Entrevistas

El ex becario uruguayo Carlos Rydström recuerda la visita a Nir Oz antes de la masacre

Siempre pensamos que la mejor forma de tratar de garantizar que no se juzgue injustamente a Israel, es que se le conozca personalmente, desde adentro. Que se capte su vida, su enfoque inclusivo, lo singular de su sociedad pujante y ansiosa de vivir en paz.

Quien lo vio de cerca muy poco antes de la guerra que estalló el 7 de octubre con el ataque de Hamas, fue  Carlos Rydström , Ingeniero Agrónomo, quien ocupó diversos puestos de responsabilidad en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en el gobierno actual.

 

Y resulta muy singular entrevistarlo hoy y saber que pocas semanas antes de la masacre perpetrada por Hamas, estuvo en el kibutz Nir Oz, uno de sus principales escenarios. Y que allí conoció a un gran asesor agrícola Gadi Mozes, que aún está secuestrado en Gaza.

 

A modo de presentación

Carlos fue Director Nacional de Descentralización y luego Director General de Desarrollo Rural, ejerciendo desde allí el rol de Presidente de la Comisión Honoraria para las Juventudes Rurales (CHJR) y del Sistema Nacional de Innovación y Desarrollo Rural (SNIDER).

Es militante del Partido Colorado desde los 17 años y actualmente se desempeña como Secretario General del Partido Colorado en Montevideo, máxima jerarquía departamental de esta colectividad política. Fue candidato a la diputación por Montevideo apoyando a Ernesto Talvi y actualmente apoya la candidatura de Gabriel Gúrmendez como candidato a diputado y miembro del equipo asesor en Agro.

Conversamos con él sobre aquella experiencia que vivió en el Israel pre guerra, cuando visitó lugares que luego se convirtieron, para su espanto al enterarse desde Uruguay, en escenarios de horror.

 

P: Carlos, ante todo te agradezco que hayas aceptado esta entrevista,de la que estamos hablando hace muchísimo, cuando Israel vivía tiempos menos alocados que los actuales, aunque nunca exentos de problemas. Estuviste becado en Israel y por eso estamos conversando para compartir tu experiencia, que creo es muy oportuno destacar en un número festivo celebrando un nuevo aniversario de la indepdendencia de Israel. Pero quisiera comenzar justamente por lo que pasó un poco después de tu regreso a Uruguay ya terminado el programa en Israel, la masacre, el asalto terrorista de Hamas.

R: Muchas gracias Ana, es un honor poder compartir mi experiencia contigo y los lectores. Pero sí, empecemos por ese horror que ocurrió tan solo unas pocas semanas después de finalizado mi programa en Israel.

P: ¿Qué sentiste, qué pensaste, cuando te enteraste del ataque terrorista del 7 de octubre? Me imagino que habiendo estado en Israel, se lidia con la noticia diferente que si se tratara de un país extraño para ti.

R: Fue una mañana terrible, seguida por todo un fin de semana de espanto y horror, por esta lejanía del Uruguay y su histori. Yo en lo personal, nunca me había sentido tan cerca y tan vulnerado por un crimen de este tipo, de los que lamentablemente el mundo ha visto varios desde que tengo memoria, pero que este fue diferente, conocí el lugar, conocí a la gente y en ningún momento de mi estadía en Israel me había sentido ni remotamente inseguro ni temeroso de una tragedia así.

P: ¿Habías estado en el sur, que fue la zona atacada?

R: Sí. Estuvimos en Nir Oz, recorrimos el Kibutz, comimos en el salón principal junto a los niños de la escuela local, recorrimos cultivos de granadas, maní y paltas junto a Gadi Mozes, de quien hasta el día de hoy esperamos noticias lamentablemente.

P: No puedo creer….Nir Oz, un kibutz del que casi el 30% de sus miembros fueron asesinados o secuestrados. Y en efecto Gadi Mozes, asesor agrícola, es uno de ellos. Ni sabe que su compañera en los últimos 18 años murió ese terrible 7 de octubre.

Gadi Mozes, secuestrado en Gaza. Carlos lo conoció personalmente

 

R: Así es… Estuvimos a tan solo 500 metros de la frontera con Gaza. Hasta el día de hoy no puedo creer como toda esa prosperidad se convirtió en horror y angustia humana en tan solo una terrible mañana de octubre.

P:  Realmente no hay palabras. Carlos…¿Qué te había parecido la gente?

R: Encantadora, amable y muy muy trabajadora, como todos los lugares que visitamos en Israel, siempre recibiéndonos con una sonrisa a la comitiva de latinos que llegábamos con mucha curiosidad y preguntas.

En los campos de papas. Atrás, Gaza.

 

El flagelo del antisemitismo

P: Carlos, habiendo estado en Israel e inclusive en el sur tan poco antes de la guerra, seguramente seguís el tema y estás muy al tanto. Como sabrás, cuando Israel respondió con el declarado objetivo de destruir a Hamas, empezaron las condenas, olvidando muchos lo que había ocurrido el 7 de octubre. Toda  esta situación desató también una ola terrible de antisemitismo en el mundo, nutrido más que nada de fuentes palestinas , árabes, islámicas. Vos no sos judío  y me imagino que en la dinámica diaria no estás expuesto a los detalles de todo esto. ¿Cómo ves el tema? ¿Lo has notado? ¿Te das cuenta que están pasando, también en Uruguay, cosas preocupantes?

R: Estoy tremendamente preocupado por el aumento de antisemitismo en Occidente. No pretendo con esto menospreciar la gravedad de los conflictos en Medio Oriente o las prédicas constantes de Irán u otras voces que desde hace mucho van por este terrible camino del odio, pero como uruguayo, descendiente de europeos de todas partes del continente y como Cristiano de Occidente, los epidosdios de antisemitismo que estamos viendo en las Américas y Europa me caen como un baldazo de agua fría.

Como político, creo en construir en mí país una sociedad cada vez más integrada y tolerante. Pensaba que a pesar de todas las divisiones y la fragmentación social, nunca vería cabezudo con colmillos y una estrella de David en la frente en una marcha en Montevideo, o que nunca tendría que ver videos de estudiantes de las universidades más prestigiosas de los Estados Unidos prohibiendo a profesores judíos entrar a dictar clases.

P: Vos lo decís y me vuelve a parecer increíble que estemos hablando de esto…

R: Exacto. Estoy realmente preocupado con estos retrocesos tan significativos en materia de tolerancia y convivencia, sobre todo cuando no vienen en forma de reacciones espontáneas por parte de personas ignorantes en alguna situación de vulnerabilidad. Veo sin duda un rebrote de antisemitismo supuestamente “fundado” y a cara descubierta.

A modo de resumen

En la ceremonia de fin del curso en Shfaim

 

P: ¿Qué te dejó esa vivencia israelí?

R: La reflexión de cabecera con la que volví, entre tantas, es que Israel está verdaderamente en el centro del mundo, en un punto neurálgico en la mezcla de religiones, filosofías y hasta civilizaciones que conviven en el mundo actualmente, lo cual le da una dinámica vibrante y una riqueza humana espectacular, que los hace vivir con velocidad e intensidad, aunque estos mismos factores sean los que pueden generar el caos, el horror y la muerte, como vimos pocos días después de mi retorno.

En Uruguay estamos en las antípodas, todo va lento, nada parece cambiar, nada parece ser nuevo… me traje la consigna de mirar a las políticas agropecuarias, y a la política en general con la misma inquietud de avanzar y salir adelante con la que se respira en Israel, pero también agradeciendo que esta lejanía del centro del mundo que tantas veces nos condena, tambien es una bendición.

P: ¿Hubo para vos un antes y un después del viaje a Israel?

R: Sin dudas que sí, fui criado con el dicho que dice que viajar es lo único en lo que gastas y te hacés más rico, y en particular, poder viajar en representación de mí país y mi gobierno, se valora de manera diferente. Lo que aprendí, lo intenté compartir inmediatamente con mi equipo en la Dirección y con mis colegas en el MGAP.

P: ¿Algo que quisieras agregar?

R: Me identifico con esa frase que dice “Soy humano, nada de lo humano me es ajeno”, y quiero reiterar mi apoyo y respaldo a todo el pueblo de Israel, pero particularmente a los familiares de las víctimas del 7 de octubre de 2023. Espero que la mayor cantidad de familias se puedan reunir y que nuevamente haya paz.

P: Amén, amén. Gracias mil Carlos por tu emotivo testimonio que tanto vale. 

R: Gracias a ti por el interés.

Ana Jerozolimski
(14 Mayo 2024 , 18:02)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0402420 segundos (16368)
2024-05-24T22:08:11-03:00