Entrevistas

El singular testimonio de un monje armenio en Jerusalem

"Como cristiano y como armenio, quiero seguir viviendo en Israel"

Esta entrevista la realizamos ya hace unos años, pero a raíz de la dolida carta que la comunidar armenia uruguaya envió al Embajador de Israel Yoed Magen, nos parece oportuno reproducir algunos fragmentos de la misma.

Cabe señalar que en la carta, los compatriotas armenios protestan por una serie de incidentes de hostigaciones a monjes armenios en Jerusalem por parte de algunos jóvenes judíos religiosos. En efecto, estos incidentes ocurren cada tanto protagonizados por vándalos que si bien no actúan en nombre de nadie sino por iniciativa propia, de acuerdo a valores totalmente retorcidos por los que no conciben la presencia de no judíos en la tierra de Israel, son una mancha y un serio problema.

Consideramos que esta entrevista es ilustrativa sobre la realidad de los armenios en Jerusalem, Reiteramos que no es de estos días sino de hace unos años. Indudablemente, desde entonces no desaparecieron estos incidentes sino que se han registrado más, también hace pocos días.

El monje armenio Kouryon-que se llamaba anteriormente Hovnan Baghdasaryan- nos explicó esta semana que ya no está dentro del Patriarcado armenio en el cargo por el cual habla con la prensa sino en otra posición. Nos dirigiremos por separado a quien lo suplantó en aquella capacidad . Pero las palabras que nos dijo tiempo atrás en esta entrevista, son especialmente ilustrativas.

 

Este es un resumen del diálogo mantenido.

P: Kouryon, estamos realizando esta entrevista en hebreo, que tú dominas muy bien...y aunque estás hace ya muchos años en Israel, ello no es sobreentendido..Cuéntame un poco tu historia...

 R: Pues te diré que llegué a Israel de Armenia en 1995, cuando tenía 15 años, para estudiar en Jerusalem. Mi nombre de nacimiento era Hovnan Baghdasaryan, pero al ser consagrado como sacerdote, en el 2003, tal como es costumbre, recibí del entonces Patriarca, un nuevo nombre: Kouryon, que significa cachorro de león,  que simboliza la nueva vida y la nueva identidad. Kouryon fue el primer monje armenio que escribió un libro en armenio,por lo cual para mí es un orgullo llevar ese nombre.

 

P: Pero en todos estos años, has hecho mucho más que ser monje en el patriarcado armenio en Jerusalem...

R: Así es. Tengo tres títulos de la Universidad Hebrea de Jerusalem y acabo de terminar de escribir mi libro.  Cuando terminé los estudios de sacerdocio, pedí al patriarca permiso para ir a estudiar a la universidad y allí hice segundo título en sociología, antropología y pedagogía..luego un tercer título en Administración, liderazgo y política en Educación y ahora estoy estudiando Relaciones Internacionales.

P: No te cansas.

R: No, la verdad que no, al contrario, me gusta mucho.

P: Un detalle "técnico". ¿Vas a clase con la sotana o "de civil"?

R: Voy vestido común, aunque todos saben que soy monje. Y en realidad, te diré que me preguntan mucho sobre temas relacionados al pueblo armenio, sobre la comunidad en Israel, la iglesia, sobre el genocidio. Uno de mis profesores , que me había contado que viajaba de paseo a Georgia y Armenia, al volver, pasó media clase contando sobre lo que había visto.

P: Estás viviendo hace muchos años en Israel.¿Te duele que Israel no reconozca oficialmente el genocidio? Por otra parte ¿puedes  comprender su situación, sus consideraciones geopolíticas?

P: Me duele, claro que me duele.Los armenios consideramos que los israelíes deberían ser los primeros en reconocer.Cuando el Ministro de Relaciones Exteriores de Armenia estuvo aquí de visita, dijo que según los sondeos, aproximadamente el 80% de la población israelí reconoce el genocidio , o sea que los judíos lo reconocen, pero el gobierno no lo hace por consideraciones políticas, estratégicas.

 

P: Creo que es importante explicar que no es que Israel alega que el genocidio no ocurrió o alguna barbaridad así sino que no ha hecho una proclamación formal oficial al respecto. Y claro que eso está relacionado a su historia geopolítica, a los años en los que estaba totalmente aislado en la región y un país musulmán con el que sí tenía buena relación era Turquía, perpetradora del genocidio. Los sentimientos y las relaciones, tanto entre gente como entre países, son a veces complejos mosaicos. Tienes pues ese dolor de fondo y al mismo tiempo, estás en Israel hace mucho y entiendo que te sientes bien viviendo en el país...¿no es así?

R: Así es. Me siento muy  cómodo en Israel. Para mí, ante todo, Israel es un país de Derecho. El hecho que Israel es capaz de mandar a la cárcel a su Presidente , es una gran cosa (A.J: Moshe Katzav, ex Presidente de Israel, preso por violación). Yo soy una persona respetuosa de la ley y quiero vivir en un país en el que la ley está por sobre todo.

P: Kouryon ¿ves alguna diferencia entre la situación que tú conoces desde adentro, viviendo en Israel, y la imagen que se presenta a menudo en el exterior, de Israel?

R: Te diré que yo vivo en el marco de una comunidad bastante cerrada, pero al mismo tiempo, me involucro. Y lo que he visto en Israel, me parece positivo. Como joven, como armenio, como cristiano, yo quisiera seguir viviendo aquí. No me siento amenazado por nadie, ni discriminado en  nada. El único problema que tenemos es que estudiantes extremistas de yeshivot cercanas, pasan y nos escupen. Los rabinos lo saben, la policía lo sabe, pero no se logra poner fin al problema.

P: Realmente es algo que se ha agravado y que además de ser condenado, debe terminar..¿Qué han hecho ustedes al respecto?

R: Te diré que hubo un caso más grave, en el que uno de esos extremistas le arrancó la cruz a un arzobispo, hubo condenas muy contundentes y quien era en ese momento el Rabino Jefe, Yona Metzger, vino aquí al patriarcado a disculparse. Pero los incidentes continúan, hay insultos y el tema nos molesta mucho. Pero soy consciente de que eso no representa a la sociedad israelí. Sé que es una pequeñísima parte la que adopta esa actitud extremista. Y siempre que cuento lo que sucede a israelíes, la reacción es de firme  condena y desaprobación. 

Te cuento algo que me pasó hace aproximadamente un año. Iba caminando por la peatonal Ben Yehuda en el centro de Jerusalem y por primera vez, dos chicas religiosas me escupieron, dos muchachas.  Yo seguí caminando pero una pareja israelí que iba detrás mío y vio lo que  había sucedido, las detuvo, les increpó por lo que habían hecho y les preguntaron por qué habían actuado de esa forma. Ellas dijeron que en Israel no hay lugar para "cultos foráneos" y la pareja discutía con ellas, decía que lo que hicieron no es digno de judíos...El tema es que mucha gente comenzó a rodearnos, preguntaron qué pasaba y cuando la pareja explicó, todos las criticaban a ella y se acercaban a pedirme disculpas, todos decían que judíos no deben actuar así, que eso mancha al judaísmo. Ellas no se retractaron pero aquí lo principal fue la reacción de todos los demás.

O sea que veo las cosas con proporciones. No minimizo la importancia de lo que molesta, pero soy consciente de que esa no es en absoluto la norma.

P.Muchas gracias por tus palabras y tu sinceridad.

R: A ti por el interés.

 

(La parte relativa al genocidio armenio la dejaremos para el día de su aniversario, el 24 de abril)

Ana Jerozolimski
(31 Enero 2023 , 19:30)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0635190 segundos (17188)
2024-05-24T23:37:41-03:00