Israel

También quien no oyó los balazos del terrorista pero estaba cerca, siente que se salvó :la historia de Shani Atzili

Shani Atzili (32), residente desde hace unos años en Tel Aviv y originaria del moshav Timorim en el que sigue viviendo su madre, la uruguaya-israelí Karin Haas, estaba el jueves de noche en el café Malki de Tel Aviv. No es a metros del “Ilka” en la calle Dizengoff que fue escenario del atentado terrorista  pero bastante cerca. El hecho es que también ella y algunas amigas con las que  había salido a tomar algo esa noche, tuvieron que resguardarse durante horas porque las fuerzas de seguridad que buscaban al terrorista aún no lo habían encontrado y se temía que estuviera escondiéndose por los alrededores.

 

“Hacía bastante tiempo que no salía y con unas amigas decidimos encontrarnos en un café agradable y tranquilo”, nos cuenta Shani. “Estábamos tomando una copia de vino y de repente  oímos gente gritando y en cuestión de segundos llegaro grandes cantidades de policías y efectivos de la Guardia de Fronteras, corriendo y con el arma pronta para disparar”.

En un primer momento, parecía que no tenían claro hacia dónde corren ni de dónde venía exactamente el peligro. “Lo primero que hicieron mis amigas fue correr hacia arriba por las escaleras y esconderse en el baño”, recuerda Shani. “Pero a los dos minutos policías vinieron a llamarnos y pedir a todos que entremos al edificio de al lado, al que el ingreso es posible sólo mediante un código. Y nos dieron instrucciones claras: no salir, no acercarse a ventanas ni balcones”.

Shani y sus amigas estaban pues , potencialmente, al alcance del terrorista, que podría haberse escondido allí.

“Subimos por las escaleras lo más alto que pudimos, temiendo que el terrorista pudiera entrar o dispare hacia las escaleras. Una chica muy agradable nos oyó, abrió la puerta de su casa y nos invitó a entrar rápidamente. Nos recibió en su departamento, con su familia, y nos trató tan bien que nos hizo sentir la unidad israelí. También otra vecina nos ofreció entrar a su casa”.

Con la dueña de casa cuando ya había pasado la angustia

 

Preguntamos a Shani si temía toparse con el terrorista aunque la respuesta estaba clara de antemano. “Claro, está sobreentendido . Terroristas disparan a distanciacero si pueden, y si uno no tiene nada para defenderse, claro que uno tiene miedo porque sabe cómo terminaeso. Me supongo que si hubiera tenido oportunidad de sacar permiso para portar arma para mi defensa, habría tenido un poco menos de miedo”, respondió.

Los israelíes maniobran entre el cuidado y la alerta , y el deseo que la vida continúe con normalidad. Shani admite que con sus amigas, decidieron por un tiempo no salir hasta que la situación se aclare un poco. Tomar algo afuera, no es lo central. “Y si salgo para algo esencial, estoy alerta, miro hacia atrás y también trato de evitar estar totalmente expuesta a la calle”, comenta.

Dado que Shani cuenta que hoy tenía planeado jugar volleyball con amigas en la playa y decidieron que mejor esperar, preguntamos cómo manejarse entre el cuidado y la vida que continúa. “Es una cuestión de elección. El peligro siempre existe. Hay gente que queda dominada por el temor y no sale de la casa y otros consideran que cada uno con su destino y que no se puede detener la vida”, responde. “Yo personalmente considero que hay que hallar cierto equilibrio. Por un lado no hay que provocar al destino y por otro, no hay que dejar que el temor te domine. Personalmente exhorté a mi pareja que saque licencia para portar armas, ya que a diferencia de mí, cumple con los requisitos para ello. Y me alegra que él esté decidido a ocuparse de eso ya estos días”.

No podía faltar un comentario sobre lo que el ciudadano esperade sus autoridades.

“Yo espero que nuestro gobierno dé un paso significativo para terminar con esta situación y neutralizar a todo aquel cuyo objetivo es quitarle la vida a civiles”, dice categóricamente. “Desde un punto de vista práctico, creo que hay que permitir que más civiles saquen licencia de arma ya que la Policía no llega de inmediato  y si hay un civil armado y justo está en el escenario de un atentado, puede neutralizar  más rápidamente al terrorista y así salvar vidas”. 

Shani hizo en su momento un servicio militar muy significativo y nos cuenta orgullosa que sigue siendo llamada a milluim, el servicio de reserva. Pero dado que nos conocemos personalmente, tenemos claro que su sionismo se traduce  también en su vida civil, en una actitud ciudadana ejemplar, ya que en épocas de guerra siempre está abocada entre otras cosas a actividades voluntarias en pro de la sociedad.

Ana Jerozolimski
(09 Abril 2022 , 17:51)

Ultimas Noticias Ver más

La lucha contra el antisemitismo no admite descanso alguno
Noticias

La lucha contra el antisemitismo no admite descanso alguno

27 Noviembre 2022


Conversación con Sergio Pikholtz, vicepresidente segundo de la DAIA, una organización que cumple 87 años en la lucha contra el antisemitismo.  Por Luciano Mondino

El primer progrom argentino plasmado en la novela Maria Domecq de Juan Forn
Mundo Judío

El primer progrom argentino plasmado en la novela Maria Domecq de Juan Forn

25 Noviembre 2022


Fuentes:  latinta.com.ar y .amia.org.ar  

Esta página fue generada en 0.1246011 segundos (14528)
2022-11-27T16:05:31-03:00