Cultura

Los sobrinos de Mercedes Sosa llegan a Israel a cantar sus canciones

Conversamos con Coqui Sosa, emocionado de cara a su nueva visita 

Los amantes en Israel de la música de la inolvidable Mercedes Sosa podrán disfrutar de sus canciones, en boca de sus sobrinos los músicos Coqui y Claudio Sosa, en dos funciones que se llevan a cabo próximamente. El 5 de setiembre a las 20.30 en Mishkan Haomanuyot en Raanana y el 9 de setiembre también a las 20.30 en Beit Hamúzika en Beer Sheba. En ambas ocasiones, se podrá disfrutar también de los artistas invitados Galit Giat, Dorit Reuveni, Tania Vinokur, el Ensamble Folkórico Israelí y Fernando Naymark.

 

Las entradas se pueden adquirir en LEAN, accediendo a través del link que aparece al apretar AQUÍ.

 

De cara a la presentaciones, conversamos con Coqui Sosa, quien ya ha estado en varias ocasiones en Israel y nos cuenta sobre su vínculo, compartiendo además con nosotros recuerdos de la vida personal y profesional con su tía Mercedes.

Este es un resumen del diálogo que no pudo menos que dejarnos con gran expectativa de cara a su llegada.

Cabe destacar que Coqui y Claudio Sosa son músicos profesionales con larga trayectoria.

 

 

 

P: Coqui, contame ante todo por favor sobre tu vínculo con Israel. Entiendo que has estado en varias ocasiones. 

R: Te diré que tengo un vínculo muy fuerte con Israel. Fui por primera vez en junio del 2008 a cantar con Viola Simón. La tía Mercedes estaba muy contenta con mi viaje porque ella también tenía un sentimiento muy similar al que tengo yo de cariño, de afecto a Israel. Aún recuerdo su última gira por Israel, recorriendo de punta a punta, con teatros llenos. 


P: No era para menos…


R: Claro. Vos estuviste allí.

R: Así es. Fui a conciertos suyos en Israel y también tuve el privilegio de entrevistarla dos veces.Inolvidable.

P: La verdad que aquella gira fue emocionante. Seis meses después de morir la tía volví a Israel, en marzo del 2010, a inaugurar el bosque en su memoria, que está en Yatir, en el sur de Israel. Después volví en el 2018 , con el gobernador de Tucumán, como embajador cultural de mi provincia. Luego volví en pandemia pero tuve finalmente sólo uno de los cuatro shows planeados porque todo se suspendió y me tuve que volver a Argentina. El año pasado fui a cantar con mi ahijado y otros artistas que hicieron un homenaje a la tía y este año vamos muy pronto con mi hermano Claudio, para mostrar un espectáculo que nosotros hace muchos años hacemos que se llaman Los Sosas. Cantamos cancioes de la tía Mercedes.

P: Y me atrevo a suponer que no alcanza con vender entradas. Tenés que sentir cierta afinidad, sentirte cómodo ¿verdad?

R: Claro. En Israel siempre tengo a sensación que la gente valora el arte. Yo creo que eso tiene que ver con los años milenarios de un pueblo que refleja en la cultura y en el arte  su amor y su respeto.

P: Seguramente ya lo habrás captado, pero el tema es también que lo latino gusta mucho en Israel.


R: Justamente me lo dijo una vez Yair Dori, que me conocería no sólo el público de raíces latinas


P: Y Yair Dori sabe lo que habla. Para quien no lo conoce, es el gran empresario argentino israelí promotor de todo este tema de  los espectáculos latinos en Israel, y fundador en su momento del canal Viva, que fue el que empezó con las telenovelas argentinas y luego de toda Latinoamérica en Israel.

R: Así es. En mi caso me parece que tiene que mucho que ver también con el repertorio, las canciones que yo elijo, que creo que van más allá de la barrera del idioma. Eso viene  obviamente de mi formación con Mercedes, con Yupanqui, con tantos artistas que buscaron un mensaje universal. Me pasa a mí mismo que cuando viene alguien de afuera, quizás uno no entienda literalmente lo que dice la canción, pero sí lo que quiere expresar. Y me parece que eso sucede con un pueblo que tiene una valoración por el arte y la cultura. Y mi mensaje es de unidad, de solidaridad, de tener una mirada hacia el ser humano, no es sólo el paisaje. Eso genera puentes creo yo. Desde la cultura, en este mundo convulsionado, nosotros proponemos puntos de encuentro. Son muchos los temas que uno puede encarar desde la canción. Esa es la idea más grande que tengo de la tía Mercedes.
 

 

Sobrinos de Mercedes Sosa: ¿un privilegio o una carga?

P: Antes de hacer esta entrevista me habías comentado que Mercedes fue como una madre para vos, no sólo tu tía.¿En qué medida el ser sobrinos de Mercedes Sosa es una tarjeta de presentación importante cuando ustedes cantan? 

R: Te cuento que mucha gente me pregunta si me pesa ser sobrino de Mercedes Sosa. Yo, la verdad, siempre respondí, tanto cuando estaba como ahora que no está, que a mí jamás me pesa, porque el amor no puede pesar, el amor no te puede molestar. Lo que sí genera ser su sobrino es un sentido muy grande de la responsabilidad. Y tengo claro que también general expectativas en la gente, que se pregunta “a ver si canta como ella”.

P: Justamente a eso iba.

R : Mirá…¿Tengo una historia o la posibilidad de hacer una historia como la de ella? No. Daré mi historia como sea, como pueda, pero estamos hablando de una artista única, que creo que en el mundo, en la historia mundial , hubo pocos como ella.Lo que sí yo puedo es caminar el camino que camina ella, y que ella marcó, el que ella me enseñó, el que me dijo: mirá, por aquí es. Que es lo que hablábamos recién. Después, por supuesto, yo canto por ser sobrino de ella, se lo dije a ella, porque yo lo primero que escuché ya de niño fueron sus canciones. Ella tuvo gran influencia en mi decisión  de cantar, por la que dejé en tercer año de arquitectura. Mi objetivo en aquel momento era cantar en forma no profesional y seguir con arquitectura, pero ella me invitó a cantar. Y así se dio el cambio.

P: Realmente cambio de vida.

R: Así es. Y teníamos una broma divertida, porque ella me pedía disculpas por haber hecho en realidad que yo cambié mi camino. Y yo le decía, no tía, disculpas no, gracias a usted, le digo gracias a usted, porque la verdad, si no fuera por usted, yo no podría haber sido artista, que en definitiva, a los 17 años, no podría haber sido mejor elección en mi vida.

 

P: Es impresionante dedicarse a lo que le da a uno plenitud . Pero además, me imagino que ella con la trayectoria y la fama que tenía no iba a querer arruinar una presentación con alguien que no vale.  No te va a invitar solo porque te quiere como sobrino. 

R: Yo te agradezco muchísimo por tus palabras. Eso no lo quiero decir yo.

P: Está bien, lo digo yo. Pero realmente es cuestión de lógica pura.

R: Sí , es cierto. El  otro día encontré un audio que me mandaron, me emocionó, me puse a llorar porque ahí ella habla de mí, yo no lo había escuchado nunca. Ella dice justamente eso, yo no la invito a cantar a Coqui, porque es mi sobrino, porque lo quiero, sino porque él canta muy bien, porque sus canciones tienen mucho valor. Porque ella a mí me toma en dos aspectos, como artista, cantante y como artista, compositor. En sus dos últimos discos, ella grabó dos canciones mías, que me invitó a cantar con ella, que es lo que yo canté en Israel con ella. Pero además me lo dijo claramente que nunca me invitaría a cantar con ella por obligación, que eso no estaría bien, sería una falta de respeto a mí mismo y a la gente. Y ella cantaba dos canciones mías. Yo lo tomé como una señal de honestidad, porque cuando uno quiere una persona, muchas veces cree que lo ayuda o lo puede ayudar haciendo algún camino corto pero eso en realidad no ayuda.

P: ¿También trataba de enseñarte, de guiarte?

R: Claro. Me decía “mirá Coqui, esto es muy lindo, por eso hay que  estudiar, hay que formarse, no puedes no estudiar, tenés que estudiar todos los días”. Y ella, tres meses antes de morir en el sanatorio, tomaba clases de canto. 

 

Los conciertos en Israel

P: Los espectáculos en Israel se llaman “Cantamos Mercedes Sosa”. Y aunque vos y Claudio tienen vuestras propias carreras artísticas, es natural que el público quiera a través de ustedes escuchar a Mercedes.

R: Sí, claro. Todas  las canciones que nosotros llevamos son canciones que cantaba la tía Mercedes, con una forma de cantar nuestra, pero que está muy ligada a las versiones originales. O sea, no hacen un cover, una copia de la versión, pero sí con el mismo espíritu y la misma idea y sobre todo conceptual de la canción. Además,  no podemos hacer una copia de lo que hace la tía Mercedas, porque es imposible copiar a alguien que fue tan grande. No  sería viable ni sería honesto. Pero sí, son todas las canciones que ella cantó.  Nosotros vamos a mostrar lo que la gente está esperando, que es encontrarse con aquel mensaje de la tía Mercedes, con aquel mensaje de la generación, que es desde la poesía a tratar de cambiar las cosas, proponer.

Y te destaco “Canción con todos”, que es un canto a la unidad, que es lo que buscamos a nivel mundial. También “Gracias a la vida” lo transmite.

P: Debo decirte que hay una cosa, la única, que no me gusta de "Canción con todos": que no mencionan a Uruguay. Eso siempre me molestó. Aparecen muchos países, pero Uruguay no.

R: Sí, es verdad. Sabés, claro, que no lo escribió mi tía. Pero mi tía veía a Uruguay como un país muy bueno. Su hermano también vivió en Uruguay. 

 

Hermanos y colegas

P: Coqui, en Israel se presentan vos y tu hermano Claudio. Contame algo de él y de vuestro trabajo juntos. 

R: Te diré ante todo que él visitó Israel hace dos años. En su momento fue la primera voz de la Misa Criolla.

P: Qué impresionante….Hace muchísimos años entrevisté justamente a Ariel Ramírez en Israel.

R: Hace dos años fue con Facundo, el hijo de Ariel Ramírez.  Anteriormente había cantado en el Vaticano con Patricia Sosa ante el Papa Francisco. Esa es una parte de él. La otra parte es una trayectoria donde compuso con la tía Mercedes, grabó. Tiene una trayectoria muy grande. Cada uno lleva su camino y de vez en cuando nos juntamos a cantar. Te diré que es un poquito como emulando lo que hacíamos en la casa de mi abuela, la mamá del Mercedes. Nosotros, además de ser una profesión, nosotros llevamos esto como una forma de vida. Nos juntamos a comer algo y aparece una guitarra y empezamos a cantar para nosotros. Y eso lo podemos hacer contigo también en Israel si tenemos un tiempito, quizás lo vamos a tomar un café y compartimos un ratito juntos, porque también es la amistad.

P: Me encantaría. Divino.

R: Es que para nosotros, para mí y para mi hermano es muy importante no cortar los lazos de nuestros orígenes, que son las guitarras, y compartir en un fogón, en un café, en unos mates como acá en Tucumán, por esa hermandad que se genera. 

Y volviendo a Claudio, te cuento que tiene una voz que no es tan parecida a la mía. Nos complementamos porque Claudio tiene una media voz muy linda. Yo tengo una potencia por ahí más marcada y entre los dos cubrimos muchas veces algunos de estos colores que la tía Mercedes dibujaba con su canto.Para hacer lo que hacía la tía Mercedes, tú te tenés que juntar entre varios. Ella era la suma de muchas cosas.De pronto te cantaba una samba y te aparecía con una canción en portugués o te aparecía cantando un tango. Eso hay que tener, hay que tener esa ductilidad y esa posibilidad de expresar.

 

Mercedes, entre casa

P: ¿Qué podés contarnos de la tan querida Mercedes de bendita memoria, de cosas que quizás el público promedio no conoce y que ustedes como sobrinos sí conocieron de cerca?

R: Yo te puedo contar muchas cosas, pero en Israel te daré de regalo el  libro que edité el año pasado y que este año reeditamos en la Feria Internacional del Libro, con 14 historias que yo tengo a lo largo de 30 años con ella, de la Mercedes de la intimidad familiar, con la que yo viajé muchísimo. Y esta Mercedes, que consolidó en lo que ella cantaba con lo que ella practicaba en su vida personal. Porque muchas veces hay artistas o dirigentes que plantean una forma y después cuando los conocés esto no tiene nada que ver con lo que hacen. La tía era totalmente distinta en eso. Era una persona muy solidaria, la persona que le daba a la familia, le daba un lugar muy importante en su vida, nuestra familia. Siempre planteaba que nosotros éramos muy importantes en su vida. Había  nacido en un hogar muy pobre, donde vivían en una sola habitación, donde el hambre realmente los tenía aprisionados. Ella salía a trabajar. Eso me lo cuenta mi papá.

 

P: O sea el hermano de Mercedes.

R: Exacto. Ella le llevaba 11 meses a mi papá. Mi papá también me decía el dolor de panza, del hambre que se siente cuando vos comes una sola comida al día y a la noche, mucho mate cocido, mucho té para engañar al estómago rápido y te vas a dormir. O sea, ella vino de una familia muy pobre, sin embargo, esta pobreza, a ella no la hizo ni tener rencor ni que cuando logró salirse la pobreza se olvide de lo suyo, al contrario. Siempre ayudó.

Y cuando cantaba "Hay un niño en la calle", por ejemplo, esa canción tan triste, lo hacía con esa  autoridad de haberlo vivido, haberlo sentido, de haber pasado ese dolor. Y ella, incapaz de matar una mosca, decía que era anarquista pero pacifista. Era una mujer de valores, no sólo una gran cantante. Y todo eso lo recordaremos también a través de nuestro homenaje a ella en el espectáculo en Israel.


P: Estaremos esperándolos Coqui. Gracias mil.

R: A vos, de todo corazón.

Ana Jerozolimski
(23 Agosto 2023 , 03:19)

Ultimas Noticias Ver más

Israel ajusta las instrucciones de defensa civil
Noticias

Israel ajusta las instrucciones de defensa civil

13 Abril 2024


¿Cuánto tiempo hay para protegerse?

No ven y no quieren ver
En comunidad

No ven y no quieren ver

12 Abril 2024


Fuente: El faro de Occidente Por Marcelo Gerstenfeld Leibner

Esta página fue generada en 0.0542920 segundos (2576)
2024-04-14T05:14:02-03:00