Noticias

La Visión Estratégica a Largo Plazo de Irán Se Basa en la Disuasión Nuclear

Por Dr. Reza Parchizadeh 

Fuente: https://gulfif.org/

A medida que la administración de Biden intenta secretamente restablecer una versión modificada del Acuerdo Nuclear de 2015 con Irán, las agencias de inteligencia europeas informan que Teherán ha intentado consistentemente eludir las sanciones occidentales. Irán tiene como objetivo obtener conocimientos avanzados, tecnología y materiales para su programa nuclear, lo que podría llevar a la prueba de una bomba atómica.

Las afirmaciones de una fatwa que impide que Irán desarrolle armas nucleares

A lo largo de los años, los defensores de la reconciliación con Teherán en Occidente han insistido en que el programa nuclear de Irán tiene fines pacíficos, no la creación de armas nucleares que puedan amenazar la seguridad regional y mundial. La evidencia típica presentada por estos defensores es una fatwa, o decreto religioso, supuestamente emitida por el Líder Supremo Ali Khamenei, que prohíbe estrictamente cualquier uso militar de la tecnología nuclear.
 

Un ejemplo notable es un artículo titulado "Acoja la fatwa" ("Embrace the Fatwa"), publicado en Foreign Policy el 7 de febrero de 2013, escrito por Hossein Mousavian. Mousavian fue el principal negociador nuclear iraní durante la mayor parte del mandato de Khatami (1997-2005) y fue el segundo solo después de Hassan Rouhani durante su dirección del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán.

En el artículo, Mousavian afirmó que el entonces Ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Ali Salehi, anunció una propuesta significativa basada en la fatwa del Ayatollah Khamenei contra las armas nucleares. Salehi declaró que Irán estaba dispuesto a convertir la fatwa en un documento secular y legalmente vinculante en las Naciones Unidas, lo que comprometería al gobierno con los principios de la fatwa.

Mousavian enfatizó la importancia de la fatwa, destacando la fuerte conexión entre la religión y la política en Irán. Explicó que las fatwas del Líder Supremo tienen tanto un significado legislativo como religioso debido a la constitución iraní, que otorga al Líder Supremo la autoridad suprema sobre los tres poderes del gobierno. Por lo tanto, la fatwa tiene el estatus de ley y no está sujeta a ninguna forma de revisión
 

La pregunta crítica que surge es si esta supuesta fatwa puede ser tan vinculante como para asegurar al mundo las intenciones pacíficas de las altamente sospechosas actividades nucleares de Irán. Para responder a esto, debemos adentrarnos en la jurisprudencia y comprender la verdadera naturaleza de una fatwa.

En la jurisprudencia chiita, una fatwa es una declaración de la voluntad divina sobre asuntos generales de fe comunicada a la comunidad de creyentes. Esto se hace después de que un jurisprudente reflexiona e investiga a fondo los fundamentos y razones de un asunto de fe, llegando posteriormente a una conclusión sobre la voluntad divina. Sin embargo, una fatwa no es absoluta. Depende de numerosas variables, siendo la más significativa en el contexto de la República Islámica el concepto de "oportunidad política," que se refiere a lo que sea necesario para la preservación y supervivencia del sistema teocrático.

Esto significa que si una determinada acción, incluso si va en contra de la interpretación literal de una fatwa, se considera políticamente conveniente para los intereses del gobierno o del régimen, puede ser justificada y llevada a cabo. En el caso del programa nuclear de Irán, esto plantea preocupaciones sobre el grado en que la fatwa realmente limitaría las decisiones y acciones del gobierno, especialmente cuando se enfrenta a consideraciones políticas, de seguridad o estratégicas.

El escepticismo de la comunidad internacional surge del hecho de que, si bien la fatwa puede proporcionar una base para los esfuerzos de relaciones públicas para retratar las actividades nucleares de Irán como pacíficas, es posible que no sea una garantía suficiente contra posibles ambiciones nucleares. Dada la importancia de la oportunidad política en el proceso de toma de decisiones de la República Islámica, existe la duda sobre cuánto la fatwa limitaría realmente los esfuerzos nucleares de Irán, especialmente si el gobierno los considera estratégicamente necesarios para sus intereses.

Por lo tanto, si bien la fatwa puede tener algún valor simbólico, no se puede depender únicamente de ella para asegurar al mundo las intenciones pacíficas de Irán con respecto a su programa nuclear. La comunidad internacional busca mecanismos más concretos y verificables, como inspecciones exhaustivas y sólidas por parte de organizaciones internacionales, para garantizar la transparencia y evitar el desarrollo de armas nucleares.
 

En diciembre de 1987, el Ayatollah Khomeini, fundador de la República Islámica, articuló el principio de la oportunidad política para preservar el estado en una carta significativa dirigida al entonces presidente Ali Khamenei. Desde entonces, este principio se ha conocido como el "Estatuto de la Tutela del Jurista".

Según el Estatuto, la supervivencia y la conveniencia del sistema político islamista tienen prioridad sobre prácticas religiosas fundamentales como la oración, el ayuno y la peregrinación del hajj. Esto significa que el Jurista Supremo, quien también es el Líder Supremo, puede desestimar y anular todos los preceptos religiosos y fatwas para asegurar la supervivencia del sistema islamista. Por lo tanto, la afirmación de que una fatwa es perpetuamente vinculante se contradice con la inherente relatividad de cualquier fatwa.

Este principio, que es fundamental para la existencia de la República Islámica, fue famosamente encapsulado por Khomeini en la frase: "Mantener el sistema es lo más esencial de lo esencial".


 Una Amenaza para la Seguridad Global

Durante la administración de Obama, los defensores del régimen iraní en Occidente afirmaron fervientemente que la fatwa de Khamenei había sido oficialmente registrada en las Naciones Unidas. Sin embargo, esta afirmación parece ser una estratagema publicitaria, ya que no existe tal registro de la fatwa en la ONU.

En realidad, Teherán busca capacidades nucleares para afirmar y mantener el control sobre Oriente Medio y, a largo plazo, garantizar su supervivencia en medio de crecientes disturbios internos. La dirección iraní, incluidos los líderes religiosos y los generales de la Guardia Revolucionaria, esperan que la reticencia estadounidense a recurrir a la fuerza para defender a sus aliados en Oriente Medio les permita continuar con tácticas evasivas hacia Occidente y la AIEA, retrasando cualquier respuesta punitiva seria hasta que hayan desarrollado completamente sus capacidades nucleares. Todas las demás acciones, incluidas las negociaciones prolongadas e intermitentes con Occidente que no arrojan resultados, son meras tácticas distractoras para ganar tiempo.

La República Islámica es un prolífico productor de armas que amenazan la seguridad regional y recientemente global, incluidos drones kamikaze y misiles balísticos. Los ha utilizado contra Estados Unidos, Israel, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y, más recientemente, Ucrania (indirectamente a través de Rusia). Dado este historial, no hay razón para creer que el régimen dudará en adquirir un arsenal de armas nucleares para mejorar aún más sus capacidades militares.
 

Irán es ahora claramente un estado cercano al umbral nuclear, poseyendo la experiencia técnica y el material fisible necesario para crear un arma nuclear. Su progreso en esa dirección es irreversible, acercándolo cada vez más a convertirse en un estado totalmente armado con armas nucleares. Tal como está, Oriente Medio y Occidente se enfrentan a la posibilidad de un régimen irresponsable armado con armas nucleares que podría, en cualquier momento, perturbar el equilibrio global de poder al anunciar una prueba nuclear exitosa. Este evento, junto con acciones agresivas de Rusia y China, podría potencialmente sumir al mundo en un conflicto global.

Las opiniones expresadas en este artículo son las de los autores y no reflejan necesariamente las opiniones del Gulf International Forum.
 

 

Ultimas Noticias Ver más

Shani Goren, entre la libertad y la preocupación
Entrevistas

Shani Goren, entre la libertad y la preocupación

16 Junio 2024


La joven israelo-uruguaya que volvió de Gaza, pero aún no logra volver a la normalidad

Esta página fue generada en 0.0524840 segundos (8464)
2024-06-17T13:17:04-03:00