En comunidad

Con el Dr. Eduardo Kohn resumiendo trayectoria y lidiando con viejos-nuevos desafíos

Hace pocos días, tras más de 41 años de actividad comunitaria en B´nai B´rith Uruguay como Director Ejecutivo de la institución, el Dr. Eduardo Kohn terminó esa etapa. Continuará como director de BB internacional para América Latina. Es un momento para resumir y aprender de su análisis.

 

P: Eduardo, acabas de finalizar tu camino de décadas como Director Ejecutivo de B´nai B´rith Uruguay pero continuarás como Director de B´nai B´rith Internacional para América Latina. Contame por favor cómo empezaste con tu trayectoria en la institución en Uruguay.

 

R: Cuando B´nai B´rith Uruguay me llama y me ofrece trabajar full time, lo hace el extraordinario e inolvidable presidente de la Institución Cr. Máximo Brenner(Z´L) en 1981 para construir un nuevo proyecto, junto a líderes que me enseñaron día a día lo cual constituyó un privilegio inolvidable para mí: Jacobo Hazan (Z´L), Nelson Pilosof(Z´L), quienes junto al Presidente y un Ejecutivo formado por Salvador Junio, Félix Lilienthal, Vito Atijas, Ernesto Winkowski (todos de bendita memoria), decidieron vencer muchos desafíos y convertir a una Institución que ya estaba en Uruguay desde 1936, en un centro de actividad voluntaria, constante y dinámica, para ocuparse de los dos grandes temas de BB a nivel mundial: acción comunitaria y defensa de los derechos humanos. 

 

P: En una época complicada…

R: Exacto. Estábamos en dictadura, por lo que había que pensar mucho para crear programas educativos con el Estado, cooperación y apoyo a centros hospitalarios, defender los derechos de Israel, combatir el antisemitismo. Así se fue construyendo una renovada BB y mi tarea, como me dijeron, tenía que ser 24/7. Y así lo tomé porque entendí que no había otra forma. Tener en mente BB todo el tiempo. Nacieron Filiales que comenzaron obras sociales; nació (a pesar de la dictadura) el Premio Fraternidad creado por Brenner con una visión impresionante para acercarnos y trabajar con toda la cultura uruguaya; nació la conmemoración de La Noche de los Cristales a iniciativa de Félix Lilienthal (Z´L) para enseñar Shoá sí pero también para mostrar y denunciar fuerte lo que significa la violación de los DDHH en todo tiempo. 

 

P: Y eso solamente es parte del cuadro total.

R: Sin duda. Hay decenas de ejemplos más, casi todos dejando huella, pero, para resumir: sentí durante casi 42 años que la responsabilidad ejecutiva que me asignaron era tener conocimiento de cada tarea, programa y objetivo, ejecutar desde la Dirección, y supervisar lo delegable a quienes trabajaban profesionalmente conmigo.

 

P: ¿Y la actividad fuera del país, mirando al continente en general?

R: La Dirección de BB para Latinoamérica que la comenzamos hace 20 años se centra en asesorar a las BB de la región y a hacer fundamentalmente el trabajo político que BB realiza en el mundo en organismos internacionales. Por ello, siendo América Latina, corresponde como ONG, estar en los organismos de la OEA y otros organismos que han ido naciendo, y formo parte del trabajo latinoamericano que BB hace en las agencias de ONU (Nueva York, Bruselas, Ginebra, etc.)

 

P: Imagino que tu partida del cargo no significa que dejás de ser parte de B´nai B´rith Uruguay ¿verdad?

R: De ninguna manera. Desde BB Latinoamérica estaremos en contacto para el trabajo en sí, pero desde el corazón y la razón seguimos sintiendo que BB Uruguay es, como me dijeron en 1981, 24/7.

 

La  relación con el periodismo uruguayo

Con el Cardenal Daniel Sturla, Arzobispo de Montevideo, invitados ambos a Radio Sarandí

 

P: Tú sos un referente por ejemplo para los medios de comunicación nacionales que te consultan sobre distintos aspectos de la vida judía y también cuando hay polémicas relacionadas a temas de Israel. Eso, me atrevo a decir,no es por tu cargo sino por tu sapiencia y dominio de los temas. ¿Qué te parece que has aportado estos años en cuanto al esclarecimiento de diversos puntos que nos atañen a todos los judíos uruguayos?

 

R: Desde el primer día de mi trabajo, los líderes de BB pusieron como una tarea trascendental la de conectarse y conocer a los medios de difusión para que a su vez ellos nos conocieran y se pudieran informar qué hacemos por y para Uruguay, por y para el pueblo judío. He tenido y tengo el privilegio de conocer muchos comunicadores de todos los medios escritos, radiales y televisados, y todos han sabido siempre que yo no iba a eludir el trabajo que hacen, o sea, si tenían y tienen preguntas, mi deber es contestarlas. Podrá gustar o no la respuesta, podremos acordar o disentir, pero la base es el mutuo respeto por lo que hace cada uno. Los periodistas de Uruguay saben que opinamos desde nuestro conocimiento, al tiempo que desde nuestra sinceridad en lo que decimos. Creo que no eludir responsabilidades, aún en momentos difíciles, les ha demostrado que BB es seria y frontal, y que quien habla en su representación sigue esos lineamientos, porque no creo en otros.

 

P: ¿Sigue habiendo mucha incomprensión a tu criterio? No sé si siempre se puede hablar, cuando se informa mal, de tendenciosidad con mala intención. La ignorancia también es peligrosa. Claro que la distorsión intencional es peor aún.

R: En cuatro décadas han cambiado muchos parámetros. Apareció el mundo digital y su revolución comunicacional a la que hay que adaptarse cada día, los medios escritos fueron sucumbiendo y con ellos grandes columnas de opinión. Hay, y no sólo en Uruguay, obviamente, mucha ignorancia y tendenciosidad en las redes, pero las redes no son periodismo. Los periodistas compatriotas están abiertos a escuchar, y a aprender después de terminar sus estudios universitarios. Hemos hecho viajes a Israel organizados por BB con periodistas de varios países, incluyendo muchos de Uruguay, y hemos visto la avidez por conocer, aprender, preguntar, porque a Uruguay llegan los cables de agencias, mientras otros países de la región pueden tener corresponsales en el lugar.

Si el periodista responde o trabaja en un medio que sigue una línea política respecto al pueblo judío y al Estado de Israel como lo hace la prensa iraní o venezolana, no vamos a tener comunicación. Pero no por mi decisión ya que siempre BB invita a todos los medios sin exclusión a los eventos que organizamos, y en lo personal siempre he estado a disposición para conversar, con respeto y con argumentos. Y, de hecho, así sucedió en programas de radio, televisión, aquí y en otros países.

 

Resumen de una intensa actividad

P: ¿Cuál es el resumen que tú haces de estos años? 

R: Es difícil resumir 41 años y medio de 24/7 en una Institución con hiperactividad, decenas de programas sociales y constante movimiento político. Hoy BB Uruguay tiene faros luminosos que distinguen estas últimas cuatro décadas, y saber que pudimos poner algún aporte en ellas, es un orgullo. El programa educativo Salir Adelante dirigido por Adriana Stainfeld y que tus lectores conocen bien es un aporte inédito desde una Institución judía para la sociedad uruguaya. Haber podido enviar a Israel a través de premios culturales y científicos a formidables creadores y gente de ciencia para que pudieran volcar toda la experiencia en sus trayectorias uruguayas, ha sido y es un hito que trasciende nuestras fronteras. Reunir en noviembre en el marco de la conmemoración de La Noche de los Cristales Rotos a todas las autoridades nacionales y políticas, a organizaciones sociales, a las religiones, ha sido y es una gran satisfacción de ver cómo ha llegado a fondo el planteo inicial desde 1983, de que todos en Uruguay podemos unirnos para recordar una tragedia y marcar un sentimiento colectivo de repudiar y rechazar toda otra tragedia de avasallamiento de derechos humanos.

No es un resumen, por supuesto, pero sí la tranquilidad de que planteados objetivos que parecen al principio muy complejos, la labor voluntaria y profesional de la Institución sabe cómo lograrlos.

Con el Presidente de la República Luis Lacalle Pou y el Rabino Daniel Dolinsky de la NCI tras un acto de la Noche de los Cristales Rotos

 

La visión de la colectividad

P: ¿Qué se aprende de la colectividad judía uruguaya estando al frente de una institución como B´nai B´rith?

R: Obviamente mucho y todos los días. La comunidad judía tiene instituciones muy fuertes que han logrado establecer sólidas columnas para el edificio de la continuidad judía. Y no ha sido ni es fácil. He visto y veo cómo progresan las Kehilot (comunidades), las Tnuot (movimientos juveniles),  las ramas uruguayas de instituciones internacionales, y veo reflejado los mismos toboganes por los cuales todos subimos y bajamos. B´nai B´rith es muy sionista (de hecho, la primer Filial de BB en Israel se fundó en 1888 y su Secretario era Eliezer Ben Yehuda, padre del hebreo moderno), formamos parte del Comité Ejecutivo de la Organización Sionista Mundial, y nos resulta vital estar juntos ante los desafíos que tiene el movimiento sionista a cada segundo. He tratado dentro de mis posibilidades de participar cuando nos honran invitándonos a actividades (más en NCI porque es la comunidad de nuestra familia) porque quizás puedo aportar, pero seguro voy a aprender.

 

La visión de la democracia uruguaya y sus desafíos

P: ¿Y qué has aprendido de Uruguay, su democracia, su sistema político? Y lo planteo porque por un lado todos nos enorgullecemos siempre del republicanismo uruguayo y por otro, todo está tan partidizado ahora que si se critica algo en forma puntual, el “otro lado” ya te ve como enemigo. Quizás estoy exagerando un poco, pero esa es la sensación al leer la prensa nacional.

R: Primero, la calidad de la democracia. Yo nací en la democracia uruguaya, viví en Uruguay la dictadura, y seguí aquí al retorno de la democracia. Uruguay tiene instituciones fuertes que aprendieron a ser más fuertes después de haberlas perdido durante 12 años. En la región, la calidad de nuestra democracia es la más alta.

Segundo, no siempre debemos comparar hacia afuera, sino hacia adentro. En Uruguay se ha intentado jugar peligrosamente con lo político por encima de lo jurídico. Pero todos sabemos dónde va ese intento si prospera porque la dictadura no estuvo hace tan poco tiempo. Igual, el uso indiscriminado de las redes con seudónimo es un signo profundamente negativo cuando sólo creen que el agravio es el medio y el fin. No sólo los partidos tienen la obligación de cuidar la separación de poderes sino también la sociedad civil.

Tercero, dicho lo anterior llego a tu aseveración. En democracia, la crítica es imprescindible como herramienta de discusión, pero si la crítica es agravio, nos desestabilizamos. Hoy existe una sensación que hay más intercambio de insultos que de ideas. Yo me aferro a los líderes responsables de conducir el país, sean del gobierno o de la oposición, y como ciudadano espero debate de ideas con bases sustentables. Por ejemplo, decir no a un proyecto sin siquiera leerlo, sólo porque viene de un lado que no me gusta, no es debate de ideas, es lo contrario. Tenemos la obligación de construir y cuidar nuestra democracia. No es una expresión de deseos, es una obligación de los uruguayos por mantener a nuestro país como ejemplo de libertad.

Con el Presidente Luis Lacalle Pou
Años atrás con el entonces Senador Jorge Larrañaga, de bendita memoria

 

La amenaza del antisemitismo

P: Uno de los temas sobre los que más escribís y te manifestás, es el antisemitismo. ¿Cuál es tu evaluación sobre este flagelo hoy en día en América Latina?

 

R: El antisemitismo llega hoy por muchos lados. Por la violencia física y eso lo hemos estado sufriendo en Europa y Estados Unidos. Por el uso indiscriminado y descontrolado de las redes en todo el mundo incitando al odio en forma enfermiza y logrando un aumento muy grande de antisemitismo. En América Latina, hemos tenido un crimen de odio en Uruguay , el asesinato de  David Fremd (Z´L) hace seis años que debería haber puesto una luz roja para todo el continente. Sin embargo, declaraciones y/o actitudes de autoridades nacionales y la inundación de antijudaísmo en todas las redes, hacen que se pueda decir que el antisemitismo en América Latina es una amenaza real para las comunidades judías. 

P: Y las amenazas a veces también se traducen en ataques concretos.

R: Pues justamente…ya  no hubo luces rojas cuando Irán perpetró dos brutales atentados en 1992(Embajada de Israel) y 1994(AMIA) en Buenos Aires. Más bien hubo (y sigue) la impunidad. Eso también le ha dado fuerza al odio en redes. Es importante que muchos gobiernos hayan aprobado leyes antidiscriminatorias. Que hayan aprobado la definición del IHRA (la sigla inglesa de la Alianza Internacional de Recordación del Holocausto) sobre antisemitismo. Y eso hay que resaltarlo. Pero cuando, por ejemplo, hace muy poco tiempo, el presidente de Chile no deja al embajador de Israel presentar sus cartas credenciales, y jamás pide disculpas (no importa que valor tuvieran) desde su boca, genera una situación de incitación muy importante, denunciada muy claramente por la comunidad judía. Esas acciones traen peligro, y lo traen rápido, mientras que se va (si es que se va) a ritmo muy lento.

 

P: ¿Qué papel tiene el odio antiisraelí en ello?

R: Central. La definición del IHRA sobre antisemitismo es muy útil para explicarlo. La pretensión de separar antisemitismo y odio a Israel se hunde con esa definición, pero igual se aplica. Y cuando llegan las declaraciones-insultos que “Israel es el único culpable de lo que sucede en Medio Oriente”, hoy se cae todo, incluyendo las máscaras. Primero, ¿qué “sucede” en Medio Oriente? Porque hoy sucede que Israel tiene relacionamiento con Egipto, Jordania, Emiratos, Bahrein, Marruecos, Turquía, muy cercano con Arabia Saudita, Sudán. Segundo, cuando Hamas agredió a mediados de 2021 a Israel disparando más de 4 mil cohetes contra Israel, los países latinoamericanos que apoyaron vergonzosas decisiones declarativas e inaplicables de organismos de la ONU donde culpaban a Israel por haber sido atacado, no le daban el derecho a la defensa contra terroristas y nunca mencionaron al atacante, esos gobiernos latinoamericanos no demostraron anti israelismo sino antisemitismo.

En una visita a Jerusalem

 

Muy judíos y muy uruguayos

P: Creo que en algún momento, todos hemos sentido que hay gente que no entiende bien la noción de judíos uruguayos, tan judíos como otros y tan uruguayos como otros, por el vínculo especial con Israel. Y claro que no me refiero a gente con mala intención, sino a quienes realmente no entienden que ciudadanos uruguayos tengan un sentimiento tan fuerte por otro país. ¿Te ha pasado? ¿Cómo lo explicás a compatriotas no judíos?

R: Voy a hacer uso de las palabras de Wilson Ferreira Aldunate cuando estuvo en Israel en 1985: “Los judíos uruguayos son notables porque son intransferibles, a veces me da la impresión de que son más judíos que los otros judíos (que siguen viviendo en Uruguay), pero que son uruguayos, también con singular y divertida intensidad. Si yo fuera judío viviría en Israel. También aquí digo, tengo una doble posición comprometida, porque por un lado desearía que los judíos vivieran en Israel y por otro lado que los judíos de Uruguay siguieran viviendo aquí porque los precisamos. Pero supongo que ese desafío permanente que viven los judíos con las dos fuerzas que están ahí, y está bien que estén”. 

Sería muy atrevido agregar algo. Pero cuando me pasa, cito a Wilson. Sabiduría, comprensión, explicación clara y contundente en un párrafo.

 

La dicha familiar

P: Y creo que sería injusto terminar esta entrevista sin mencionar a la grande de Isabel, tu esposa, y a tus hijos. Eso de la familia que apoya no es meramente una frase. En tu caso es clave, con todos los viajes, que no se terminan. ¿Cómo se vive tu actividad de tantos años en el seno familiar? 

R: Isabel es una intelectual de excepción y una docente a la cual sus alumnos han querido y apreciado por 50 años. No lo digo yo, lo he visto y lo veo. Su trabajo de investigación y enseñanza de la Shoá no tiene comparación en Uruguay y por ello ha sido reconocida en la región e Israel. Soy un esposo muy orgulloso. Isabel es un monumento indescriptible como esposa, madre y abuela, cómo ha guiado y guía a nuestra familia. Respiramos familia y amor alrededor del abrazo de Israel. Nuestros hijos y nietos son luz en nuestras vidas y nos han dado una felicidad que no se expresa en palabras porque no las hay suficientes. Tampoco tengo palabras para lo que toda la familia ha hecho para que yo pudiera estar mucho tiempo ausente, siempre liderados por el numen inspirador y pleno de amor de Isabel.

 

Con los hijos, Mijael, Gabriel y Martín

 

P: Y siendo ya abuelo, hace años… ¿sos protagonista de una dimensión singular de la vida familiar?

R: Tú sos abuela y sabés que cuando llegan los nietos comienza una nueva etapa en la vida familiar que es difícil (al menos para mí) poner en palabras. Siempre he tratado de aprender todos los días como objetivo para ayudarme a crecer, pero el aprendizaje con los nietos no se puede definir así. Es aprender otra vez a sonreír, pero diferente, a sentir que te crece el corazón, pero diferente, a sentir que cada instante es un mundo nuevo que se abre como los pétalos de una rosa.

 

Y para terminar…

 

P: ¿Algo más que te gustaría agregar?

R: Es un privilegio contar con tu amistad y admirar tu trabajo. No tengo más que mucho agradecimiento por este reportaje que lo valoro muy especialmente. La historia de la comunidad judía del Uruguay tiene un lugar enorme para Semanario Hebreo. Poder estar aquí en sus páginas me resulta muy emocionante. Un gran abrazo.

 

P: Mil gracias por tus palabras Eduardo, de corazón. 

R: A ti.

Ana Jerozolimski
(19 Diciembre 2022 , 07:36)

Ultimas Noticias Ver más

Lula está rabioso
Israel

Lula está rabioso

24 Febrero 2024


por Danilo Arbilla Publicado en "El País" de Uruguay

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

22 Febrero 2024


 Cómo Elegir un Líder - Lo Sublime y lo Mundano - La Alegría de una Mitzvá - Consolar a los Dolientes            

Esta página fue generada en 0.1247170 segundos (3981)
2024-02-25T06:08:19-03:00