Entrevistas

Spektorowski contra el odio, el antisemitismo, la discriminación y la ignorancia

Alberto Spektorowski, nacido en Uruguay y radicado desde hace décadas en Israel, es un muy reconocido Profesor Emérito de Ciencias Políticas en la Universidad de Tel Aviv, invitado a menudo a disertar en otras instituciones educativas, entre ellas en Uruguay y España. Recientemente fue invitado a dar una conferencia en un curso de la Facultad de Humanidades de la Universidad de la República en Montevideo sobre laicidad. Pero el gremio estudiantil comenzó a intentar escracharlo en las redes sociales, publicando posters con su imagen y acusación de “sionista” –presentándolo como un insulto- y de “genocida”. Lo increíble es que por la presión de dicho gremio, la Facultad aceptó suspender el curso por ahora, evidentemente amedrentada por la actitud prepotente de dicho gremio.

Conversamos hoy con el Profesor Spektorowski. Este es un resumen de su contundente respuesta.

 

P: Alberto, con la locura que está pasando, uno no sabe realmente por dónde comenzar. ¿Qué quisieras aclarar sobre este escándalo?

R: Yo acepté la invitación a dar una clase en el marco de un curso de la UdelaR, como acepté también el año pasado. De repente me llaman amigos a decirme que vieron posters míos en el Instagram. Y cuando me fijé, entendí que acá hay un lío bárbaro con acusaciones de una cantidad de barbaridades. Para mi está claro que ser sionista no es un insulto sino que lo soy y a mucha honra, pero decían también “genocida” y esas cosas y me pareció que se estaba tornando muy caldeado el asunto.Pero cuando era sólo el tema del poster pensé que todo seguía normal. Unos días después ya me di cuenta que vendría otra cosa. Sentí que la gente de la Facultad que me había invitado a dar una clase en el curso estaba asustadísima y también dolorida. ¿Qué le puedo decir a alguien que tiene miedo? Definitivamente, se asustaron. No cancelaron el curso pero lo pospusieron. Si esperan que todo esté mejor, es muy relativo qué significa eso. Por ahora, el curso se postergó, no sólo mi clase porque todos los demás disertantes se solidarizaron conmigo y dijeron “si Alberto no da la clase, nosotros tampoco”. 

 

P: Eso es importante. Pero si bien esa actitud es positiva y además no es que juzgás a quien se asusta de una cantidad preopotente en su contra, la pregunta es si de la Universidad de la República no tiene que haber una posición más principista, porque lo que pasó es permitir la discriminación. 

R: Por supuesto, por supuesto. Yo entiendo que  va a haber una interpelación a la Universidad en el Parlamento uruguayo. Como cuestión de principio la universidad no se puede rendir ante esto.  

 

P: Aquí hay dos niveles. Por un lado, esperar una actitud valiente, principista, que honre la tradición de la educación uruguaya. Y por otro hay que poner los puntos sobre las íes ante la gente que demoniza y miente. No sé qué es más preocupante, el odio antisemita o la ignorancia, cuando se trata de un gremio estudiantil. ¿Qué te parece?

R: Estoy completamente de acuerdo con lo que decís. El problema acá es que no hay lo que discutir. Podría discutir con viejos fascistas intelectuales de los años 40 y 50 que entendían de lo que estaban hablando. Estos no entienden nada. No entienden absolutamente nada. Es como un rebaño que se junta con dos o tres informaciones, dos o tres banderas y a otra cosa.

Yo no discuto que acá ha habido una desgracia muy grande con la cantidad de muertos que ha habido en Gaza. Pero vamos… hay que entender cómo empezó todo esto. Hay que entender quién hizo qué.

 

P: Recordemos que Hamas cometió una masacre salvaje el 7 de octubre en el sur de Israel, asesinando a 1200 personas, la mayoría civiles, torturando, violando, mutilando, entre los muertos decenas de menores de edad , también niños, secuestró a más de 250 personas y de ellas de las 132 que todavía están en Gaza, ya está confirmado que por lo menos 38 están muertas. Después de ese ataque Israel reaccionó y lanzó una respuesta dura contra Hamas.

R: Exacto. Ese es el orden. Y si quieren ir a más profundidad, también se puede, pero estos no quieren saber absolutamente nada. Es muy preocupante esta nueva generación y pensar de que de ahí salen los próximo líderes. Al menos en eso hay que pensar cuando uno ve lo que ocurre en los campus universitarios de Estados Unidos porque de Harvard, Yale y demás salen los líderes. Por eso no me cabe duda que va a ganar Trump.

 

P: Te diré que cuando escribo sobre este tipo de cosas, soy muy renuente a hablar de manifestaciones “pro palestinas” porque pienso que quien realmente quiere ayudar a los palestinos debería exigir que se libere de Hamas. ¿Cómo explicarías vos quiénes son los responsables de la situación en la que viven los palestinos en Gaza,gobernados por Hamas desde junio 2007?

R: Esto lo trato de explicar en forma teórica y práctica todo el tiempo. Gaza, si no estuviese bajo el control del Hamás, o si Hamas se dedicara a la población, no a su infraestructura terrorista, se podría transformar en Singapur. Es un lugar maravilloso, pero las inversiones millonarias que recibieron fueron para crear una ciudad subterránea. Si hubieran tomado otro rumbo tendrían una maravilla de ciudad.

Y entonces te dicen “pero Gaza está bloqueda por Israel”. Imaginate qué habría pasado si no hubiera habido bloqueo.

P: Que además es legal, lo determinó inclusive una comisión de la ONU la comisión Palmer años atrás.

R: Así es. Dicho sea de paso, también Egipto bloquea, no quiere dejar entrar ni un palestino. Digámoslo claramente. Pero digamos que se termina todo este conflicto, que aunque no haya paz podría Hamas decidir que aunque somos enemigos, no quiere más guerras. No habría ningun problema. Y con todas las inversiones que entran, podrían tener mucho más dinero que lo que Israel soñó en su vida para sus necesidades.

 

P:Esa es la desgracia: que tienen otras prioridades: 

R: Exacto. Cuando a Sinwar, el jefe de Hamas en Gaza, le preguntaron si no considera que si sigue la guerra pueden morir 10.000 o 20.000 palestinos…y él se rió y dijo que pueden moriar 100.000. A él no le importa. Uno puede decir que eso es el Islamismo radical más puro, esa ideología. ¿Pero qué tiene que ver con grupos que los apoyan y por otro lado defienden ideología de género? Es una locura.

 

P: Son los idiotas útiles que si van a Gaza con sus ideologías, los matan en la plaza central. 

R: Totalmente. Para mí, en definitiva, eso es lo que va a terminar con la izquierda. Yo creo que este es el último coletazo de la izquierda. Unir sus ideologías con el islamismo, ahí ya se les cae la estantería conceptual.

 

P: ¿Ves una explicación lógica de por qué la izquierda radical se alía de hecho con los elementos más reaccionarios del mundo? 

R: No te olvides que en un pasado, parte de la izquierda, lo que se llama la izquierda revisionista, la izquierda revolucionaria, fue base del fascismo. Así que sí, ya hay algunos precedentes, pero te puedo decir que los fascistas, en comparación con los islamistas, son bebés de pecho.  

Y el tema no es abanderarse con el tema palestino. No hay problema en que uno sea de izquierda y esté a favor de que los palestinos tengan su Estado. Pero lo que están haciendo ahora es otra cosa. Es de locos y van a terminar muy mal.

 

P: Creo que acá también cabe preguntar, a quienes condenan a Israel por la guerra, qué esperaban que haga Israel. ¿Qué se quede cruzado de brazos esperando la nueva masacre anunciada por Hamas?

R: Y no se necesita demasiada profundidad para saber que en Gaza es muy difícil saber quién es de Hamas y quién no, y quién colabora con el Hamas y quién no colabora con el Hamas. Israel se encontró en Gaza con una red impresionante, entre túneles, zulos de armas, en casas de familias, en hospitales, con la colaboración de la UNRWA, con cuarteles de Hamas debajo de las instalaciones de UNRWA. ¿No sabían?  Es una lucha prácticamente imposible. Y es imposible responder a una barbaridad como la que le hicieron a Israel y que no haya muertos inocentes. Es imposible.

 

P: Por lo que instaló Hamas entre los civiles y porque en todas las guerras hay muertos no involucrados.

R: ¿Y acaso Israel tenía que esperar a la próxima? Te violaron y mandan al abogado de la ONU para hacer una protesta pero vos no hagas nada porque vas a violar los derechos humanos. Es de locos. Y si hacés eso en el barrio en el que vivimos, Oriente Medio, es invitar nuevos ataques. Y ya dijeron que habrá otros, dos veces, tres veces, mucho más.Yo estoy convencido que Israel tiene que actuar de modo que Hamas nunca más pueda hacer algo así.

Si yo pudiese hacer la paz con ellos, la hago, con ellos o con cualquiera, no importa. Prefiero la paz que la guerra, pero es imposible porque el ADN de ellos es el concepto del terrorismo y que no hay términos medios en este conflicto. Ven la justicia según su interpretación y no hay punto medio. Y ya sabemos qué significa para ellos hudna, o sea tregua: cese de fuego hasta que se sientan más fuertes.

 

P: Alberto, para terminar, volviendo a Uruguay .¿Dirías claramente que es discriminació por antisemitismo, aunque lo disfracen de antisionismo? 

R: Sí, yo creo que hay mucho antisemitismo. Es un antisemitismo muy metido ahí abajo que resurge. Yo nunca lo había vivido así en Uruguay.

Creo que también es importante señalar que es un  grupo bastante pequeño dentro de la universidad. Que hace mucho ruido, eso es cierto. 

P: El problema es que logra amedrentar.

R: Totalmente.

P:¿Considerás que la sociedad civil uruguaya, políticos, intelectuales, quienes quieren proteger a Uruguay de la propagación del odio de cualquier tipo, en este caso antisemita ahora, tienen que levantarse y tomar una posición tajante, pública, contra lo que te hicieron, porque esto no es solo una cuestión de que es algo contra un país amigo, Israel, sino que esto es algo perjudicial para la sociedad uruguaya?

R:  Sí, yo creo que sí. A mí , en lo personal, no me importa. Pero sí, tienen que hacerlo por ellos mismos.

 

P: Y para terminar, ahora sí, vayamos a lo fundamental derivado de los posters en tu contra. Los discriminadores dicen sionista como insulto. Para ti es otra cosa. 

R: Ser sionista es luchar por la autodeterminación del pueblo judío en un Estado-Nación, que es el Estado-Nación en el que estamos nosotros. Me siento orgulloso de pertenecer a eso, sin ninguna duda, como puede sentirse una persona que sea nacionalista, quiera la nación en la cual nació, la que vivió, la que estuvo, por la que luchó, lo que sea, me siento orgulloso de eso.

No veo absolutamente nada de malo, pero en el caso particular, me siento orgulloso de todo ese movimiento que creó el Estado que sirve para la autodeterminación del pueblo judío. Me parece perfecto. No veo de eso nada de que pueda ser visto en forma incorrecta.

¿Por qué los estudiantes lo ven como algo negativo? Porque creen que el sionismo es un movimiento colonizador, al igual que el colonialismo francés en Argelia o el colonialismo británico. Obviamente que no tiene nada que ver una cosa con la otra. Acá los judíos no tienen metrópolis, es decir, no tienen a dónde volver.

Vuelven a la tierra de su origen, nada más. O sea, les guste o no les guste. Ahora, claro, pueden decir, bueno, a costilla de eso es que le quitaron la autodeterminación a los palestinos, pero es mentira, totalmente mentira.

Nosotros queremos nuestra autodeterminación y también aceptamos la autodeterminación de los palestinos, perfectamente. Si había tierra para todos, ¿para qué hubo una partición? ¿Para qué se ofrecieron opciones de paz con la creación de un Estado palestino? Puede ser un poco más grande, un poco más chico, un poco lo que sea, no importa. Pero se le ofreció un Estado para que puedan autodeterminarse, cosa que ellos no querían. Es un hecho, siempre lo rechazaron.

(En la próxima entrega: el análisis sobre la continuación o fin de la guerra)

Ana Jerozolimski
(09 Mayo 2024 , 19:09)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.1039321 segundos (54)
2024-05-25T00:07:37-03:00