de una negociación entre todos los que integramos la comisión por el "Sí", y si bien en cierto que algunos de los artículos nosotros los votamos, también es bueno decir que fue parte de una negociación de artículos que tenían un contenido muy negativo y que nosotros tratamos de mejorar y después acordamos en la comisión por el "Sí" cuáles eran lo que queríamos incorporar a la derogación. Nosotros estamos convencidos que la ciudadanía no tenía claro de antemano cuál eran los planes. Sí una Ley de Urgente Consideración, no su contenido y muchísimo menos nosotros. Te aseguraría además que hubo muchos senadores de la propia coalición de gobierno que cuando la ley ingresó, no tenían idea de su contenido. 

P:  Uno de los temas que a mí personalmente me parecen más dramáticos es el de la seguridad ciudadana, más que nada en lo relacionado a penas a menores y la gravedad con que la LUC ve por ejemplo el manejo de una  central de venta de drogas en una casa particular, manejada se ve que en muchos casos por mujeres. En la campaña por la derogación se ha presentado a los menores detenidos por distintos delitos y a las mujeres en el segundo caso, como víctimas con sus derechos violados indebidamente. ¿No es en los ciudadanos víctimas de los delitos y de la venta de drogas que debe concentrarse la preocupación?

 

R:  Coincido en que es uno de los temas  más dramáticos. Incluso diría que hay algunas senadoras de la oposición que han planteado que, por ejemplo, el aumento de penas al microdelito es algo que, aunque se vote que no se derogue, habría que volver a analizar por las consecuencias dramáticas que está teniendo en ese sentido. Sin dudas las principales afectadas son las mujeres y los jóvenes y coincido totalmente en que todos los esfuerzos deben estar concentrados en las víctimas de esos delitos y que no va a solucionar ninguno de los problemas de seguridad el encarcelamiento con penas multiplicadas al microdelito y siendo mucho más benevolentes con, por ejemplo, los delitos más importantes, entre ellos el tráfico de estupefacientes que contempla la prisión domiciliaria. Cuando, a una muer joven que está vendiendo algunos gramos de marihuana- ya tenemos ejemplos- la han encarcelado cuatro años, separándola de sus hijos, es un serio problema. No creemos en absoluto que sea una solución para los temas de seguridad y mucho menos para los temas del tráfico de drogas, porque, además hay otros artículos en la LUC, por ejemplo, el de la inclusión financiera y el de la transparencia del movimiento de capitales que también ayudan a que ese dinero negro pueda circular con más facilidad en el país. 

 

P: ¿Considera que ustedes proponen realmente un mejor equilibrio entre cómo proteger a la ciudadanía de los delincuentes y cómo preocuparse por rehabilitarlos?

R:  Nosotros estamos convencidos que hay que proponer un mejor equilibrio entre cómo proteger a los ciudadanos, que eso por supuesto tiene que ser el desvelo de todos los que diseñamos políticas públicas y cómo preocuparse por la rehabilitación de los delincuentes, porque, es indudable  que en el Uruguay no hay ni pena de muerte ni cadena perpetua. Por lo tanto, las personas que tú encarcelas en algún momento van a salir de la cárcel y si tú no tuviste ninguna política de rehabilitación y la LUC evita por ejemplo que en algunos delitos, las personas que los cometieron, puedan trabajar y estudiar para reducir la pena, pero cuando esas personas salgan van a seguir siendo un enorme problema para la sociedad, sin duda, pero también para ellos mismos.

 

P:  Otro de los grandes temas, en los que hay por cierto una cuestión ideológica  de fondo, se refiere al derecho de huelga y al mismo tiempo de quien desea no participar, que pueda ingresar a su lugar de trabajo. ¿No son acaso los dos elementos expresión de derechos de parte del trabajador?

R: En los temas no creo que sea una cuestión ideología de fondo la defensa del derecho de huelga. Nuestra Constitución habla del derecho de huelga y su efectividad, por lo tanto, con algunos de los elementos que se incorporan en la LUC la efectividad de la huelga pierde sentido. Y, por otra parte, no hay casi ejemplos en el Uruguay de personas que hayan querido ingresar a trabajar en el medio de una huelga y se les haya impedido que trabajara. Entonces, nosotros pensamos que está bien, que el que quiera trabajar, trabaje y el que quiera hacer huelga, haga huelga. Lo que no está bien es que el patrón, en ese caso, incorpore, por ejemplo, como ha sucedido ya en estos meses de aplicación de la LUC, esquiroles, como se les llama tradicionalmente a las personas que van a ocupar el lugar de los huelguistas y eso hace muy inefectiva la huelga, por lo tanto, nosotros incluso creemos que este artículo es violatorio de la Constitución de la República.  

P: ¿Reconoce cambios positivos aportados por la LUC en distintas áreas?


R: Nosotros . somos muy críticos de la filosofía general que impuso la LUC. Es una filosofía punitiva, represora, que evita la participación de los docentes en los consejos, que permite menos control del dinero que circula en el país y, por lo tanto, ya sabemos a quiénes beneficia. Si tú me preguntás en general, hay una filosofía que nosotros no compartimos. Cuando uno mira, particularmente algunos artículos, incluso algunos que nosotros votamos, por ejemplo, la reducción del tiempo que puede tener el trámite para una adopción, que mucha gente decía que era muy largo, nosotros eso no lo estamos sometiendo a derogación, nosotros lo votamos, pensamos que es positivo. 

Foto: Fuerza Renovadora

 

P: El Presidente del FA, Fernando Pereira, comentó  positivamente su conversación telefónica con el Presidente Lacalle Pou de cara al cierre de campaña. ¿Sientes que hay respeto mutuo? 

R: Efectivamente el presidente del Frente Amplio comentó positivamente su conversación telefónica con el presidente de la República, Lacalle Pou, de cara a estos últimos días de campaña, que siempre los fines de campaña se tensan un poco. Yo creo que esencialmente sí, hay respeto mutuo. Los ejemplos de intolerancia son excepciones, en general ha habido una campaña, que, en ese sentido, vuelvo a repetir, los ejemplos de gente que se sale de causa son excepcionales. Lo que sí nos preocupa es que personas, con enorme responsabilidad institucional en el Senado, en Diputados, incluso en el Poder Ejecutivo, no ayuden en absoluto con declaraciones muy violentas a ese clima imprescindible en cualquier democracia que debe tener el fin de una campaña, que no es más que eso, es intercambio de ideas. 

Liliam con el Presidente del FA Fernando Pereira y otra compañera (que con la máscara no logramos identificar) en un acto por el SI en la Plaza del Entrevero el mes pasado (Foto: Facebook de la senadora Kechichian)

 

 P: Más allá de encares distintos que obviamente existen respecto a un sinfín de temas ¿considera que los bloques , el Si y el No, quieren en definitiva lo mejor para el país y la discrepancia es sobre cómo lograrlo?

R: Yo realmente no puedo pensar que haya uruguayos que no quieran lo mejor para el país. Es indudable que hay dos miradas distintas de proyecto de país incluso de qué rol debe jugar el estado, cómo se resuelven las cosas más colectivamente o individualmente. Hemos discrepado mucho con la "libertad responsable" que plantea el presidente, porque hay mucha gente que esa libertad no la puede ejercer, y mucho menos solo. Creo que los dos bloques supongo que honestamente quieren lo mejor para el país, sin duda discrepamos sobre cómo lograrlo. Pero fundamentalmente la diferencia que hay es cuál es el proyecto de país que queremos y como somos muy distintos en ese sentido, es indudable que el debate de ideas en ese sentido se profundiza, cuál es el Uruguay más integrado, más solidario. Nosotros hemos  tenido desde la campaña del "No" diputados, representantes de la Coalición de Gobierno que dicen: "Se terminó el Uruguay solidario". Y a nosotros nos parece que eso es parte, te diría, del Uruguay Batllista, de nuestra mejor historia y de lo que debemos preservar. 

P: ¿Qué opinión le merece el involucramiento personal fuerte del Presidente en la campaña? Políticamente me imagino que para ustedes es un problema ya que según todas las encuestas, él goza de una clara mayoría de aprobación de su gestión.

R:  Yo soy crítica del involucramiento del presidente en la campaña, el presidente es el presidente de todos los uruguayos y le hace muy flaco favor a la democracia y al rol que debe jugar su figura como presidente de todos los uruguayos involucrándose en una parte de la campaña. Es indudable que es la figura a la que se ha jugado la campaña del "No". Él tiene una opinión favorable, ya no de la gestión del gobierno, donde empiezan a aparecer áreas muy críticas como son, por ejemplo, la seguridad. La seguridad sigue apareciendo como un problema. La gente no está viviendo que haya cambiado sustancialmente; y ni que hablar de la economía de la carestía, los precios, la baja de salarios, la suba de los combustibles, la suba de las tarifas. Pero soy crítica. Creo que esas rayas no se deben pasar, es el presidente de todos los uruguayos y creo que está dando un paso que no ayuda en preservar su figura involucrándose de tal manera en la campaña del "No". 

P: ¿Qué sería para ustedes una victoria? 

R:  Bueno, sin duda para mí una victoria sería que el "Sí" triunfara, obviamente en otras miradas que tienen que ser más finas, también tendrá que ver con cuántos votos; cómo vota la gente a nivel de todo el país; cuáles son los porcentajes; cuántos votos en blanco; cómo se gana el que gana o cómo pierde el que pierde. Ahí después va a haber otras cortes, pero en principio para mí la victoria sería que se derogaran los 135 artículos. 

En un acto por el SI en la Plaza del Entrevero el mes pasado (Foto: Facebook de la senadora Kechichian)

 

P: ¿Y cómo se sigue después?

R: No hay otra manera, en las democracias que seguir dialogando. El 28 yo creo que todos debemos volvernos a sentar sobre una mesa, yo tengo una convicción de que el "Sí" puede ganar y creo que al derogarse esos artículos hay temas que sí que nos preocupan mucho, la educación, la enseñanza, la seguridad del Estado, la propia regla fiscal, que ha servido en el Uruguay en este último tiempo solamente para bajar salarios y jubilaciones y pensiones, bueno. Son temas tan centrales para la vida de la gente que en democracia no hay otro camino que los partidos políticos, y en este caso yo, que soy la que estoy contestándote este reportaje, soy miembro del mayor partido político del Uruguay, que seguir dialogando, conversando, intercambiando y buscando soluciones para las grandes mayorías nacionales. 

 

P: Que todo sea para el bien de Uruguay. Gracias mil Liliam.

R: A ti Ana.

 

 

 

Ana Jerozolimski
(24 Marzo 2022 , 06:08)

Ultimas Noticias Ver más

Pinchegorro nos trae la parashá Behar
Mundo Judío

Pinchegorro nos trae la parashá Behar

20 Mayo 2022


 Por Rabino Eli Levy

Esta página fue generada en 0.0536199 segundos (1825)
2022-05-22T02:02:32-03:00