Noticias

La Kneset aprueba ley que permite quitar ciudadanía a árabes ciudadanos de Israel que cometan atentados

Coalición y oposición se unen en la votación

En medio de la profunda crisis actual en la política israelí, no era fácil concebir que coalición y oposición lograrían unirse en una votación clave. Pero dado que la lucha contra el terrorismo debe ser de todos –y que la oposición encabezada por Yair Lapid ya aclaró al asumir el gobierno de Netanyahu que será “oposición a él, no oposición al país” – este miércoles se hizo historia.

Una amplia mayoría de 94 de los 120 diputados de la Kneset, o sea varias decenas más de los miembros de la coalición, que son 64 en total, aprobó una nueva ley según la cual se podrá revocar la ciudadanía o residencia permanente de árabes de Israel que participen en atentados y reciban por ello subvención de la Autoridad Palestina. Cabe recordar que la Autoridad Palestina paga mensualmente sueldos a terroristas presos por haber cometido atentados contra israelíes y a familias de los que murieron matando. Hay una tarifa, según el resultado del atentado: cuanto más vidas hayan asesinado, mayor es la suma que reciben.

 

La nueva ley da también la posibilidad que sean expulsados miembros de la familia del terrorista, si se comprueba que sabían de antemano sobre la intención de su pariente de cometer el ataque , si lo apoyaron o incitaron a la violencia.La intención no es necesariamente punitiva sino más que nada disuasiva, tratar de lograr que sabiendo que sus familias sufrirán las consecuencias serias de sus actos, potenciales terroristas se abstengan de  cometer atentados.

 

La ley, que es de hecho una enmienda de la ley de Ciudadanía promulgada en 1952, puede aplicarse tanto a árabes ciudadanos de Israel como a residentes permanentes  - estatuto que tiene la mayoría de los habitantes de los barrios árabes de Jerusalem Este – que hayan sido declarados culpables por terrorismo, ayuda al terrorismo, ataques a la soberania israelí, incitación a la guerra o ayuda al enemigo en tiempos de guerra.

 

Se dará a la persona en  cuestión posibilidad de presentar sus argumentos, pero si se decide finalmente quitarle la ciudadanía, eso será irreversible y no podrá volver al país.

 

 

Los diputados árabes votaron en contra de la ley. El diputado Ahmed Tibi de “La Lista Conjunta” declaró que la ley es abiertamente discriminatoria ya que está diseñada para ser aplicada únicamente contra árabes. “Yigal Amir asesinó al Primer Ministro Itzjak Rabin, pero esta ley no lo incluye, o sea que solamente un árabe que comete un crimen se convierte en ciudadano condicional”, protestó.

 

La ley no dice explícitamente que no puede ser aplicada a judíos que cometan actos de terrorismo, pero dado que recibir subvención de la Autoridad Palestina es una condición, está claro que no incluiría a judíos.

 

Cabe señalar que la enorme mayoría de los ciudadanos árabes respetan la ley y no están involucrados en ningún tipo de terrorismo. Pero ha habido no pocos casos en los que sí hubo atentados cometidos por árabes israelíes.

Hace poco justamente fueron puestos en libertad dos árabes ciudadanos de Israel tras décadas en prisión por asesinato, y fueron presentados como héroes por figuras de la Autoridad Palestina que los visitaron con todos los honores. 

En cuanto a residentes permanentes, en las últimas semanas, 5 atentados  en Jerusalem fueron cometidos por árabes que tienen precisamente esa condición.

Ana Jerozolimski
(15 Febrero 2023 , 16:46)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0723770 segundos (8027)
2024-07-12T13:17:52-03:00