Tecnologías & Salud

Hoy es Yom HaShoah, el Día del Recuerdo del Holocausto

Fuente: nocamels.com

Por John Jeffav

La mayoría de los jóvenes aquí visitan Polonia con su escuela secundaria, para ver los campos de concentración por sí mismos y comprender los horrores de lo que sucedió allí durante la Segunda Guerra Mundial.

La mayoría, pero no todos. Tales viajes nunca han sido parte de la cultura de las comunidades haredi (ultraortodoxas) que representan alrededor de una octava parte de la población de Israel. Y los estudios sobre el Holocausto no forman parte del plan de estudios de sus escuelas o yeshivot.
 

Pero tres mujeres emprendedoras de ese mundo están aprovechando el poder de la tecnología de punta para crear visitas “virtuales” para quienes no pueden ir físicamente.
 
Miriam Cohen, Chani Koplowitz y Yuti Neiman, que han estado haciendo "películas kosher" con un mensaje educativo juntas durante más de una década, pudieron ingresar a Auschwitz-Birkenau durante los cierres de Covid para filmar una película innovadora de realidad virtual (VR).
 
El público usa un auricular VR que recrea la experiencia de estar realmente allí, con una vista de 360 ​​grados. Pueden mirar a su alrededor, hacia arriba y hacia abajo, de lado a lado, a lo largo de la película de 65 minutos.
 

Más de 70.000 personas, del mundo Haredi y mucho más allá, han visto hasta ahora Triumph of the Spirit.
 
La película es un tributo a la determinación y la innovación de las mujeres.
 
Cohen, una madre de seis hijos que dirigió la película, dijo que lograron ingresar a Auschwitz para filmar, aunque Steven Spielberg, quien dirigió la aclamada La lista de Schindler (estrenada en 1993) no lo hizo.
 
También dominaron el uso de técnicas de filmación de realidad virtual desde cero e ignoraron a quienes les dijeron que la tecnología era para juegos y videos novedosos, y no para una película seria.
 

En el estreno en el Reino Unido en Londres en enero, Matthew Sanders, el líder de educación y realidad virtual para asuntos globales, en Meta (el grupo de Facebook), rindió homenaje a su uso de la tecnología de realidad virtual.
 
“Este es uno de los proyectos más innovadores e inspiradores con los que me he encontrado hasta ahora”, dijo a la audiencia.
 
Cohen dice que siempre sintió que se había perdido algo muy importante. “Cuando mis amigos regresaron de su viaje a Polonia y nos dijeron lo poderoso que era, me prometí a mí misma que algún día iría”, dijo.
 

De lo que no se dio cuenta en ese momento fue que cuando finalmente la visitara, estaría compartiendo la historia por todas partes.
 
Tenían al rabino Yisrael Goldwasser, un destacado conferencista e investigador del Holocausto y sobreviviente de tercera generación, a bordo para narrar la película. Tenían toda la película planeada
 

Pero el mundo se había cerrado durante la pandemia de covid, los vuelos estaban restringidos y Auschwitz, ahora un museo estatal que atrae a más de dos millones de visitantes al año, había cerrado sus puertas.
 

Después de semanas de persecución, pasando por un pilar y un poste y diciéndole que era completamente imposible, Cohen logró comunicarse con el director de Auschwitz-Birkenau.


 
La persistencia y la oración estaban a punto de dar sus frutos. “Era una mujer polaca que también habla francés”, dice Cohen.
 
“Soy de Montreal, así que hablo francés. Le hablo, me ama, le encanta la idea. Pero luego dice 'Lo siento, filmar en Auschwitz-Birkenau, eso no es algo que permitimos, con esta tecnología'.
 
“Así que dije escucha, eres la última clave para mi gran sueño, por favor ayúdame. Y luego ella dijo: 'sabes qué, envíame un resumen'".
 

Cohen envió el informe y esperó ansiosamente con sus compañeros cineastas. Entonces ella recibió la llamada telefónica.
 
“Puedes venir el lunes por la mañana. El museo estará abierto, solo para ti, durante tres días’. Fue increíble, realmente tuvimos un milagro”.
 
Consiguieron llegar allí, viajando por Ucrania y otros lugares, en un viaje de 27 horas, y rodar la película.
 

Estaban solos, en un lugar generalmente lleno de gente, y el rabino Goldwasser, el guía, estaba preocupado por ser filmado sin la interacción en vivo de un grupo.
 
Pero no tenía por qué haberse preocupado. Luego le dijo a Cohen: “Normalmente estoy aquí con seres humanos. Hoy estuve aquí con los neshamós (almas de los muertos)”.
 
Creció con muchos sobrevivientes. “Nuestros espectadores escuchan historias que él realmente escuchó de ellos”, dice Cohen. “A través de sus historias, nos conectamos con la historia más grande y dolorosa que le sucedió al pueblo judío.
 
“Los sobrevivientes están desapareciendo todos los días. Nuestro trabajo ahora es tomar sus historias y contárselas a nuestros hijos y a nuestros hijos, para transmitirlas como un recuerdo.
 
“La historia es algo que está fuera de ti y lejos de ti y algo que aprendes, pero un recuerdo es algo que sentiste, escuchaste, oliste, que está dentro de ti. Así que ese es nuestro trabajo”.
 
La película, junto con 200 auriculares VR, está disponible para grupos en todo Israel y también se puede ver todos los días en Jerusalén.
 
 

Ultimas Noticias Ver más

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

22 Febrero 2024


 Cómo Elegir un Líder - Lo Sublime y lo Mundano - La Alegría de una Mitzvá - Consolar a los Dolientes            

Hasta siempre, querida Charlotte
En comunidad

Hasta siempre, querida Charlotte

21 Febrero 2024


Por Roberto Cyjon

Esta página fue generada en 0.0439329 segundos (4250)
2024-02-23T06:51:50-03:00