Mundo Judío

MiSinai

El Prerrequisito del Matrimonio - Iluminando el Mundo - Hinchas y Jugadores - El Embarazo

 

No. 178

Vaierá
Clickear aquí.
Horario de velas en Montevideo, Viernes  18/11 19.13 hs.

Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

EL PRERREQUISITO DEL MATRIMONIO

Por Naftali Silberberg

“A la edad de 40 años Itzjak se casó con Rivka, hija de Betuel...” (Bereshit 25:20)

A los noventa años, después de muchas décadas sin poder tener hijos, Sara dio a luz a su único hijo, Itzjak. Podemos imaginar que feliz ella hubiera estado si hubiera tenido la oportunidad de acunar a un hijo de Itzjak, su propio nieto, en sus rodillas. Sara, la primera idishe mame, seguramente hubiera tenido gran placer de mostrarle a todas sus amigas las fotos y videos de su nieto... Y además del placer que todo abuelo tiene de su nieto, Sara hubiera tenido una satisfacción espiritual enorme de ver a sus nietos creciendo, ya que la progenie de Itzjak representaba el futuro de la nación Judía. Sara y Abraham trabajaron duramente toda su vida para proclamar la importancia de la creencia en un D-os Único. El hijo de Itzjak sería el que aseguraría que su legado continuara y floreciera.

Pero Sara no vivió para ver a ningún nieto. Falleció cuando Itzjak tenía 37 años, tres años antes de que él se casara con Rivka. ¿Por qué Itzjak esperó tanto para casarse? ¿Por qué Abraham, años antes, no consideró enviar a su sirviente para traer una esposa para él de su ciudad natal en Mesopotamia?

El evento destacado que ocurrió poco antes del casamiento de Itzjak y Rivka fue el “sacrificio de Itzjak” en el Monte Moriá. El crédito por pasar esta prueba se le atribuye usualmente a Abraham. Pero Itzjak tenía 37 años en ese momento, sin duda estaba consciente de las intenciones de su padre, y voluntariamente se ofreció para ser sacrificado por la orden de D-os.

Dado que los planes de casamiento de Itzjak comenzaron inmediatamente después de retornar de este evento “traumático”, seguramente hay una correlación entre los dos acontecimientos. El hecho que la primer boda en la Torá sea precedida por un sacrificio tremendo es un mensaje para cada novia y novio judío en todos los tiempos.

Las personas son naturalmente egoístas. Nuestro propio desarrollo y crecimiento físico y espiritual está primero que todo en nuestras mentes. Esto no es necesariamente malo; de hecho, la ley Judía reconoce la primacía del propio bienestar de la persona por encima de otras consideraciones, incluyendo el interés de otros. Esta preocupación por uno mismo, sin embargo, llega a un fin abrupto cuando la persona se casa. En ese momento, la novia y el novio se comprometen totalmente el uno para el otro. Cuando una persona soltera está en un barco que se hunde, nadie lo culpará por correr a los botes salvavidas para salvarse, aunque su amigo esté durmiendo en el camarote. Pero dicha acción es impensable para la persona casada cuyo cónyuge tiene necesidad de ayuda.

Aparte de su compromiso mutuo, esposo y esposa están comprometidos a un ideal que ambos comparten y desean perpetuar, el establecimiento de un hogar judío, un hogar cargado de santidad, un hogar donde la Divina Presencia siempre sea bienvenida. En este punto, aún el desarrollo espiritual personal de la novia y el novio se vuelve secundario al objetivo por el que se están “sacrificando”. La tarea mundana de cambiar pañales repentinamente tiene prioridad sobre las plegarias de la madre o el estudio del padre.

Itzjak no estaba pronto para el matrimonio hasta que experimentara de primera mano el concepto de autosacrificio total. Solo entonces fue capaz de apreciar el matrimonio por lo que realmente es, y crear un matrimonio que fuera el paradigma que todos sus descendientes intentaran emular.

ILUMINANDO EL MUNDO

"Isaac llevó a Rebeca a la tienda de su madre Sara." (Bereshit 24:67)

A pesar de que Abraham encendía las velas de Shabat luego del fallecimiento de Sara (porque observaba todos los mandamientos de la Torá), sus velas no permanecían encendidas toda la semana, como sucedía con Sara. Pero cuando Rebeca comenzó a encender las velas de Shabat, sus velas continuaron milagrosamente encendidas toda la semana.

Esto demuestra la capacidad única de las mujeres y niñas judías, quienes son todas “hijas” de Sara y Rebeca, para influenciar el carácter espiritual del hogar, iluminándolo con la santidad del Shabat a lo largo de la semana siguiente. A pesar de que la iluminación provista por sus velas pueda ser visible físicamente durante un tiempo limitado, su iluminación espiritual continúa a lo largo de toda la semana.

Likutei Sijot, vol. 11, págs. 283, 284, vol. 15, pág. 173.

Génesis (Bereshit)  23:1 – 25:18

El nombre de la quinta sección del libro de Génesis se toma de sus primeras palabras, “La Vida de Sara” (Jaiei Sara en Hebreo), y comienza con la muerte y entierro de Sara. Luego seguimos al sirviente de Abraham, Eliezer, cuando compromete en matrimonio a la sobrina nieta de Abraham, Rebeca, para el hijo de Abraham, Isaac. Este relato es seguido por el matrimonio de Isaac y Rebeca y las últimas etapas de la vida de Abraham: su nuevo casamiento con Hagar, su muerte, y el alejamiento de su hijo Ismael de su familia y su misión Divina.

Visitá nuestra página:

jabad.org.uy/parasha

HINCHAS Y JUGADORES

Por Dovid Zaklikowski

El último ómnibus de la noche pasaba por la Avenida Kingston en una fría noche de invierno de 1955. Un alegre joven llamado Shimshon Stock llevaba a un amigo y su hijo que iba a cumplir Bar Mitzva a la sinagoga de Lubavitch, en el 770 Eastern Parkway.

Dentro del "770", que pronto se convertiría en el famoso Centro Mundial de Lubavitch, estaba la oficina del Rebe de Lubavitch, Rabi Menajem Mendel Schneerson, quien pocos años antes había aceptado el liderazgo de esta pequeña comunidad Jasídica aun intentanto recuperarse de los estragos del Stalinismo y el Holocausto. En esa época, el Rebe tenía unos pocos emisarios desperdigados en Israel, Norte América y Norte de África, pero estaba construyendo sin pausa una red mundial de comunidades que pronto ganaría renombre por su forma contemporánea pero poco convencional de acercarse a la juventud judía.

Shimshon, nacido y criado en el nuevo mundo, era un muchacho típico americano. Pero había tenido una amistad cercana y especial con el Rebe antes del fallecimiento de su suegro, que continuó luego que el Rebe aceptara el mando del liderazgo. Ahora presentó a su amigo y su hijo al Rebe, quien los saludó con un cálido apretón de manos, y les pidió que se sentaran.

El Rebe bendijo al muchacho para que crezca y se convierta en una fuente de orgullo para el pueblo judío y su familia. Cuando se estaban yendo el Rebe sorprendió a los tres americanos con una pregunta dirigida al muchacho: “¿Te gusta el béisbol?”

El muchacho de Bar Mitzva le respondió que sí.

- “¿De qué equipo eres hincha de los Yankees o los Dodgers?”

- “De los Dodgers”, respondió el muchacho.

- “¿Tu padre también es hincha de los Dodgers como tu?”

- “No.”

- “¿Te lleva a los partidos?”

- “Bueno, cada tanto mi padre me lleva a ver un partido. Fuimos hace un mes.”

- “¿Cómo estuvo el partido?”

- “Fue desilusionante'', confesó el muchacho de 13 años. “En la sexta entrada los Dodgers estaban perdiendo 9 a 2 por lo que decidimos irnos.”

- “¿Los jugadores también dejaron el partido cuando ustedes se fueron?”

- “¡Rabí, los jugadores no pueden irse en medio del partido!”

- “¿Por qué no?”, preguntó el Rebe, “Explicame como funciona.”

- “En el juego hay jugadores e hinchas”, explicó. “Los hinchas se pueden ir cuando quieran, no son parte del juego, y el partido continúa aunque ellos se vayan. Pero los jugadores tienen que quedarse e intentar ganar hasta que termine el partido.”

- “Esa es la lección que quiero enseñarte sobre el Judaísmo”, dijo el Rebe con una sonrisa. “Puedes ser un hincha o un jugador. Sé un jugador.”

Fuera el 770 el padre y el hijo se despidieron de Shimshon, los tres ahora compartiendo una nueva admiración por un pionero de la educación judía.

EL EMBARAZO

La salud y el desarrollo de un feto depende en gran parte del comportamiento, elecciones nutricionales y actitudes de la madre. Los estudios médicos señalan el profundo impacto que el ambiente de la mujer embarazada tiene sobre el bebé por nacer; como el estar en un ambiente positivo y tranquilo y evitar lugares molestos o preocupantes es beneficioso para el feto.

El desarrollo físico del embrión es un reflejo de su contraparte espiritual. Las elecciones espirituales de la madre expectante tienen efectos perpetuos sobre el desarrollo de la nueva vida.

El embarazo es un momento apropiado para que la mujer aumente en mitzvot (buenas acciones) y refinamiento espiritual. Busque estar rodeada de un ambiente sagrado, como ir a los servicios de la sinagoga y participar en clases de Torá tan frecuentemente como pueda.

La caridad es especialmente benéfica. Cuando somos generosos con otros, D-os nos trata de la misma forma. Además de sus contribuciones regulares como dar unas monedas todos los días, una alcancía de tzedaká puesta prominentemente en el hogar será un recordatorio constante. El momento más propicio para dar caridad es justo antes de encender las velas de Shabat o de una festividad judía.

Una dieta meticulosamente kosher provee la mejor “nutrición espiritual” para su bebé.

Estas son algunas costumbres relacionadas con el embarazo:

• “Cuando la congregación saca el Rollo de la Torá, las Puertas Celestiales de Misericordia se abren y se despierta el amor de D-os” (Zohar). Algunos tienen la costumbre que el padre abra el Arca en la sinagoga antes de la lectura de la Torá durante el último mes de embarazo.

• A lo largo del embarazo, la madre y el padre deben tener el hábito de recitar Salmos.

• Que un sofer inspeccione las mezuzot de su casa. Si no tiene mezuzot en todas sus puertas, ahora es un buen momento para ponerlas.

• Tenga una copia del Salmo 121 a mano durante el parto.

 

 

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected].

Ultimas Noticias Ver más

Hasta siempre, querida Charlotte
En comunidad

Hasta siempre, querida Charlotte

21 Febrero 2024


Por Roberto Cyjon

Esta página fue generada en 0.0618861 segundos (7139)
2024-02-22T08:54:11-03:00