Entrevistas

Esta es la historia de Jaim Rafalowski, destacado representante de Magen David Adom que está ahora en Uruguay

Es Director de Desastres y Catástrofes 

Jaim Rafalowski, que se encuentra de visita en Sudamérica para compartir la experiencia de Magen David Adom en el manejo de situaciones de emergencia en Israel, se halla este lunes en Uruguay y brinda una conferencia por la tarde en el Instituto Yavne. Por la mañana ya ha estado en el Hospital de Clínicas, entre otras citas importantes.

Fue invitado a Argentina y Uruguay  por la Organización Sionista Mundial.

Recientemente, antes de su partida al Cono Sur, tuvimos la oportunidad de conversar con él, lo cual siempre enseña.

Jaim nació en Chile y llegó a Israel con sus padres en 1972, cuando decidieron radicarse en el Estado judío. “Era muy pequeño en aquellos años y como muchos jóvenes, hombres y mujeres israelíes, a los 15 años empecé mi acción voluntaria en el Magen David Adom”. Trabajó en las ambulancias, luego fue  instructor de primeros auxilios y “tuve el honor de capacitar a la nueva generación de los voluntarios”, y luego realizó su servicio militar obligatorio en las Fuerzas de Defensa de Israel. Al finalizarlo, como la mayoría de los ex voluntarios, empezó a trabajar como empleado contratado en el Magen David Adom. Hoy recuerda con una sonrisa que “mi idea era poder ahorrar e irme a pasear como todos los jóvenes israelíes después del ejército, volver y estudiar en la universidad abocándome a una nueva carrera”. Pero el camino fue bastante distinto. “En el 1991, cuando estaba en la universidad, estalló la guerra en el Golfo e Israel estaba bajo la amenaza de un ataque químico por parte de Saddam Hussein desde Irak. Me dijeron algo así como que como yo había estudiado química, me puedo meter en el tema”.

El hecho es que cuando se formó el Comando de Defensa Civil Jaim pasó a ser el coordinador del Magen David Adom en el mismo y ya se quedó luego como jefe del servicio.

Fue el Director de emergencias durante 15 años, incluyendo la segunda guerra en Líbano en el 2006. Cuando estalló la guerra, justo estaba en Chile en un congreso. “Me llamaron y me dijeron: señor, tome el primer avión que pueda, vuelva a casa porque estamos en guerra”. Jaim recuerda que aquel año el Magen David Adom de Israel se había incorporado oficialmente al movimiento internacional de la Cruz roja. Pasó a ser el coordinador de gestión de desastres que trabaja con el movimiento internacional de la Cruz roja y la Media Luna Roja.

 

Comentamos a Jaim Rafalowski que más allá de los cargos y las responsabilidades formales, tener una trayectoria como la suya en Magen David Adom, seguramente se traduce en un sinfín de historias humanas. Es necesario un espíritu especial para esto, agregamos.

“Todo el personal del Magen David Adom, tanto el contratado como el volunario, tiene un espíritu especial, eso es lo que nos mantiene”, responde. Y da un ejemplo concreto: “Cuando fue el terremoto en Haití en el 2010 salió conmigo hacia allí un chico que tenía un bebé recién nacido hacía 10 días. Pero se fue igual. Es que él sabía francés y cuando dijimos que precisamos gente que hable francés, no lo pensó dos veces , levantó el teléfono, le explicó a la esposa y ella dijo que por supuesto, que vaya”. Y los ejemplos de este tipo son numerosos, también de casos de gente que viajó a Ucrania durante la guerra dejando situaciones singulares en sus respectivos hogares.

“Reconozco que hay que tener una actitud muy especial para tener tantos años de servicio que nos provoca tanto orgullo, sea donde sea necesario en el mundo”, señala Jaim. Esto también significa haberse topado con experiencias duras en sitios a los que viajó como parte de ayuda internacional, países en los que le  dejaban amargado situaciones en las que veía por un lado centros comerciales especialmente lujosos y por otro niños de 4 años durmiendo en las calles.

La cooperación judeo-árabe

 

Un judío y un musulmán, cada uno con su rezo, juntos en Magen David Adom

 

Recordamos a Jaim Rafalowski que lo conocimos hace quizás 20 años en ocasión de un curso de capacitación en el que participaban también palestinos  y asegura que la memoria no nos falla.

Recuerda que paramédicos que hay hoy en Jordania fueron capacitados por la Universidad Ben Gurion en BeerSheba y Magen David Adom y comenta que gran parte de ellos trabaja hoy en los países del Golfo. “Allí ganan un excelente sueldo, parece que el certificado israelí de paramédico está muy bien apreciado”, comenta.

Jaim destaca la cooperación que hay con la Media Luna Roja palestina. “Tiene sus altibajos, por temas políticos, pero siempre tratamos de trabajar juntos de compartir experiencias”, sostiene. “Es que hay que recordar que al fin de cuentas, cuando hay un accidente en una carretera en los territrios,va a responder una ambulancia palestina o una israelí, según cuál esté más cerca. O sea que nosotros vamos a atender a pacientes palestinos y equipos palestinos van a atender también a pacientes israelíes. Y tenemos que asegurarnos que haya un nivel mínimo de calidad en esa atención”. Agrega una aclaración importante: “La única forma de llegar a eso es trabajando en conjunto, haciendo juntos capacitaciones”. Su esperanza es que ya el año próximo se pueda realizar el primer curso de paramédicos de la Media Luna Roja Palestina en Cisjordania, para que puedan abrir sus ambulancias a terapia intensiva.

La pandemia

A su trayectoria de décadas y su sapiencia en los temas bajo su responsabilidad, el agregado de su condición de latino y su dominio del idioma español, le convirtieron en una figura muy conocida en el continente en los sistemas de salud, por el ejemplo que fue Israel en distintos aspectos en cuanto al manejo de la pandemia del Covid 19.

Al conversar ahora sobre la pandemia, Jaim no tiene dudas: “Sabemos que nuevas cepas del virus van a seguir apareciendo todo el tiempo. Mientras el mundo todo no esté vacunado contra el Covid, vamos a seguir y, aunque espero que no sea el caso, quizás tengamos que vacunarnos todos los años como lo hacemos contra la gripe”.

 

Jaim Rafalowski fue representante del Magen David Adom en la Mesa Nacional de Coronavirus, y como tal, le preguntamos si la población puede estar tranquila que las decisiones que se toman en relación a diferentes aspectos de la pandemia, por ejemplo cuándo y a quién vacunar, son absolutamente profesionales y serias. “En calidad de quien ha participado en gran parte de las discusiones, que son muy duras, puedo asegurar que son muy abiertas, muy israelíes en su naturaleza”, asegura. “Allí no se hace nada porque sea políticamente correcto. El público israelí puede estar muy seguro al respecto. Se plantean en los debates ideas muy diferentes de parte de personas que realmente están tratando de ver muchos puntos de vista. Se trata de utilizar la mejor evidencia científica para realmente  llegar al resultado que sea el mejor posible para la salud del público”.

 

Cooperación con Latinoamérica contra el COVID

Preguntamos a Jaim qué apoyo ha dado Israel a América Latina en los años de pandemia en cuanto al manejo de la misma, y Jaim nos corrige de inmediato.

“No es apoyo sino un intercambio profesional entre expertos de diferentes países, con diferentes experiencias”. Y nos da un ejemplo concreto: “República Dominicana fue uno de los primeros países que hizo una mezcla de de vacunas, con dos tecnologías dierentes, lo cual nos dio la oportunidad, como país, para aprender cuál es el impacto de esa combinación ya que en Israel usamos sólo una tecnología”.

También recuerda situaciones de aprendizaje en temas muy técnicos puntuales, como ser qué tipo de jeringa se usa en un país,mientras que también se abordan conjuntamente temas mucho más globales. 

“También está el desafío de cómo manejar el tema de falsa información? ¿Cómo acercarse a las diferentes comunidades, transmitiéndoles la verdad sobre las vacunas y sabiendo atender las inquietudes de cada uno, ya que cada comunidad puede tener otra realidad. Así que agradecemos profundamente a los compañeros de los diferentes países en Latinoamérica”.

Jaim Rafalowski asegura que “todos hemos aprendido,tanto ellos como nosotros porque la experiencia de cada uno enseña al otro lo que no conoce, lo que no ha vivido”.
Es con este espíritu que Israel comparte su experiencia con el mundo, sabiendo que también puede aprender de los demás.

Ana Jerozolimski
(08 Agosto 2022 , 18:55)

Ultimas Noticias Ver más

Foto de Pawel Czerwinski en Unsplash
Noticias

La versión palestina del libelo de sangre

06 Octubre 2022


por Beatriz Rittigstein Fuente:  https://www.nmidigital.com/

Y el Nobel de Literatura se otorga a Annie Ernaux, la más antiisraelí de las escritoras
Cultura

Y el Nobel de Literatura se otorga a Annie Ernaux, la más antiisraelí de las escritoras

06 Octubre 2022


Basado en artíciulo publicado en https://www.tribunejuive.info/

Esta página fue generada en 0.0567389 segundos (6697)
2022-10-07T06:10:20-03:00