Noticias

Nerviosismo en Hezbolá

El creciente tono amenazador contra Israel de parte del jefe de la organización terrorista Hezbolá Hassan Nasrallah desde Líbano deja como primera impresión su disposición y casi deseo de una guerra amplia con Israel que vaya mucho más allá de los enfrentamientos actuales. Pero en realidad, puede estar reflejando precisamente lo contrario: sus intentos de disuadir a Israel a fin de evitar que le ataque con la fuerza que sabe que Israel puede ejercer en su contra.

Si bien nadie duda que Hezbolá es capaz de causar serios daños a Israel, también está claro que territorio libanés, desde donde Hezbolá opera, sería el blanco de una respuesta contundente de Israel. que también resultaría altamente destructiva para Hezbolá.

Cabe recordar que todos sus discursos de odio y tono amenazante, los pronuncia desde el bunker al que ha entrado en el 2006 tras la así llamada segunda guerra en Líbano,detonada por el secuestro de tres soldados israelíes que patrullaban la frontera del lado israelí, y el disparo masivo de cohetes a todo el norte de Israel.

Y eso le causaría complicaciones internas a Hezbolá, en un Líbano en el que se multiplican las voces criticando a Nasrallah y acusándolo de poner en peligro al país con sus provocaciones anti israelíes.

A ello se sumó este domingo una fuerte acusación publicada por el periódico británcio The Telegraph, según el cual Hezbolá esconde armas y municiones en el aeropuerto internacional de Beirut. El diario cita, sin nombre, a un funcionario del aeropuerto internacional Rafic al-Hariri, quien cuenta de "grandes cajas misteriosas" llegadas de Irán, que los empleados no tienen autorización de revisar. Agregó que un representante de Hezbolá suele llegar a la aduana y la impresión clara que los empleados tienen es que si hacen problemas, sus familias estarán en peligro.

La sospecha es que Hezbolá almacena en el aeropuerto misiles balísticos, proyectiles diversosy una sustancia altamente explosiva y tóxica, un polvo blanco llamado  RDX , entre otras cosas.

La fuente asegura que los envíos desde Irán se han incrementado desde el comienzo de la guerra en Gaza y que él y sus compañeros de trabajo tienen mucho miedo. "Si esto estalla o si Israel ataca el aeropuerto , esto sería un gran peligro para toda la gente que pasa por aquí. Si el aeropuerto es bombardeado, se terminó el Líbano", advirtió.

 

El ministro de Transporte libanés Ali Hamíe, miembro de Hezbolá, convocó a una rueda de prensa urgente en el aeropuerto “para mostrar que es todo una mentira”. Cabe recordar que hace unos años, cuando la sumamente potente explosión en el puerto de Beirut, se acusó a Hezbolá de haber almacenado allí sustancias peligrosas.

El trasfondo

Desde el 8 de octubre, cuando la organización chiita Hezbolá, brazo de Irán en Líbano, comenzó a atacar diariamente territorio del norte de Israel en “solidaridad” con Hamas en la Franja de Gaza, los disparos no han cesado. Y como es muy probable que finalmente esto conduzca a una situación de emergencia que constituya una ampliación de la guerra, es imperioso recordar en qué han consistido las provocaciones de Hezbolá.

Según datos publicados por el centro de investigación ALMA abocado al seguimiento de las amenazas en la arena norte de Israel, entre el 8 de octubre y 15 de junio , ha habido 2.133 ataques lanzados desde Líbano hacia Israel. Cabe destacar que esto no es la cantidad de cohetes sino de ataques, ya que en cada uno de los incidentes son lanzados múltiples proyectiles, a veces decenas.

De ellos, el 851, o sea el 47.4% del total, han estado dirigidos hacia blancos civiles, incluyendo numerosos con altísimo potencial de serios daños en zonas absolutamente civiles. Otros 945 estuvieron dirigidos hacia blancos considerados militares, o sea el 52.6% del total.

Las armas más comúnmente utilizadas son misiles anti tanques, seguidos de proyectiles de fuego de alta trayectoria, luego drones explosivos y finalmente fuego anti aéreo.

El mes de mayor intensidad fue mayo, el mes pasado, con un total de 320 ataques, cada uno con numerosos cohetes o drones. El diagrama adjunto muestra la secuencia.

Aclaraciones ineludibles

Hace pocos días, Hezbolá publicó un segundo video en el que aparecen imágenes de sitios estratégicos en Israel y un fragmento del reciente discurso de Nasrallah en el que advierte respecto a una “guerra sin reglas ni límites” de partes de la “resistencia”, palabra con la que suele referirse a su propia organización terrorista.

Su descaro y desfachatez son evidentes.

- Siempre usó el territorio libanés para atacar a Israel.

-Siempre puso en peligro la vida de ciudadanos libaneses para cumplir con la agenda de intereses foráneos, iraníes, en pro de la revolución islamista chiita.

-Siempre usó espacios civiles libaneses para guardar armas e instalar lanzacohetes que apunten a Israel.

-Ya en el 2018 fueron hallados túneles cavados por Hezbolá que cruzaban a Israel, cabe suponer que no para venir de visita. Y no hay duda que debe haber más.

- Es fuente de odio y belicismo, de corrupción y violencia, que además de lo que recibe de Irán, gana dinero con narcotráfico, lo cual arruina vidas enteras de mucha gente.

-El 8 de octubre, en "solidaridad" con los terroristas de Hamas comenzó a atacar diariamente territorio israelí. No cesa desde hace ya ocho meses y medio.

- Y ahora, al multiplicarse las advertencias israelíes sobre la necesidad de un operativo militar de envergadura contra Hezbolá en Líbano, que vaya más allá de las reacciones militares a los ataques de Hezbolá, pone el grito en el cielo y advierte que "si una guerra es impuesta a Líbano, la resistencia responderá sin reglas, sin límites".

 

Es oportuno analizar su semántica engañosa.

  -Ninguna guerra le sería "impuesta a Líbano". El único que impuso aquí una guerra es Hezbolá, al atacar a Israel. Hace 8 meses que Israel responde en forma limitada. ¿Cuántos países del mundo soportarían durante tanto tiempo que le ataques sus vecinos, que su población tenga que ser evacuada y fuera de sus casas durante más de 8 meses?  Ninguno.

 

- Y la guerra que posiblemente estalle, o mejor dicho la ampliación del enfrentamiento actual, detonado por los ataques de Hezbolá, no sería desde el punto de vista de Israel contra Libano formalmente sino contra Hezbolá. Pero claro que dado que Hezbolá ataca desde territorio libanés, al que usa para el terrorismo, territorio del que abusa, la respuesta israelí  llegaría a territorio libanés.

Pero no es un tema meramente técnico. Líbano es absolutamente responsable de la situación porque permite los ataques, no los frena.

 

Si Israel decide finalmente lanzar una respuesta mucho más contundente que hasta ahora contra Hezbolá, para alejarlo de la frontera con su territorio, serán destruidas numerosas infraestructuras libanesas. El mundo debe recordarlo : la responsabilidad será de Hezbolá que buscó esta situación, no de Israel.

Ana Jerozolimski
(23 Junio 2024 , 19:51)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.1162109 segundos (9976)
2024-07-12T15:44:46-03:00