Israel

Árabes en el ejército y la Policía de Israel: entre el repudio y el abrazo

Imágenes de la Policía: oficina de prensa de la Policía israelí

Esta nota puede ser motivo de aliento y también de preocupación. La preocupación es por el evidente extremismo y anti israelismo de algunas figuras públicas árabes que son ciudadanos de Israel.  Y el aliento por ver que hay también otras posturas y que junto al radicalismo y al odio, hay un positivo proceso de creciente integración. Es cierto que las voces extremistas suelen sonar más fuertes, pero es importante abrazar a las otras y destacar su valor.

Por eso,  por un lado tenemos un grave mensaje del diputado árabe Ayman Odeh,  jefe del partido La Lista Conjunta,miembro de la Kneset, Parlamento de Israel, y aquellos que le apoyaron, y por otro tenemos a no pocos árabes israelíes que lo criticaron y al propio Inspector General de la Policía con un gran mensaje de unidad.

Ayman Odeh en Jerusalem

 

Pero empecemos por el marco general.

Aunque pueda sorprender a muchos, tanto en las Fuerzas de Defensa de Israel como en la Policía, la Guardia de Fronteras y el Servicio Penitenciario del Estado judío, hay no solamente efectivos judíos sino también árabes musulmanes, beduinos (que culturalmente tiene características especiales, pero también son árabes musulmanes) , cristianos, drusos y circasianos musulmanes.  Parte de los cristianos se presentan  como árabes de esa religión y otros recalcan que no son árabes sino arameos cristianos. Ese es un tema aparte.

Para los drusos, a pedido de su propio liderazgo en los primeros años del Estado, el enrolamiento a las FDI (Tzahal) es obligatorio, por ley (sólo para los varones, no para las mujeres), al igual que para los circasianos, que étnicamente no son árabes pero sí son musulmanes.

Para todos los demás, el enrolamiento es voluntario. Y el proceso de inserción es creciente. El cuerpo en el que hay mayor cantidad de miembros de minorías es la Policía. Hace ya muchos años que se enrolan cristianos pero también hay musulmanes. Y claro está que cuando de la Policía se trata, no hay enrolamiento obligatorio para nadie.

De fondo está la convicción de esos ciudadanos israelíes no judíos, acerca del hecho que con su participación aportan a su propia sociedad y que cuidar al Estado es cuidar a toda su población. Las motivaciones sobre un lugar de trabajo ordenado y digno, también tienen su lugar por cierto, y son más que legítimas. De hecho, no se enrola a la Policía o al ejército alguien que no se siente parte o que quiere mejorar su proceso de inserción en la sociedad general.

Esto no hace desaparecer a los extremistas, claro está. Y menos que menos a los terroristas que aunque han sido una pequeñísima minoría entre los ciudadanos árabes israelíes, también los ha habido. Y lamentablemente, hay también ejemplos recientes, como el responsable de la muerte de 4 personas en el atentado en Beer Sheba y los dos asesinos de otras 2 en Hadera, todo esto hace pocas semanas.

Pero sería un error ver sólo eso.

Combinando su conocimiento sobre el proceso de creciente integración  y lo que al parecer huele como cercanía de nuevas elecciones, el diputado árabe Ayman Odeh, jefe del partido La Lista Conjunta (Harreshimá Hameshutéfet, en hebreo o Al-Qáema al –Mushtáraka en árabe) lanzó esta semana un duro mensaje a todos estos árabes de ciudadanía israelí que participan en los servicios de seguridad. Presentándolo como mensaje de Ramadan con la muralla de Jerusalem y la puerta de Nablus de fondo, Odeh los exhortó a “arrojar vuestras armas en sus caras”-en referencia a los servicios de seguridad israelíes- diciendo “díganles que nuestro lugar no está con ustedes”.Alegando que grupos de “jóvenes palestinos con ciudadanía israelí de la Jerusalem árabe ocupada me han dicho que las fuerzas de seguridad los humillan”, declaró que “es una humillación que uno de nuestros hijos se sume a las fuerzas de seguridad”.

Minimizando el fenómeno de los árabes enrolados y diciendo que son “sólo una pequeña minoría de unos pocos miles”, les llamó a dejar sus puestos . “Están humillando a nuestro pueblo, a nuestras familias y todos aquellos que vienen a rezar en la mezquita sagrada de Al Aqsa”.

Claro está que se trata de una minoría. Pero lo que cuenta es el proceso, el hecho que el fenómeno va en aumento.

Los números de no judíos que sirven en la Policía, fueron revelados este martes por el Inspector General Yaakov Shabtai: hay 745 cristianos, 2.120 drusos y 1.232 musulmanes. “Todos ellos han optado por tomar parte en el cuidado de la seguridad de la ciudadanía israelí”, dijo Shabtai. A ellos se agregan todos ellos que ya sirvieron en la Policía y finalizaron su servicio. Además están los enrolados al ejército y la Guardia de Fronteras, de los que no contamos con la cifra exacta.

Cabe destacar que el mensaje del diputado Odeh resulta especialmente chocante en el momento actual de una escalada terrorista, en la que fue justamente un policía cristiano, Amir Khoury, quien emergió como una figura heroica por su intervención en el atentado en Bnei Brak, cuando junto a un compañero se enfrentó al terrorista y pagó con ello por su vida. La municipalidad de dicha ciudad ultraortodoxa anunció que honrará su memoria dando su nombre a una calle de Bnei Brak. La rápida llegada de Khoury y su compañero al lugar en el que el terrorista había matado a 5 personas, impidió que la matanza se amplíe más aún.

El padre de Amir Khoury, Jeraisi, que de joven también fue parte de la Policía israelí, condenó rotundamente las palabras de Odeh y sostuvo que no lo representan.

Se está estudiando si el mensaje filmado de Odeh no es una forma de incitación a rebelión, lo cual está penado por la ley. 

 

Se enmarca sin duda en la línea general de su partido, constantemente crítica de las políticas del Estado y de su definición como Estado judío.Si bien claro está que su discurso sí es aceptado por parte de la ciudadanía árabe israelí-el hecho es que tiene 6 escaños en la Kneset- también se topó con no pocas críticas, no sólo de judíos.

La diputada laborista árabe israelí Ibtisam Mara´ana salió públicamente a criticarlo, dijo que sus palabras “fueron incendiarias” , recalcó que “la Policía hace un trabajo maravilloso tratando de protegernos a todos” y destacó la importancia del mensaje anti terrorista y en pro de la convivencia judeo-árabe en paz.

Odeh dijo que él se refería únicamente al “ejército de ocupación” aunque originalmente habló en general sobre las fuerzas de seguridad, lo que incluye a la Policía.

Dos días después de la publicación del mensaje, llegó una respuesta contundente a Odeh, poco común por cierto, del Inspector General de la Policía Yaakov Shabtai. Y lo fuerte es que más que polemizar con él, lo que hizo Shabtai fue abrazar a todos los ciudadanos árabes que han servido y sirven en la Policía de Israel.Vale la pena reproducir sus palabras sobre el tema, pronunciadas en un acto festivo de la Policía.

 

“Yo como Inspector General, y nosotros como Policía, no solemos reaccionar a declaraciones de figuras públicas, pero yo no permitiré que difamen a los policías árabes, nuestros hermanos de armas”, recalcó, entre los aplausos de todos los policías y oficiales presentes. 

“La Policía bajo mi comando se plantará como una muralla fortificada ante todo aquel que intente dañar o socavar su identidad israelí y el compromiso que asumieron con gran valentía”.

Sin mencionar explícitamente a Ayman Odeh, agregó: “No sólo que esas declaraciones no nos disuaden sino que refuerzan el proceso que deseamos promover: el aumento de los árabes que sirven en las filas de la Policía, con énfasis en los musulmanes.De aquí, y en nombre de toda la Policía y el pueblo de Israel, les envío un abrazo de apoyo, respaldo, refuerzo y aprecio por lo que hacen. Estamos detrás vuestro y no estarán solos jamás”.

Horas más tarde, la comandancia de la Policía en el distrito de Jerusalem ofreció una cena especial de “Iftar”- la comida que pone fin al ayuno diario durante el mes sagrado musulmán del Ramadan- en honor a  sus efectivos  musulmanes. Estuvieron presentes el jefe del distrito Doron Turjeman y toda la comandancia superior, junto a unos 30 policías y efectivos de la Guardia de Fronteras, todos ellos musulmanes, de la zona de Jerusalem.

“Hagan caso omiso de los ruidos de fondo de los últimos días”, pidió Turjeman a sus policías. “No representan en absoluto lo que ustedes hacen y lo que todos nosotros hacemos en pro de la ciudadanía israelí. Todos vestimos el mismo uniforme y servimos con orgullo al mismo público. Quienes realmente tocan el terreno e influyen sobre los ciudadanos, son ustedes, los policías y los combatientes, lo mejor del país. Para mí, esta noche representa el significado de ´juntos´, del servicio significativo hombro a hombro. Aprecio profundamente vuestro trabajo a lo largo de todo el año y especialmente en esta época, motivados por un sentimiento de verdadera misión y  entrega sin límites, en pro de la ciudadanía de Israel”.

 

Ana Jerozolimski
(12 Abril 2022 , 18:18)

Ultimas Noticias Ver más

Pinchegorro nos trae la parashá Behar
Mundo Judío

Pinchegorro nos trae la parashá Behar

20 Mayo 2022


 Por Rabino Eli Levy

Esta página fue generada en 0.0660660 segundos (1632)
2022-05-22T01:50:02-03:00