Noticias

Las emociones comunitarias y personales de Efrat Godet este Pesaj

 

Efrat, esposa del Rabino Max Godet de la Kehilá, tiene su propio rol protagónico en la organización de diversas actividades comunitarias, y el Seder de Pesaj es indudablemente una de sus perlas. Ya está abocada a los preparativos y comparte con nuestros lectores su sentir y su visión en estos momentos.

 

P: Efrat querida, se acerca una de las fiestas más lindas del calendario judío, Pesaj. ¿Con qué espíritu estás preparándote?

R: Como todos los años, desde la Kehilá nos preparamos para Pesaj con un espíritu de generosidad, solidaridad y compromiso. Este es un momento para recordar la libertad y la redención, y para mí, eso significa dedicarme a proporcionar todas las herramientas para que la Comunidad viva los jaguim , las fiestas, de forma significativa y sientan esa libertad que gracias a Dios tenemos de poder conmemorarla. Esto abarca desde la supervisión de productos kosher para Pesaj, proveer Matzá para el Jag, y un mega Seder Comunitario para 250 personas.

P: ¿Cómo combinas lo personal y familiar con lo comunitario?

R: Combinar lo personal y lo familiar con lo comunitario no es tarea fácil. En mi casa se respira comunidad, pero también nosotros y los niños tenemos agenda propia, por lo que debemos aprovechar cada minuto para cumplir con nuestras propias expectativas,ya que los Godet somos bastante exigentes. Pero más allá de las responsabilidades, lo tomamos como una gran oportunidad de conectar y también de vivir nosotros un judaísmo vibrante y significativo. Pesaj me inspira a dedicar tiempo a mi casa, ordenando cada rincón, sacando todo lo que sobra y renovando las energías y mi trabajo es la oportunidad de expresar mis valores y prioridades en la vida, ya que conectan profundamente con mi misión.

P: En la Kehilá hay una tradición importante en la noche de Pesaj, un seder compartido... bueno, el Seder siempre se comparte pero este es muy

especial ¿verdad?

R:¡Absolutamente! Desde hace muchos años es siempre una experiencia compartida muy significativa. El Seder comunitario es famoso y las personas llaman a reservar su lugar con un mes de anticipación. Se ha convertido en un momento donde nos reunimos como una gran familia. Cada año, en la noche del Seder, se vive un clima de emoción, unidad y conexión, y esa satisfacción de misión cumplida es inexplicable con palabras.

Todos los detalles son preparados con mucho amor, desde la preparación de la lista de invitados, el menú, la comida, la decoración, juegos para los niños, todo. Formamos un gran equipo de trabajo y todo se prepara a pulmón. Trabajamos en conjunto con la Fundación Tzedaká que invita a sus usuarios, la Escuela Integral que nos presta la cocina para la preparación de la comida y un gran equipo que con mucho amor piensa todos los detalles para que sea único, y cuyo objetivo es crear un ambiente significativo para cada persona que asista y para que vivan los jaguim de forma significativa. Nos enfocamos en crear un espacio donde todos se sientan valorados y bienvenidos.

Hace muchos años iba como joven soltera para “animar” y cantar en el seder y siempre me generó mucha admiración. La vara de ese evento siempre estuvo alta, y para mi es un gran desafío asumir el compromiso de la organización.

P: ¿Qué vivencias especiales atesoraste en años anteriores del seder de la Kehila?

R: Todas las vivencias me emocionan mucho hasta las lágrimas. Ver la conexión intergeneracional en las mesas, o personas que están solas y también se emocionan de compartir y nos agradecen, o que te digan lo rica que estuvo la comida siendo que no es fácil cocinar para 250 personas. La gente se acerca a agradecer con lágrimas en los ojos, pero más agradecida siempre soy yo y ese sentimiento convive conmigo todo el año.

 

P: Hermoso. No en vano se dice que cuando uno hace algo por los demás, ante todo es uno mismo el enriquecido en valores y sentimiento.Creo que es justo recordar que la generosidad del hoy y fallecido León Lempert Z”L hizo posible durante muchos años este Seder. Pero además, eso sigue, en su memoria, ¿verdad?

R: Así es.La familia Lempert son ángeles en nuestras vidas que nos dan la oportunidad de hacerlo posible. Me confían el evento de ojos cerrados y somos socios en esta gran mitzvá. Sin duda, la dedicación y el compromiso de León Z”L con la comunidad dejaron un legado duradero que continúa impactando positivamente a tantas personas en la actualidad, incluso después de su partida, y es digno de admiración y un modelo para todos.

P: Y qué mejor homenaje a su memoria que el hecho que sus hijos continúen su camino. Efrat, es ineludible, este año, tener presente los terribles eventos en Israel el 7 de octubre en Israel. Y el hecho que justamente en la fiesta de la libertad, aún hay 133 secuestrados en Gaza.¿Cómo lo vivís?

R: Este año en particular, es inevitable tener presente todo lo que vivimos, y especialmente en Pesaj, donde celebramos la libertad. Los hechos generan un dolor que solamente podremos transformar con más compromiso, más vivencia, más conexión con nuestras raíces. Como está escrito en la Hagadá “en cada generación hubo enemigos que quisieron exterminarnos, pero Dios nos salvó de sus manos” Y nos seguirá salvando, así como nos salvó milagrosamente de cada misil lanzado por Irán en los últimos días.Y ese fuerte deseo que tenemos de que todos sean liberados pronto, debemos expresarlo aumentando nuestra conexión con ellos y con nuestra identidad como Pueblo con nuestras propias tradiciones.

P: Voy a sonar medio hereje Efrat, perdoname, pero confieso que muy a menudo me pregunto por qué Dios permite tantas veces que entremos en situaciones en las que tenemos que esperar que nos salve…Y los misiles, sin el sistema de defensa anti aérea de Israel,no quiero ni pensar qué habría pasado con ellos. Pero sé que estoy mezclando cosas . 

R: Tocaste en la tecla en un tema que me apasiona. Dios nos entregó el mundo en nuestras manos. Nos brinda la capacidad de generar la salvación a través de nuestras acciones y elecciones. A través de toda nuestra historia y liturgia queda demostrado que la protección divina solo se materializa cuando la generamos y construimos activamente. Los responsables en definitiva somos nosotros, lo que sucede es que a veces nos olvidamos de ese poder que tenemos. Nos dividimos por cosas menos importantes, o nos distraemos de lo que realmente es importante. Pero sepamos, que ni el sistema de defensa más perfecto podría funcionar si no fuera con la ayuda de Dios.

P: Gracias mil Efrat por este comentario. Mi papá adorado decía algo muy similar, que Dios entregó a la humanidad el mundo, la materia prima, y que los hombres (y mujeres) deben saber manejarla bien. 

R:Así lo creo.

P: ¿Hay algo que quisieras agregar?

R: Quisiera agregar mi profundo agradecimiento, a la familia Lempert, a la Kehilá, a todas las instituciones mencionadas con quien formamos un gran equipo, a Michi y Ori que me ayudan tanto en los preparativos, dos jovencitas que se sumaron al pienso del evento desde hace un par de años, a mi familia, que me bancan en mi locura, ya que, además este año, en menos de un mes, conmemoramos la Bar Mitzvá de mi hijo mayor, por lo que estoy durmiendo poco últimamente, y a vos Ana, que estás pendiente siempre de todas las conmemoraciones importantes del Ishuv.

P: Muchas gracias Efrat. Jag sameaj, feliz Pesaj a toda la familia, a la Kehilá y enhorabuena por la Bar Mitzvá en camino. Que celebren siempre con felicidad y plenitud.

R: Muchas gracias.

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0565681 segundos (8075)
2024-07-12T13:22:11-03:00